Buscar mujeres cerca de mí

Vuélvete asiduo. En vez visitar docenas de bares y pubs diferentes, detente en el mismo lugar los mismos días para comenzar a comprender qué tipo de mujeres frecuentan el lugar. Si estás buscando una mujer joven divertida pero ves que el lugar está mayormente lleno de profesionales en sus 40, necesitas cambiar de sitio. Step 5. Asiste a la ... Hola y bienvenido a nuestro sitio de internet buscar-mujeres.com, en este sitio nosotros ofrecemos varias reseñas sobre los mejores sitios de citas de internet que existen específicamente con el propósito de ayudar a personas normales como tú y yo a buscar pareja en la web. Tenemos mujeres y fotos de mujeres en 50 paises alrededor del mundo. Estamos seguros que aquí con nosotros encontrarás mujeres maduras, mujeres hermosas, y mujeres lindas que más te podrían interesar. MejorAmor.com es más conocido por su selección de mujeres solteras y mujeres bonitas que son serias en su búsqueda de amor y pareja. Pagina Que Muestra Chicas Cerca de tu Casa. esalpedobloquearme. 1 jul. 2011. 473. Bueno estuve viendo esta web y me di cuenta que muestra chicas que son cercanas a la direccion de la IP de cada uno lo mas bueno es que es gratis se puede ver sin siquiera crear cuentas... Mujer busca hombre. Mujer busca hombre. Anuncios de mujer busca hombre para citas reales o encuentros con chicas solteras cerca de ti.Descubre contactos de mujeres que buscan marido. chatea gratis con mujeres que buscan hombres para relación seria y duradera. Habla y queda con chicas reales que buscan contactos reales con chicos particulares cerca de ti. Me interesa: Acerca de mí Me gusta salir a la playa y al cine, me gusta lugares con poca gente y mas privado, busco muchachos que vivan cerca de mi. Soy matece22 , una mujer buscando un hombre entre 50 y 66 años en Houston, Texas, Estados Unidos. Acerca de mí. Registrate Gratis y encuentra solteras en Houston. Chiquis 59 años - 1. Es una página de citas bastante conocida para buscar el amor de tu vida y buscar a otras personas solteras que vivan cerca de ti, ya sea en tu ciudad o incluso a la vuelta de la esquina. Comenzó a funcionar como parte de Facebook en 2007, y poco a poco se hizo cada vez más popular como página para encontrar pareja. Mujeres buscando contactos amor y amistad. Ayuda Buscar Acceso Crear cuenta estoy cerca BUSCAR MUJERES, Amor , Amistad, CONOCER MUJERES ... Hola, soy una chica sencilla y seria de 28 años que bu (...) Me gusta visitar sitios, me gusta la playa y me encanta ir a ver películas. Buscar y conocer mujeres solteras mayores de 50 años en Córdoba que buscan una relación estable de pareja, tener una cita para conocerse mejor o simplemente una amistad. Te mostramos a continuación un listado de mujeres solteras, separadas o divorciadas para que puedas conocerlas y te recordamos que conocer mujeres mayores de 50 años en ... Te decimos las mujeres, hombres, escorts y putas que están cerca de ti en este instante. Encuentra tu escort o puta. US. ... 'Primera web en la que puedes buscar cerca de ti. No tengo mucho tiempo en la hora del almuerzo y necesitaba buscar putas y escorts cerca de mi.' Javier H.

Duelo.

2020.08.04 23:57 Rodribzn Duelo.

Hola,posteo esto solamente porque estoy en un momento difícil y necesito que alguien lea una pequeña porción de como la estoy pasando. Te agradezco tu tiempo,de verdad. Pido disculpas si tengo errores,no tengo ánimos ni energía para corregirlos.
1/8/2020. 22:48. (segunda noche desde el suceso, escuchando una hora de Taiko – Leaves) Hola Camila. Como estas? Espero que... no lo sé, no sé si pensar en mi amor por vos y tratar de imaginar, aunque me duele tanto que estas bien sin mí, o que quizás la estas pasando tan mal como yo y que eso es un motivo práctico y suficiente para que quieras escribirme y calmarme el alma. Me siento tan desequilibrado y prepotente. Inestable, intentando mantener rígido mi corazón y no sufrir, mantener ocupada mi cabeza porque no puedo calmar mi cuerpo, no siento fuerzas suficientes para hacer actividades y mantenerme a flote. No puedo y no quiero. Te estarás preguntando porqué te mandé esto. Este texto es una forma que se me ocurrió de aliviar mi latir estremecedor,mi idea es simplemente escribir lo que siento,como lo estoy sintiendo,que pienso,y finalmente cuando no sienta esperanzas de que vas a regresar o no aguante mas y quiera que leas algo mío,voy a enviarte este correo. Quizá sea muy largo,quizá sea solo de varias páginas,no lo se. Solo se que estoy tratando de no quebrar. Mantenerme fuerte cuando soy conciente que me es imposible tratándose de tu persona. Sos indudablemente algo muy importante y consistente en mí. Sos mis sueños actuales y sos mi sostén emocional que lamentablemente se ha quebrado. Mi amor sólido que ha crecido en cada experiencia o acontecimiento sucedido a tu lado. Sos mis sueños y no estaba preparado de una mañana al abrazarte y al ocaso perderte,es mentalmente imposible. La irrealidad del tormento de sentimientos que sostengo en mi pecho me mantiene confundido y atónito. La experiencia de haber guardado mis cosas e irme,el transcurso de segundos al bajar el ascensor,abrir la puerta y ver alejarse el edificio ha sido una de las cosas más difíciles que me ha tocado vivir,sostenido a la idea que nunca mas podre colocar mis manos en tu tersa piel y asumir que a la mañana siguiente me mirarás con el rostro de recién despierta,el ideal desvanecido de que Camilo y Marga jamas existiran,el sueño de que vos seas el martillo que arremeta a un futuro fuerte y sostenido en nuestras manos. No mas atardeceres en el puente, no mas rostros raros,no mas lenguajes unicos, no mas dinosaurios, no mas risas en conjunto, no mas temores a la falta de luz ,no mas perfume de vainilla en una piel recubierta de lunares, no mas palomas,churros,amorios,peleas estupidas y reencuentros,no mas deseos carnales exorbitantes ni explosiones de amor al observar actitudes dulces rebosantes de ternura. No más caricias,ni observarte en cada momento al asumir que no existe tal belleza salvo en vos. Conjuntos de palabras dolorosas e inexplicables que ahora mismo caen con mis lagrimas y son observadas aparecen mientras mis ojos arden de dolor. Mi mente se agudiza en un sentido negativo, intentando asumir que es irreparable,que he perdido toda posibilidad de sostener tu mano y buscar productos en una tienda de orientales por ahorro y por placer. No mas lomitos celestiales y dolorosos tras el amanecer,ni más calma de mi irritabilidad estomacal al estar cerca de tu presencia. Fuiste una persona extraordinaria,fuiste la causa de mis sueños alimentados de un amor color atardecer,mi color favorito rebozando de vos. Sos palabras inventadas que se sellan con tu partida,sos esas palabras que temo no querer mencionar por miedo a detonar cascadas de agua incontrolable. Sos la tensión en mis piernas y el dolor en mis mejillas, y el revoloteo de emociones que quiebran mi mente mientras se escribe este texto digital. Sos el significado de cosas que descubro cada segundo que me mantengo alejado de vos,y sos grietas que sucumben y abren a una velocidad que no puedo retener. Sos lo unico que no puedo tener. Sos todo,y en constancia del presente,sos nada. Mis manos ya no tiemblan al convenir con mis ojos y liberar mi dolor en forma de gotas. Quiero sostenerte en mis brazos y que sientas la temperatura de mi cuerpo como eleva ante la necesidad de proporcionarte calor y amor. Quiero que veas en mi alma tras mis ojos lo arrepentido que estoy. Quiero que tras mi sufrimiento descubras que mi amor es real,permanente y sustentable. Y quiero que sepas todo. Que sientas que en este tiempo lejos con este texto descubras como he estado,porque en este momento necesito que lo hagas,ya que la Camila que preciso no me dejaría sufrir en un entorno rodeado de angustia. Estoy vestido con un suéter morado que uso cuando no deseo usar nada,y aunque golpee contra toda razón,uso medias para luchar contra el frio y evitar una temblorosa caída de temperatura,que se fusionaría con mi dolor, aumentando mi malestar y entrar en una crisis que solo se detendría cuando mis lagrimales queden secos y no pueda llorarte. Sos una perdida que tengo en rojo vivo marcada en mi interior,y actualmente sos una esperanza débil y latente,que sucumbe por todo lo que se,y por todo lo que creo conocer. No tengo miedo en este momento,porque tal sentimiento de luz me mantiene a flote imaginando que si recibiré un texto diciendo que te has equivocado de eleccion y que vamos a mejorar,que si me precisas en tu vida en una manera no dependiente y me elegis porque si soy yo,que te disculpes de haberme tratado como si no tuviera corazón y que me des una explicación que ingrese a mi mente y sea justa al razonar que me has dejado con 5 mensajes fríos y liberarme a una deriva de decaimiento al perderte tan heladamente,rompiéndome tras el cristal de los vasos que se han resbalado de tus manos. No quiero ser un vaso,no quiero ser algo frágil y con poca esperanza de vida,quiero ser un collar de oro y rubi que desees mantener en tu cuello con orgullo,cerca de tu corazón,pero no puedo. No puedo rogar,no puedo sostener una idea que debo de recuperarte ya que tras tu decisión has sido muy directa que no imaginas mi rostro frente al tuyo cuando nuestras arrugas se agrienten y tornen muy diferentes a este tiempo nuestros rostros. Quiero que mis manos tiemblen,por el paso del tiempo, a tu lado. Ancianos divertidos que han sido compañeros y han aceptado sus errores pero han elegido su compañía ya que su amor invade montañas y derrite glaciares. Siendo honesto hacia vos me quiebra la idea que haya sido un trapo despojable al decidir que ya no debes mantenerme cerca tuyo. Y lo comprendo,de verdad que si,pero eso no frena que mi corazón haya entendido que no te tiene,y que entre en un estado de alerta por falta del carbon que lo mantenía vivo. Sos belleza y luz,suministrada atráves de lunares,sonrisas y ojos café. Sos actualmente una mujer con pelo castaño que sostiene mi corazón. Y sos lo que mis ojos vieron en una multitud de gente decidiendo que eras la indicada. Sos el motivo de tanta lucha y sufrimiento con alto grado de insistencia para permanecer. Y deseo mantenerme a tu lado pero tengo que entender que no,que eso se ha desvanecido y no tengo opción ni opinión. Y me carcome mis pies el no correr hacia vos,el no intentar mas,pero es que he intentado tanto y lo sabes,que mi sufrimiento me frena y suplica que hagas un paso que me de fuerza y pueda continuar a tu lado evitándome sufrimiento innecesario. Y comprendo que me superaras si es que no lo has hecho aún. No se cuando aguantara mi esperanza,ni cuanto tiempo voy a tardar en quebrarme de nuevo. No comprendo como superarte o como iniciar un proceso de duelo que no sea esto,ya has leído que no estaba preparado para esto. No puedo razonar una manera lógica de proseguir, no puedo imaginar un mundo sin vos a mi lado. Quizá por ahora,quizá por 3 meses,2 años , una década, o quizá toda mi vida. Es un miedo permanente que me seguirá hasta que mi corazón decida que se ha curado,o que ha abandonado toda esperanza y decida volver a amar o cerrarse para siempre. Tengo miedo,de todas las opciones,no quiero volver a amar porque creo prácticamente imposible que tal hecho suceda,no creo que algo me de mas calor que vos. No creo que encuentre algo que mi mente piense que es mas bello que tu rostro nervioso al salir de la ducha mientras me repite que no la observe,sin asimilar que lo que mis ojos observan es lo mas bello que he mirado en mi vida. Te has adentrado tanto dentro de mi que mi cabeza piensa que es nula la idea de olvidarte y sucumbe ante el momento de temblar y llorar,sin saber que hacer,pensando que lo único que puede hacer es que mi cuerpo se sienta y sufra tu perdida sin descanso,con el descaro de que mis piernas se acalambren sin moverse,y se mantengan en un suelo helado el tiempo necesario hasta que una magia me haga levantarme. Y lamentablemente la única magia concurrente que se puede imaginar es vos. Hablandome,diciéndome todo lo que necesito leer. No es pragmático adecuarme en silencio a la espera,y veo horripilante el ideal de olvidarte. Veo bochornoso el olvidar a quien amo. Y desagradable el dejarme destruir sin hacer nada por mi. Estoy en una encrucijada entre tantas cosas por luchar en el bien común por ganar tus sentimientos y la lucha vital por mi bienestar mental y físico al superarte y movilizarme a un futuro horrible en el que no estarás. No puedo pensar. No puedo imaginar. Es muy pronto y demasiado temprano. Es otro día pues el reloj ya marca 00:01. Otro día,sin mirarte dormir. U oler tus aromas en el día atraves de tu cuello y las marcas que no me he podido controlar de hacer. Me siento susceptible y a la vez muerto en mi mirada. No quiero mirar. No quiero ver luz ni tampoco oscuridad. Deseo no sentir nada,correr a un lugar en el que no exista nada,por ende no encuentre sentimientos. Este es el día uno de esto y ya siento tantas ganas de mandarte esto y que de alguna forma cambie tu mente,y me pidas una vez mas que vaya hacia vos y me mantenga firme en tus labios mientras intercambiamos caricias con miradas. Pero no,debo de aguantar y de sostenerme. Debo respetarte y mantenerme alejado aunque sea todo lo contrario. Siento la necesidad de seguir escribiendo pues es la forma que siento que me estas escuchando,siento las ganas de correr y decirte todo esto en persona mientras enfoco mi vista en lo que he perdido. Estoy gris,nublado,sin filtros y decaido. Es atemorizante como la falta de amor puede desequilibar a un hombre enamorado. Ya ha pasado 55 minutos,el tema esta por finalizar. Y es hora de dejar esto para apoyar mi rostro en mis rodillas y llorarte. Estoy sufriendo,y es por vos. Pero es mi culpa y debo de arremeter a esa verdad. Te amo. Te necesito. Y deseo sostener todo de vos. Hasta la próxima carta. Hasta la próxima pagina. O hasta siempre,amor mio. 2/8/2020 00:09.
submitted by Rodribzn to espanol [link] [comments]


2020.08.03 21:07 FormerAlex Historias de Hospitales #4 La Mara Hora

Esta es la peor historia que me ha tocado narrar, me llego a mí a través de un correo anónimo a mi Email del trabajo. Dudé si escribir sobre esto o no pues no sabía las repercusiones que podría tener, llegue a la decisión de hacerlo más por temor que por las ganas de. Sin embargo ustedes serán los jueces, les dejo a continuación una transcripción textual de lo que llego a mí de forma anónima y que sé que tanto como a mí, les será difícil de entender y leer algo tan horroroso y perturbador.
La Mala Hora.
Entiendo que estás haciendo esta labor de recopilar historias y lamento que no pueda contártela en persona, ni siquiera por un medio más convencional, cree este correo específicamente para platicarte mi historia, pero sé que una vez que lo leas, entenderás por qué lo hice de esta forma, sin embargo para que mi historia sea entendida debo retroceder hasta donde creo yo comenzó y si me permites el espacio lo hare, puedes recortar partes para que se adapte lo mejor que quieras a tu espacio de escritura pero te pido que mantengas las partes importantes.
Mi historia comienza con mis recuerdos, hace más de treinta años, llegamos a un pequeño pueblo cerca de Hermosillo llamado Miguel Alemán, solamente mi madre y yo procedentes de Chilpancingo Guerrero, No sé qué paso exactamente solo recuerdo que al tiempo ya estábamos instalados en una pequeña casa, a los días mi Abuela llego y se quedó con nosotros. Mi madre nunca me dijo que había pasado con mi padre, pero ella lloraba muy seguido y gritaba a mi abuela, ellas siempre peleaban cuando era un niño, mi padre no era una figura tan cercana a mi yo no lo extrañaba y no preguntaba por el en esos momentos. Comenzamos a adaptarnos, al principio recuerdo que mi madre batallaba demasiado para que tuviéramos comida, algunas veces miraba como solamente yo comía y ella me observaba diciendo que lo haría más tarde, mi abuela nunca se acercaba a la mesa no recuerdo haberla visto comer. Poco a poco mi Madre comenzó a hacerse de un nombre, porque miraba como gente llegaba a nuestra casa preguntando por ella, con el tiempo comprendí que era lo que llaman una “Santera” mi madre hacia curaciones, bendiciones o maldiciones si eran solicitadas. La apodaremos “La Dama Blanca” debido a su característica forma de vestir y el proteger su identidad, conforme la voz se corrió de su labor más y más gente comenzó a buscarla, yo notaba como nuestras vidas fueron cambiando poco a poco hasta no solamente tener comida suficiente si no algunos lujos, televisión, incluso me compraba juguetes con los que en otra época solo habría soñado. A la edad de 8 comencé a experimentar cosas extrañas, un recuerdo en particular que tengo fue en mis días de escuela, cursando los grados primarios de educación decidí escaparme de clase pues había peleado con un compañero quien me amenazo con golpearme al finalizar las clases, me fui recuerdo que camine por un terreno baldío ya que mi escuela se encontraba a las afueras del pueblo. De pronto note como la luz del sol se opacó, una sombra me cubrió al voltear hacia arriba mire una gran ave, venia directamente hacia mí, no pude calcular su tamaño pues venia directo de donde estaba la luz de sol pero pude notar algo, un par de ojos grandes tan vacíos y oscuros que me llenaron de terror, por instinto simplemente me hice arrodille y cubrí mi cabeza con mis manos, escuche un terrible graznido y mire como el ave se alejó, yo corrí a casa. Al llegar agitado mi abuela me dio un vaso de agua, ella nunca hablaba conmigo, en ese entonces yo pensaba que era muda o algo así, simplemente se sentó a un lado y con su mano me calmo tocando mi espalda. Mi madre entro unos minutos después, yo estaba más calmado y le conté lo que había pasado, ella me reprendió, me dijo que era un tonto por andar por esos lugares solo, que era peligroso pero no paso de ahí. Sin embargo tuve algunos encuentros más con esa misteriosa ave que no quise comentarle a mi madre por temor a que supiera que hacia cosas malas, comprendí el patrón, cada vez que hacia algo indebido, esa Ave aparecía y me asustaba. Habría pensado que era solo cosa de mi imaginación, pero un día estaba con algunos amigos que había logrado hacer jugando a las afueras del pueblo cuando de pronto el ave comenzó a perseguirnos, todos nos asustamos pero yo no les dije de mi historia con ella. La “Dama Blanca” ya era la santera más representante del pueblo durante mi adolescencia, la veía entrar a casa apurada a comer para después regresar pues tenía gente y más gente esperando, mi abuela en cambio nunca salía de casa y a diferencia de mi madre, ella siempre vestía de negro, mi madre decía que nunca había dejado el Luto tras perder a mi abuelo, aunque raramente hablaba de ellos, yo sabía que mi abuelo era un agricultor que murió de un infarto trabajando, me dijo que mi abuela había cambiado mucho desde entonces, que casi no hablaba, pero yo la había escuchado hablar muy bajo, casi en susurros con mi madre. Seguramente en este punto te estas preguntando que tiene que ver todo esto con tus relatos de Hospital y tienes razón, no tiene sentido, pero déjame avanzar y entenderás, lo hare más de prisa. A mis quince años ya era un poco más maduro y aunque cuando creces con algo cotidiano deja de ser extraño para mi ciertas cosas seguían siendo completamente raras, comencé a cuestionarme cosas como, donde está mi padre, porque no vino o en todos estos años no hemos recibido una carta o una llamada de él, no ha hecho el intento para contactarse conmigo. Un día en mi cumpleaños dieciséis, mi madre me hizo un pastel, nunca me visitaron mis amigos a mi casa pues mi madre me tenía prohibidas las visitas, aun así mis amigos tenían miedo de ir, por lo tanto por ningún lado era posible, así que mis cumpleaños eran solo nosotros tres, un pastel, quizás un regalo. Esa noche tome la decisión de intentar conseguir algo de información sobre mi pasado y sobre porque estábamos en ese lugar. -Mama – le dije, ella vestía de blanco como siempre. -¿Que pasa hijo? – nunca me llamaba por mi nombre, yo sabía que tenía el mismo nombre que mi padre. -¿Que paso con mi padre? – Note en su rostro la preocupación de tener que explicar cosas, quizás sabía que la conversación algún día tendría lugar, solo no esperaba que fuera en ese momento. -Comamos – Me sugirió – Después hablaremos de eso. Era la misma evasión que había recibido algunas veces antes, pero esta vez no estaba dispuesto a dejar ir la oportunidad. -No – le conteste – Quiero que me lo digas, ya estoy lo suficientemente grande para comprender que paso con mi madre, ¿te engaño?, ¿te dejo por otra mujer?, ¿lo hiciste tu o que paso?
Ella se mantuvo en silencio, durante algunos segundos pero yo no estaba dispuesto a quedarme en silencio y sin una respuesta. -¿Que paso? – le dije de nuevo
-Tu padre está muerto – la voz de mi abuela rompió el silencio, había olvidado por completo su presencia, estaba sentada a un costado de la mesa como de costumbre, era la primera vez que me hablaba directamente, me estaba mirando fijamente con sus ojos negros profundos, que sentí haber conocido anteriormente.
-¡Que! – Exclame yo, mirando a mi madre nuevamente – ¿Es eso verdad?
-Lo es – contesto mi madre, después de algunos segundos de estar en silencio – Tu padre murió, fue por eso que decidimos venirnos de allá. -¿Qué le paso? – estaba desesperado por respuestas y no dejaría ir la oportunidad. -Nadie lo sabe – contesto mi madre, simplemente lo encontraron muerto una mañana, solo sé que alguien lo asesino, pero no supe quién o porque, simplemente tuve miedo por nosotros y decidí venirme a este lugar. -¿huiste así nomás sin averiguar? – pregunte un poco molesto Mi madre dejo su plato en la mesa, se levantó y se fue, me quede solo con mi abuela quien había vuelto a su silencio cotidiano. -Supongo que tú tampoco me contaras – le dije dirigiéndome a ella no hubo respuesta.
No volví a tocar el tema, me fui del pueblo antes de cumplir dieciocho para entrar a estudiar, omitiré la carrera sin embargo supongo que sabes que es algo relacionado a la salud, si no fuera de esa forma, no recibirías este correo. Durante ese tiempo me aleje de mi madre y de sus costumbres, sin embargo sentía que esa ave aun me seguía, quizás era simplemente mi paranoia. Comencé a frecuentar lugares para divertirme, a salir con chicas, tuve un par de noviazgos y mi vida comenzaba a ir en una dirección lo más alejado de mi vida anterior. Conseguí trabajo en el hospital, comencé a ganar mi propio dinero. Mi madre me llamaba por teléfono varias veces a la semana, poco a poco deje de frecuentar el pueblo hasta que me había convertido por completo en un hombre de ciudad. Un día mi madre me llamo y me dijo que era necesario que fuera al pueblo, le pregunte qué tan necesario y ella me dijo que era urgente, al llegar la encontré postrada, en cama, mi abuela sentada a su lado. No sabía que estaba enferma, de haberme dicho yo podía haberle ayudado.
-¿Qué pasa, porque no me dijiste? – le pregunte y ella me dijo que de igual manera no hubiera podido hacer nada. - Hay algo que debes saber – me dijo, yo no sabía si era su lecho de muerte, aun así la escuche con atención.
-¿Nos das un minuto? – le dijo a mi abuela quien se levantó de inmediato y se fue. -Hijo – me dijo ella, postrada en la cama – Hay algo que debí contarte desde hace mucho tiempo pero nunca tuve el valor de hacerlo. -cuéntame – le sujete de su mano, quizás eso lo haría más fácil. Respiraba con dificultad, era obvio que estaba muy enferma y yo le ayudaría pero quería escuchar primeramente todo lo que tenía que decir. -Es sobre tu padre – me dijo, y yo sabía que así era – tu padre y yo éramos muy conocidos en Chilpancingo, él era un curandero como yo, teníamos mucha gente que confiaba en nosotros, muchos conocidos poderosos y mucho dinero por eso. – seguía respirando con dificultad – pero como todo comienza, también termina. Pronto había llegado más gente, con poderes más impresionantes que los nuestros más efectivos, para bien y para mal. Nos convertimos en los anticuados, en los rezagados. Yo escuchaba atentamente, mi madre nunca me había contado de su historia antes de llegar al pueblo. -Tu padre no pudo con eso – continuo – Yo en cierta forma lo entendí, comencé a buscar más cosas, limpie casas, fui a las huertas de sembradío, pero tu padre no pudo. Él estaba obsesionado con recuperar su puesto como el “más poderoso” que lo llevo a tomar decisiones que terminaran afectándonos para siempre. Entre tantas cosas que intento llego a un ritual muy peligroso y prohibido en todas las enseñanzas de esta… arte, sin embargo su sed de poder lo cegó, el realizo un ritual Llamado La Mala Hora. Se invoca a un ser muy poderoso, que puede hacer cualquier cosa que le pidas siempre y cuando el pago sea de su agrado, la mala hora es una entidad maligna, con una sed insaciable y mucha gente evita si quiera hablar de ello, por lo que conlleva el ritual y lo que debes de esta preparado para perder. Tu padre sin preguntarme si queira lo hizo, invoco a La Mala Hora, con la sangre de… - Hizo una pausa larga – De tu abuela. -Que- Dije yo completamente aturdido – Hablas de mi otra abuela. Yo recordé que tampoco tenía información sobre mi otra abuela, mama me dijo que habia muerto cuando yo era muy pequeño. -No – Me dijo tajantemente, tu abuela. Estaba completamente confundido, no sabía que era lo que intentaba decirme o si acabo estaba entendiendo un poco. -Mira – me dijo calmándose un poco – Para invocar a la Mala Hora se requiere un sacrificio de familia, tu padre por eso no me lo comento porque sabía que yo me negaría. Tu padre solamente tenía tres familiares, Tu abuela, tú y yo. Él sabía que si quería hacer el ritual y obtener el poder de La Mala Hora debía de sacrificar a alguno de los tres, el decidió por tu abuela pues pensó que había vivido lo suficiente y no se imaginaba la vida sin ti o sin mí. Lo único que sé, es que un día se fueron y solo regreso él. Desde entonces tu abuela no regreso y yo tenía mucho miedo de hacer preguntas, también note como los demás Santeros del pueblo comenzaron a irse, algunos les ocurrían accidentes, otros simplemente estaban asustados como para quedarse en ese lugar más tiempo. Al poco tiempo solo nosotros quedábamos como los únicos santeros, todo regreso a lo que era antes, prosperidad, dinero, felicidad, al menos para mí. estaba comprendiendo un poco mejor a lo que iba, ahora entendía que mi padre había asesinado a mi abuela por tener más poder, pero tenía muchas dudas más.
-La felicidad era solo mía – continuo – Tu padre se volvió un ser vacío, distante, paranoico, siempre tenía miedo, siempre miraba por la ventana, una noche se sinceró conmigo, me dijo lo que había hecho. La lleve al monte, me dijo, le saque toda la sangre que pude, de esa forma lo pidió La Mala Hora. Yo me puse histérica, había escuchado historias sobre ese ente de gente que me había entrenado en muchas disciplinas. Y lo confronte, La Mala Hora! Le grite y el me pidió que me callara porque nos escucharía. Ahora mi cabeza daba vueltas, mi padre era un asesino, mi madre lo supo todo el tiempo y mi abuela había sido asesinada. -Yo sabía lo que conlleva el invocar la Mala Hora – me dijo casi a borde de llanto – No es un pacto que puedas romper, no es algo de lo que puedas escapar, La Mala Hora seguirá contigo siempre y cuando mueras, ella no se ira, se ira a tu familia. -¿A nosotros? – Pregunte -A nosotros – Contesto ella llorando ahora. Yo me quede pensando y creo que ahora entendía algo. -La Abuela – le dije y ella asintió con la cabeza. En ese momento la abuela entro a la habitación y en la puerta simplemente se dirigió a mí. -Tu madre morirá ahora – me dijo – y tú eres la única familia que queda de la persona del pacto. -Hijo – Mi madre interrumpió – Hay algo que debes saber, ella te protegerá siempre y cuando tú le des lo que ella desea. Yo estaba atónito, miraba a mi madre, miraba a ¿Mi Abuela? Como debía llamarle ahora ¿Demonio? ¿Ente? ¿Mala Hora?. -Entonces no era un pájaro normal – dije recuperando esos recuerdos casi perdidos – Eras tú. -Ella te protegía porque yo se lo pedía – Contesto mi madre – Era parte de nuestro pacto. -¿Y tú que le dabas a cambio? – le cuestione.
-Alguna gente venía a consulta para mejorar de su mal, de vez en cuando, era ella quien atendía a través de mi cuerpo, supongo que imaginas que esa gente no mejoraba. -Morían – continúe la oración -Un precio – Dijo el ser que tenía la apariencia de mi abuela – un precio que debes pagar ahora tú. -¿Y qué pasa si no lo hago? – le dije en tono retador – Eh, ¿si no lo hago qué?
Mi madre se agito, su respiración era cada vez más rápida y más insuficiente. -No la hagas enojar - me lo pidió apenas con fuerzas – por favor hijo. -¿Qué pasa si no lo haces? – me dijo la anciana – Bueno, supongo que puedes preguntárselo a tu padre. – Rio de una forma horrible y yo comencé a extrañar a la vieja que no decía una sola palabra.
-Escúchame – mi madre se dirigió a mí - Escúchame bien, debes hacer lo que ella te dice, lo sé, lo siento pero yo tampoco tuve elección, tu padre hizo un pacto con ella y ella es una maldición generacional, la única forma de que se vaya es que alguien la invoque con voluntad propia y no engañado u obligado. Es mejor que aprendas a convivir con ella.
La anciana se acercó a mi madre se puso del otro lado de la cama, yo la miraba fijamente y esos ojos negros que había visto aquel día cuando el ave se acercaba a mí me miraron fijamente y dibujaron una sonrisa macabra en su boca.
-Es hora, es tu mala hora – le dijo a mi madre – ¿algunas últimas palabras? -Mi madre me miro, fijamente, tomo de mi brazo, y lo apretó con fuerzas. -Lo siento – me dijo y siguió llorando. La anciana coloco la mano en su frente y mire como mi madre dio un grito de horror, mientras sus ojos se volvían blandos. -¡No! – Grito – ¡Me quema! Ayuda! Su respiración se apagó, su cuerpo quedo inerte, acomode su brazo a su costado, cerré sus ojos que aun reflejaban el terror de sus últimos segundos de vida. -No tengo opción – dije sin voltear a ver a la anciana -Ninguna – me contesto una voz horrible y gutural al instante voltee mi rostro para ver al más horrible ser que había visto en mi vida, un ser alto, que casi llegaba al techo, con ojos negros vacíos, la piel negra con escamas y un aspecto horrible como babeante. Me quede inmóvil ante tal escena digna de la peor película de terror, quería correr pero el cuerpo de mi madre estaba ahí y temía por él. -Has reaccionado mejor que tu madre a mi verdadera forma – dijo riendo horriblemente – ella salió corriendo, ella decidió que tomara la forma de tu abuela para recordar por siempre el horrible acto que había hecho tu padre, pero dime, ahora estoy ligado a ti, de qué forma prefieres que te acompañe. Yo me imagine en mi casa a mi abuela, estaba seguro que no quería esa escena, mire a mi madre recostada sobre la cama y pensé en su rostro acompañándome por siempre, pero sabía que lo vacío de sus ojos me haría cambiar el recuerdo que tengo de ella. -Quiero que te quedes en tu forma original – le dije y el soltó una horrible carcajada.
La razón por la que sigo vivo, es porque el pide de vez en cuando tomar control de mi cuerpo, muchas veces él es quien atiende a los pacientes y como lo has de imaginar, nadie mejora, el elige quien, siempre anda conmigo, me habla de vez en cuando, ahorita está a un lado de mi en la esquina de esta habitación simplemente observándome, está ahí cuando voy a cenar, cuando platico con más gente, cuando salgo con una chica, él siempre está ahí. Seguramente sin darte cuenta ha pasado junto a ti por los pasillos del hospital, pero me alegro que no puedas verlo, jamás olvidarías lo profundo y vacío de esos ojos. No sé cuánto tiempo me permitirá vivir, lo único que sé, es que no le daré a nadie más para atormentar, prefiero irme solo al infierno o no llevar una esposa, un hijo conmigo como lo hizo el monstruo de mi padre, no sé cómo funciona este enlace, no se si saber que existe te hace ahora participe, quizá te di la maldición y sin intentarlo, si fue de esa forma, lo siento.
Cuando me llego esta carta y la leí tuve miedo, y si la maldición es real y si ahora soy participe, si la Mala Hora supo cuando la recibí y con el conocimiento llega la maldición. Eso me aterra y ahora también tú conoces la historia, al igual que como lo dijo la persona anónima que me escribió lo digo también yo… Lo siento.

https://preview.redd.it/dj7r40nz5ue51.jpg?width=275&format=pjpg&auto=webp&s=b9dbdc8f8611e32e4d5c50b63e49d72270524dd9
submitted by FormerAlex to HistoriasdeTerror [link] [comments]


2020.07.24 11:34 Perrapicha Las veces que me apuntaron con un arma

Son dos historias pero son el mismo miedo.
En el colegio reformativo había un chico que media casi dos metros y le decían "El Chaki" uno lo veía y sentía que lo iban a robar, el era barbero, vendía drogas y había apuñalado a varias personas, incluso se decía que había matado a un man.
El chaki tuvo problemas de falda con un tipo de la zona rural del pueblo, esas personas normalmente son tipos que se dedican a negocios ilícitos y son peligrosos, le enviaron un tipo a meterle un tiro en la barbería, el tipo le apuntó pero el padrastro forcejeó con el tipo de arma y le dieron un tiro en el pie, chaki agarro a varillasos al tipo (con una varilla de hierro de media pulgada) hasta doblarla, el tipo era el primo de quién dió la orden, y a chaki lo empezaron a amenazar.
Chaki siempre debía salir a diferentes horas del colegio, ya que casi siempre que salíamos aparecian tipos que parecían sacados de un cartel, siempre nos preguntaban por el, incluso nos ofrecían plata para decir donde andaba, pero siempre decíamos que no había vuelto al colegio o que se fue más temprano. Creíamos que eran simples amenazas que con el tiempo se pasarían.
Pasó el tiempo y casi nunca nos encontrábamos a esos tipos, chaki salía con nosotros con normalidad, casi siempre que salíamos del colegio íbamos al frente a comprar cigarrillos y gaseosa, ese día estábamos fumando y compartiendo una gaseosa entre todos y chaki estaba con nosotros, recuerdo que dijo que nos iba a invitar de a gaseosa y a una empanada para casa uno cuando acabaríamos de fumar, en esas se escucha.
Gritos en la esquina de arriba: Ahí está Chaki, ese es
Y vemos a tres tipos al lado de una moto con una pistola hechiza.
Las armas hechizas son armas caseras hechas con tubos metálicos, que se martillan con resorte, son de un solo tiro, cargarlas es un proceso largo y usan balas de cualquier calibre, su presicion es nula, ya que es casi lo mismo que agarrar una bala con un alicate y ponerle un encendedor en el casquillo, da igual que sea casi imposible que a 25 metros me den con esa arma, pero ver qué a uno le apuntan con eso y saber que si se da la casualidad de que me dé en la cabeza estoy básicamente muerto, da mucho pero mucho miedo.
Yo estaba frío viendo al tipo apuntar, me temblaban las piernas, y siento el ruido del disparo, que sentí mi corazón pararse, vemos que la bala da en una pared de concreto arriba nuestro, y yo sigo paralizado hasta que siento un jalón y un grito que me dice "CORRA".
Empezamos a correr tan rápido como podíamos, sabíamos que si dejábamos de correr corríamos demasiado peligro, yo solo escuchaba mi corazón latir demasiado fuerte y mi respiración agitada, Guzmi lloraba mientras corría, yo no podía pensar en nada, solo en correr. Ellos nos venían persiguiendo en la moto, por lo que corríamos en contravía siempre, corrimos hacia el monte y bajamos por el monte corriendo hacia el río, si nos caíamos no importan, nos levantabamos y seguíamos, sin mirar atrás. Antes de llegar al río hay una carretera sin pavimentar, llegamos allí y corrimos por la carretera hasta encontrar un potrero, entramos allí y nos hicimos en un lugar más oculto.
Al llegar al potrero y descansar un segundo sentí el cansancio, las piernas ya no me soportaban, habíamos corrido más de media hora sin parar, me senté el pasto y sentí el dolor en los brazos y rodillas de las caídas al bajar por el monte, me recosté y aunque me sentía demasiado feliz de seguir vivo, el miedo no se iba, de un momento a otro mi estado cambió y mi cuerpo empezó a llorar, lloraba sin parar y casi todos mis compañeros lo hacían, los tipos más duros que había visto, que no lloraban ni con una puñalada encima ahí estaban llorando, yo tampoco solía llorar, a día de hoy casi nunca lloro, pero ese día no podía parar, nos tranquilizamos después de un rato, y nos quedamos en ese pasta tirados hasta que empezó a bajar el sol, no teníamos fuerzas para levantarnos, nos fumamos los cigarrillos que teníamos ahí recostados en el pasto, y luego caminamos casi 2 horas hasta nuestras casas, dejando a cada uno en su casa.
Chaki se tuvo que perder, se fue a Medellín.
La segunda historia sucedió mientras estaba en la universidad, yo era muy mujeriego y me gustaba mucho la fiesta y beber, justo es la historia de como cambié mi vida.
Había una chica preciosa que le decían Scalzo, era una rubia, alta blanca, y con una cara hermosa, a mí siempre me ha resultado fácil ligar, no soy hermoso, solo soy alto y tengo ojos verdes, tal vez eso ayuda. Scalzo tenía novio, el man si era hijo de un narquillo, tenía mucho dinero, pero el tipo se veía muy de calle, no lo era pero le gustaba aparentarlo. Yo empecé a tirarle los perros a Scalzo porque veía clase de cálculo vectorial con ella, y me pidió que le diera monitorias, yo le empecé a dar clases y empezamos a hablar mucho por Whatsapp, entonces yo ya le dije que me gustaba, que como era para que el novio no sé diera cuenta, y ella me dijo que yo también le gustaba, que no iba a dejar al novio pero que ahí mirábamos como era.
Al principio las clases yo se las daba en la biblioteca de la U, y ella me dijo que se las diera en la casa, entonces obviamente yo no iba a ir a una casa sola a dar clases, pero si el novio veía el WhatsApp creía que le estaba dando de clases, el visaje es que con esas cosas uno empieza a buscar más riesgo, entonces ya no culeabamos en la casa si no en los baños de la U, íbamos en la moto a moteles, salía conmigo de la universidad en la moto, entonces la gente empieza a armar los chismes.
Un día, el tipo me paró en la universidad y me dijo
Tipo: Yo a vos no te quiero volver a ver cerquita de mi novia.
Yo: Relajáte parce que no más somos compañeros.
Tipo: No me importa lo que sean, te abrís de ahí.
Yo: Bueno pues, todo bien.
Obviamente no me iba a abrir de ahí, simplemente le bajamos a mostrarnos tanto en público.
Un día Scalzo me manda un mensaje como a las 11:30 a decirme que estaba en una fiesta donde una amiga, que fuera y que nos podíamos quedar a dormir allá, yo le dije que en un rato iba, llegué a la fiesta que era en las casas de los ricos de por aquí, que son en la salida de la ciudad, son conjuntos con piscina y la fiesta era en el salón comunal, había piscina y estaba buena la fiesta, estaba tomando ron y bailando con Scalzo, cuando en esas llega la camioneta de el novio de ella, alguien de la fiesta había sapeado que yo estaba con ella, el tipo este se baja con dos manes, se acerca y dice.
Tipo: yo ya se todo malparido, y vamos a arreglar las cosas vos y yo.
La que hizo la fiesta se acercó y nos dijo que aquí no podían haber peleas, que si nos íbamos a agarrar tenía que ser en otro lado.
Tipo: listo entonces vámonos.
Cómo yo iba a tomar había dejado la moto.
Yo: y pa donde ?
Tipo: subase al carro y nos vamos pal tambo.
El tambo es un lugar más afuera de la ciudad, que es una montaña dónde queda un café, lo cierran en la noche y allá suben a fumar marihuana y a culear en los carros.
Yo me subí al carro sin pensarlo muchos, nadie hablaba en el carro y el tipo de desvío del camino al tambo, y se metió por una destapada, avanzó 100 metros y me dijo que me bajará.
Yo: nos vamos a dar aquí ?
Y el no me dijo nada.
Cuando veo que uno de los manes con los que el venía le pasa algo envuelto en un trapo rojo. Yo sabía que eso era un revolver, el man lo saca, yo sabía que el tipo era puta apariencia, entonces le dije.
Yo: vos sos una hueva miedosa que no es capaz de agarrarse a mano limpia.
Y empecé a caminar hacia a la carrera dejándolo atrás, camine unos 10 metros y creí que no iba a pasar nada, cuando literal por un lado de la rodilla siento que pasa un tiro. Ahí tuve la misma sensación que en el colegio, un frío, un temblor en las piernas, este tipo me intento dar, eso pasó muy cerca para que estuviera planeado, yo levanté los brazos y me voltee lentamente, mordiendome la lengua para no llorar, el tipo se me acercó y me metió el revolver en la boca.
Tipo: Estoy es que te mato,si yo te vuelvo a ver con mi novia, te busco y te mato en la puerta de tu casa.
Yo después de haber sentido ese tiro tan cerca sabía que el man hablaba muy en serio, no era capaz de hablar,
Tipo: y ahora me tiene que pedir perdón.
Me tuve que arrodillar y pedirle perdón, cosas que jamás en mi vida había hecho, yo era el siempre el que ponía a pedir disculpas a los otros, lloraba del miedo y de la humillación que tenía, me temblaba todo. El tipo se fue, tomé un taxi y volví a mi casa sin decir una palabra, me bañé con agua caliente y aún así sentía frío el cuerpo, esa noche no dormí.
Al final eso no fue tan malo, ya que yo siempre me metía en situaciones pesadas y salía bien parado, ver esto me hizo cambiar varias cosas en mi vida, dejé de ser tan problematico, dejé de pelear en la calle, y de meterme con mujeres que tienen novio, días después pasé por allí y encontré la ojiva de bala,la guardo como enseñanza.
Que me apunten con un arma, los peores miedos que he pasado en mi vida.
submitted by Perrapicha to eldiario [link] [comments]


2020.06.26 04:00 Piteas_de_Adunte [O] Buscando una farmacia de guardia en plena madrugada.

Pues ayer tuve que volver a salir de madrugada en busca de una farmacia de guardia. Esta vez era por medicacion para mi mujer, por lo que era un poquito mas urgente y me propuse no volver a casa sin ella.Además, la farmacia de guardia estaba al otro lado del parque.
Aunque eran las dos de la mañana (y el viento hacia la noche algo desapacible), aun habia bastante movimiento: gente con perretes, tardanos en las terrazas... ambiente de barrio.Saludé a un vecino que saca a pasear su pitbull al volver del curro y llegué hasta la farmacia.
Tras esperar mi turno (habia una pareja hipernerviosos comprando condones), le di la tarjeta a la farmaceutica y esperé.Tardó bastante en volver, con gesto algo preocupado: tenian la medicacion, pero no la dosis pautada. Tendria que ir a otra farmacua mas lejana.
Estuve mirando varias con la chica: una estaba en pleno centro (20 minutos de paseo no me los quitaba nadie), pero al chica me recomendó que cruzase el rio y fuera a Vadorrey.
Vadorrey es uno de esos barrios de casuchas y huertos que la gentrificacion mastica, escupiendolos en forma de pisos inocuos y plazas de diseño.No me pareció mal destino para un paseo nocturno, y la chica me juro y perjuró que estaba al lado.
Me dió indicaciones acerca de por qué puente ir:
Asi que ¿por qué dudar? Llame a la farmacia, reservé la medicacion y me puse en camino sin consultar antes google maps.
Ya en la ribera, el viento soplaba considerablemente mas fuerte. En todo el parque lienal solo se veñian figuras embutiads en chaquetas demasiado finas, marchando cabizbajos y a toda velocidad (por algo los de Huesca nos llaman cheposos) A mi el frio, la verdad, me anima. Comencé a cruzar el puente de hierro mientras leia algun creeppypasta para entretenerme.Iría por medio camino cuando escuche a un grupo de chavales borrachos detras de mí: comenzaban a cruzar en ese momento entre aullidos y risas.
No me gusta nada la gente en ese plan. Me hacen sentir muy inseguro y, seamos sinceros, soy bastante alfeñique. Como alguno se ponga violento (me ha pasado mas de una vez), llevo las de perder.Aferre el movil y apreté el paso, esperando perderme por las callejas del otro lado.
Los chavales se dieron cuenta y me metieron un par de gritos, entre divertidos y enfadados. Os juro que me cagué en todo el santoral y parte del panteon griego.Aceleré el paso, enfrentandome a una volada de viento, y despues... el silencio.
Me volví, mirando de reojo, pero no habia NADIE en el puente (y en este no hay sitios donde esconderte, si lo conoceis). Me dió un poco de mal rollo pero... oye, mas mal rollo me dieron los chavales.Suspiré tranquilo termine de cruzarlo, sumergiendome en una ciudad VACIA Cuando me refiero a que la ciudad estaba vacia no quiero decir que hubiese poca gente o que apenas pasasen coches, no.En toda la avenida yo era la unica persona: sin coches, personas, ni siquiera luces en los bloques de pisos o algun restaurante tardano cerrando de madrugada.
La luz de las farolas a este lado del rio era mas suave, por lo que parecia que el viento arrastrase consigo una oscuridad densa que aletargaba todo su alrededor.Los semaforos, sin embargo, jugaban a ignorar la noche y seguían impasibles el mismo ritmo, como marionetas locas.
Fue allí, con un poco de desazon, donde consulté por primera vez el mapa; me di cuenta que la chica de la farmacia me habia mandado por el camino mas jodidamente largo en la primera noche ventosa del verano.Resoplé, le pedi una ruta al movil y atajé por la primera callejuela.
Los nuevos bloques de pisos fueron dejando paso a casas humildes y solares derruidos, cada vez peor iluminados.Iba intentando concentrarme en la lectura del movil, ignorando la opresiva soledad de mi alrededor, hasta que escuché una algarabía a la vuelta de la calle.
Con curiosidad - y algo de miedo- crucé la esquina y miré mas allá. Ante mi se extendia una gran plaza, bordeada por edificios en obras.La mayoría apenas tenian las vigas y unos cuantos andamios. Eran esqueletos de acero -del que se crea ya oxidado- y blanqueados de hormigon.
La plaza aun no habia sido invadida por el cemento y las esculturas cutres, asi que seguía teniendo el aspecto de una parque de las afueras: oscuro, verde y lleno de vegetacion espesa. Y entonces, ocurrió.
Me estaba cagando encima.
Si, lo siento, no es muy digno, pero ya os habreis dado cuenta que yo y dignidad no solemos ir de la mano. Aparte, tampoco os voy a mentir en algo tan simple solo por intentar que quere mejor una anecdota cutre.
Aunque estaba solo, me metí en la plazoleta para hacer de vientre entre unos arbustos (mientras bendije la costrumbre de llevar siempre clinex conmigo).Como estoy algo mal de la tripa, aquello no fue algo "rapido y limpio", asi que -tras limpiarme- me acerque a una fuentecilla.
Y ahí me teníais, andando como un pinguino, con los pantalones bajados en mitad de esqueletos de 10 pisos de altura y rezando porque no me apareciese ningun asesino psicopata de la nada mientras estaba de esta guisaPero, mientras me lavaba en condiciones, los edificios hablaron El viento, chillando cual demente, dava una voz unica a cada uno de esas ruinas en construcción. Algunas eran agudas, como animales agonizantes, mientras que otras eran zumbidos graves que retumbaban en el pecho. Incluso los edificios bajos, a los que el viento apenas azotaba, murmuraban con voz de ahorcado usando las gruas que se levantaban de sus corazones destartalados.Lejos de asustarme, aquella escena me fascinó. Era como espiar un concierto secreto o un ritual vedado a los legos.
Los edificios siguieron cantando bastante rato, y yo encandilado hasta que me di cuenta que ya no soplaba viento, pero les seguía oyendo.Ahora se me ocurren muchas razones para ello, pero en su momento me asusté muchísimo, me subí los pantalones y seguí mi camino nocturno.
Abandoné la avenida encogido, buscando la acera menos iluminada, con miedo de que los gigantes detuviesen su canto para fijarse en mi.Distinguí la silueta de un Centro Deportivo; podia oler el agua clorada, y este aroma me recordaba a mañanas luminosas.
Apreté el paso para llegar cuanto antes pero, justo cuando cruzaba la avenida que nos separaba, escuche una voz chillona y átona clamandone al oido.
El GPS.
Os juro que no sé como se activa ni cuando elige avisarte, pero ahora me repetía insistentemente que me alejase de la piscina girando a la izquierda.Eché un ultimo vistazo, oliendo ese aroma que evocaba tardes de sabado y casi me hacia verme bañandome.
Y me giré.
Luego, consultando mas tarde el mapa en un rato muerto del curro, he visto que la piscina de esa zona aun esta en construccion. Las pozas, segun la info en la web del CDM, son solo unos huecos mal encofrados. Desde la vista satelite incluso recuerdan un poco a tumbas abiertas.
Pero lo importante es que me alejé, tomando un desvio por una calle repleta de graffitis con simbolos raros, y llegué a mi destino: La farmacia de Valbino Orensanz.
El trafico en esta zona era mas fluido: se veía algun coche que otro y un camión de la basura traqueteaba de vuelta a cocheras.Me planté ante la farmacia, recogida dentro de una plazoleta abierta del edificio, y llamé al telefonillo.
La farmaceutica me atendió enseguida, algo dormida pero muy eficiente. Me preparó una bolsita para llevarlo todo, aunque yo me lo metí a los bolsillos porque era mas facil para andar.Me despedí y, cuando me daba la vuelta para irme, me advirtió que tuviera cuidado con perderme.
Me volví para decirle que estaba usando el GPS, pero ya se habia metido al interior de la farmacia y apagado las luces.Y volví a sumergirme en la oscuridad ventosa, con todo el camino de vuelta ante mi.
Al salir de la farmacia, decidi plantearme otro camino para la vuelta, pues no quería volver a pasar por la zona de obras y tampoco aquella piscina oscura se me planteaba muy apetecible.Tras una mirada rápida al movil, me percaté que tenia el rio considerablemente cerca.
Por si no sois de Zaragoza, desde hace ya diez años se ha limpiado y podado toda la ribera. Llegar hasta el rio significa poder ver limpiamente toda la zona, orientandose mucho mejor que entre calles o con un gps cutrecillo.
Visto esto, resolví llegar hasta la ribera. Desde alli, iria paralelo al rio hasta coger el puente que mejor me viniera. Me ubique medianamente con la brujula y eché a andar.Casi tan rápido como antes, los bloques de pisos dejaron paso a parques y descampados vacíos.
Aqui tambien se adivinaba la construcción alocada, pero aqui se habian limitado a dividir la tierra mediante calles y colocar algunas farolas (la mayoria de las cuales aun no funcioaban).
Era como pasear en una ciudad hecha con sombras de la otra, azotada por oleadas de cierzo.
Aún con la poca luz y las sombras moviendose en casa esquina, agradecía mas esta zona.
Con la mirada podia dominar bastante lejos y, de cuando en cuando, se escuchaba algun coche pasar a toda velocidad, adivinandose una autopista lejana.
Hasta que vi al hombre en la rotonda. Me percaté de repente de su presencia, auque seguramente llevaba mucho tiempo ahí (como esos cuadros con dibujos escondidos, en los que la figura surge de repente).
Estaba quieto dentro de una rotonda, con una espesura de oscuridad a sus espaldas y una gran sonrisa en la cara. Vestía un abrigo barato, pero tampoco parecía ningun indigente, y en seguida me di cuenta de que tenia su mirada clavada en mi.
Yo me cagué en todo por haber hecho contacto visual, pero no dejé que se me notase. Quizas, si parecia un borracho volviendo cabreado, me dejase en paz. Cuando llegué a su altura, aun con la calzada separandonos, el me chisto de forma suave. Yo quería seguir andando pero, por alguna razón, algo me saltó en el pecho y me quedé clavado en el sitio, tan acojonado como interesado en lo que me pudiera decir.
Las tardes de mi infancia, inacabables y llenas de aventuras. Los sabados de piscina de mi adolescencia, que auguraban dias llenos de ilusion. La euforia de enamorarme por primera vez y ser correspondido. La oportunidad de solucionar ESE error y que, esta vez, todo saliese bien.
Todo esto estaba bajo el abrigo, dentro de esas botellas que se adivinaban en sus bolsillos interiores, y cualquier precio que le pusiese me iba a parecer poco.
Encandilado, di un paso hacia la rotonda, pisando ya la calzada que nos separaba.
El hombre volvió a poner ESA sonrisa (la que ponemos los vendedores cuando percibimos un trato cerrado, la que precede a sacar un boli de la nada, comentar un precio de pasada y dejar todo atado y bien atado).Ni siquiera me importaba que el abrigo no se moviese con el viento.
Y entonces me sonó el movil.
Era una alarma ridicula ("Mierdaseca", del grupo Cariño, por si teneis curiosidad). La tonadilla popera y las voces aniñadas desentonaban totalmente con el lugar y la situación.
Comencé a buscar el movil bajo la mirada contrariada del hombre. Era una simple alarma, pero me habia confundido en la hora. Al dia siguiente tocaba revisión en la veterinaria (nada grave, pero tocaba).
La foto que acompañaba a la musica era mi mujer haciendo el tonto con la perra, jugando a tirar de una manta descosida a mordiscos.
Cuando silencie la alarma, mi vida habia vuelto a asentarse en mi cabeza con toda la fuerza - y ridiculo- que era posible.
El hombre seguía alli, intentando ocultar que se estaba poniendo mas impaciente por momentos.
Le devolví otra sonrisa, mientras retrocedía hasta la acera.
Seguí mi camino con paso agil, pero sin correr, esperando que el señor no se avalanzase sobre mí.
Cuando ya llevaba un ratillo andando, volví la mirada. El señor seguía dentro de la rotonda, aunque la farola que tenia encima se ahbia apagado y ahora apenas se distinguía su sonrisa recortada contra la noche de su silueta. Se volvió al interior de la rotonta y llamo a alguien.
No lo voy a negar: me alegré mucho de no pararme. A mi cabeza llegaban historias de atracos truculentos, de criminales psicopatas esperando en descampados y creepypastas muy desagradables.
Aceleré el paso hasta que me dolieron los gemelos, echando miradas furtivas hacia atrás.
De la negrura enmarañada salió un tipo -una silueta mas bien- algo mas alto que el señor y de movimientos un poco torpes. El hombre me señaló y aquel tipo hecho a caminar detras mio: no correr, solo caminar, con calma y decisión. Esto ultimo fue lo que mas me asustó.
Calculaba que, tras una elevación al fondo de donde estaba, podría ver el río, decidir mejor como escapar y aprovecharia que mi perseguidor me perdería de vista un poco y podria sacarle mas distancia.
Me volví, para comprobar si seguia caminando igual, y se me heló la sangre: la silueta seguia avanzando tan lenta y silenciosamente como antes, pero en un momento ya habia recorrido la mitad de distancia entre los dos.
En ese instante eché a correr como alma que lleva el diablo.
Subí a lo alto del camino en lo que me pareció una eternidad. Me detuve unos instantes para recuperar el aliento y miré delante mia para ver... mas y mas solares vacios.
El rio no estaba por ninguna parte y, cuando me volví para mirar atrás, el señor se encontraba aún mas cerca. Mientras escribo esto, a la luz del día, me acuerdo de ESA escena de los Caballeros de la mesa cuadrada y casi me da la risa. Pero en ese momento no tenia ninguna gana de reirme: me sentía solo, perdido y desprotegido. Rodeado de campos sembrados de noche y a punto de llorar.
Y entonces comenzo el repiqueteo. Era rápido y constante, como los martillazos que les dan a las campanas en las ferias; y, de alguna manera, sentí que me estaban llamando a la desesperada.
Comencé a correr a toda velocidad, sin mirar atrás e intentando orientarme hacia el sonido.
Soy asmatico desde pequeño, asi que intento controlar mucho mi respiracion cuando corro (o luego paso un mal rato recuperando el aliento, mas si no llevo el salbutamol a mano).
Aspira, paso, aspira, paso, expira, paso, expira, paso. Era facil coordinarse con la campana e, intentando mantener la calma, fui contando los tañidos: undos, trescuatro, asi hasta treintaiseis. Luego una pausa -que se me hacia eterna- y vuelta a empezar.
No llevaria ni siquiera cuatro series cuando se despejó la maleza a mi alrededor y apareció el rio ante mí. Me había desviado muchisimo mas al este de lo que pensaba, saltandome casi el puente del azud (el último antes de salir de la ciudad).
Enfile hacia él y os juro que nunca me habia resultado tan agradable el aroma de la ribera. Recuerdo haber pasado la pasarela sin casi tocar el suelo y plantarme al otro lado en un suspiro. Solo entonces me atreví a mirar atrás. Era imposible. Aquello no habia hecho NINGUN ruido, pero estaba a mitad de puente.
El asma me deja jodido, pero no me hace ser mas lento: me habia marcado un sprint la mar de majo, pero aquella cosa -que seguía avanzando lentamente- me habia recortado distancia.
Pero ahora habia una diferencia: de este lado del rio, ya estabamos en mi barrio; y no le iba a poner facil el cogerme. Me lancé por la primera calle lateral que vi, perdiendome entre las sombras de los bloques y recovecos de los patios.
"Las Fuentes" es un barrio peculiar de Zaragoza, atado como uña y carne a los ultimos 50 años de la ciudad. Si vienes de visita, seguramente, no lo pisarás jamás: los pocos encantos que tiene para los foranos tan solo se los puede sacar un buen ojo de fotógrafa.
Al principio, como bien dicen los yayos, todo era campo. Aprovechaba la ribera del Huerva y todos los pozos (de ahi el nombre) para las huertas de los monasterios cercanos. Las unicas casas eran bloques de dos pisos, construidos alrededor de patios pedregosos, para los curritos.
Casi todo eran gitanos que pensaban les iria mejor asentandose aqui que como temporeros. A estos se les unio, cuando abrieron las primeras fabricas en la zona, una miriada de obreros del Bajo Aragon. Era un barrio lleno de casas viejas, habitadas por pobres y emigrantes. Quizas por eso la ciudad miraba a otro lado hasta el incendio del 73. Un incendio en una tapiceria -por culpa de un cableado de mierda- se extendió a las casas cercanas. Murieron 23 personas y muchas mas se quedaron sin nada.
Entonces, ese barrio caótico -que alternaba chamizos con bloques vetustos y casas de proteccion oficial- respondió con una sola voz. Y desde ese momento, no ha parado de luchar. En los 80, la droga le hizo mucho daño y el paro lo masacró, pero sigue en pie, bullendo de vida.
Imaginaos un trazado de locura: calles serpenteantes perdiendose en callejones llenos de maleza, o rotos por moles de cemento y ladrillo. Un barrio donde todavia, cuando aprieta el calor, muchos vecinos salen con sillas y guitarras a la noche.
En ese laberinto corría yo, sin mirar atrás. Cada vez que podía, tomaba un desvío o me metía por algun callejón para alcorzar.Y, en uno de esos patios donde la maleza reconquistaba el sitio a hierros oxidados, me encontré por fin mas gente.
Como la noche era fria, habian prendido una fogata y cantaban a su alrededor, tocando una guitarra (que sonaba mas bien a corneja). Sobre una caja convertida en mesita improvisada, descansaban los restos de una recena y un par de botellas de vino que explicaban la alegría.
Imagino que, si cualquier otra noche me hubiera encontrado con esto, me habria cruzado de calle esperando que no me vieran (que leñe, esa misma noche ya habia esquivado a un grupo de borrachos), pero en ese momento mepareció un coro celestial, y me acerqué a ellos sin dudar.
Me recibieron sin perder la sonrisa, pero algo alarmados por mi cara de susto. Incluso un perrazo de pelo enmarañado, que descansaba en las sombras de un portal, vino a consolarme. Pero nadie acertaba a ver a mi perseguidor.
Me fui a volver, seguro de que eso estaría allí, pero aun mas cerca, cuando una voz cascada me ordenó estarme quieto.
Era el gitano que tocaba la guitarra, un viejecillo enjuto y amojamado, con una piel tan oscura que parecía un pedazo de noche recortado contra la hogera. El gitano dejó la guitarra en la silla y se acercó de dos zancadas a mí, arrastrando olor a tabaco sin filtro y vino peleon. Me puso la mano en el hombro y miró fijamente detrás mía con ojos cansados. El resto se cayaron, esperando ver que tenía que decir el anciano.
Me puso su mano, cayosa y nervuda, sobre la cara, y clavo sus ojos en los mios. Su mirada era oscura, como las aguas de un lago profundo, pero en ella parecían tililar los pequeños brillos de las estrellas.
El señor sonrió, mostrando unos dientes de nacar, pero gastados por la edad.
La verdad es que me intrigaba saber que le iban a hacer, pero estaba tan asustando que no pretendia llevarle la contraria al señor, así que saqué el movil y saque una foto sobre mi hombro. Sin mirarla siquiera, me alejé a buen paso de allí.
No se muy bien como volví a casa. En algun momento, las callejas me devolvieron a la vera del Huerva y, desde allí, alcancé el bloque donde vivo.Subí a casa agotado, sin mirar atras ni un solo momento hasta no cerrar la puerta tras de mí (con dos cerrojos, por supuesto).
Mi mujer dormía placidamente, con la perra espatarrada en mi sitio. La desperté para que se tomase la medicación y volvió a dormirse al instante.
Yo me desvestí y me fui un isntante a la galeria, a meditar lo que me habia pasado.
Nuestra galería es interna, da a un enorme patio cerrado donde confluyen casi todas las casas. A esas alturas de la noche los vecinos dormían y la unica luz venía de la luna sobre los bloques de casas. El viento -domado por murallas de 10 pisos- jugaba en el patio como un niño.
Me quedé un isntante preguntandome por qué aquella casa -vieja, llena de viento y carente de glamour- me inspiraba tanto cariño y la seguridad. Todo lo contrario de aquella parte nueva, aun en construcción, pero que ahora recordaba como ruinas exangües.
Tras un tiempo acunado por el cierzo, supuse que eran precisamente los fantasmas.
Los fantasmas de cada vida que ha habitado esta casa, los sueños etereos que tenían mis vecinos en esos momentos, y las promesas quiméricas de los que estaban por venir. Y todas, a mis ojos ya entrecerrados, bailaban al son del viento y de una guitarra desafinada -que sonaba cual corneja- tocada por un viejecillo renegro.
Me despertó el frio y marché a la cama, recordando de repente la foto que habia sacado hacia un rato. La encontré enseguida, pero estaba oscura de narices, así que toquiteé el brillo y el contraste hasta que pude ver mejor los perfiles. Y, por primera vez, vi el rostro de mi perseguidor.
La calidad era una mierda, pero reconocí enseguida los rasgos. Los veía todos los dias, aunque ahora estaban envueltos de odio e impotencia: era mi propio rostro.
Y entonces ¿Que iba a hacer? Borré la foto, puse el movil a cargar y me peleé con mi perra por un hueco en la cama. Me dormí en menos de cinco minutos, tranquilo y sereno.
Estaba en casa.
submitted by Piteas_de_Adunte to nosleepenespanol [link] [comments]


2020.05.26 16:54 Koelnerin El monitor de la cámara de mi hijo se activó en el medio de la noche. Lo comprobé y vi a mi mujer y a mi hijo sentados en la cama. No eran mi esposa e hijo. - Parte 2

Parte 2
Lamento que haya tardado tanto, ha sido un mes muy emotivo. Me he sentido como si estuviera perdiendo la cabeza, o ya la he perdido. He estado en el hospital durante tres semanas.
Recordarán que me fui a casa de mis suegros sin saber qué diablos hacer. Mi esposa y yo discutimos sobre ello, mis suegros dijeron que llamara a un sacerdote. Le dije a mi esposa que llamaríamos a la policía y eso es todo.
El día que finalmente llamamos a la policía sería el sexto día. Mi-No-Familia estaba todavía sentada en la cama, mirando a la cámara. Le dije al despachador que había intrusos en mi casa, dejando fuera la parte donde se veían exactamente como mi familia. Le dije que estábamos fuera de la casa pero que me reuniría con la policía allí. Ellos enviaron dos unidades.
Mi esposa me rogó que no fuera. Le dije que tenía que estar allí, que tenía un plan a prueba de tontos. Tomaría el iphone de su madre y haría un facetime con mi esposa mientras le mostraba a la policía la cámara desde mi teléfono. Ellos verían que esta es una situación imposible y con suerte procederían con cautela. Mi amigo compañero de trabajo dijo que también vendría conmigo.
Mi amigo y yo llegamos a mi casa antes que la policía. Tengo una carga oculta de mi 1911 .45 encima y no me preocupaba que esto alarmara a los policías, ya que iba a informarles sobre el permiso que llevaba conmigo. Lo que no iba a decirles era que tenía el AR-15 de mi suegro en mi maletero. No planeaba decírselo a la policía, porque no pensaba necesitarlo. Vendrían armados y preparados.
Aparecieron y les hice saber que estaba armado y luego promulgué mi plan. Inicialmente les conté la historia. Se miraron como si yo estuviera loco y no me creyeron. Yo llamé por facetime a mi esposa para que vieran que no estaba en la casa a pesar de lo que nuestra cámara mostraba. Aún así no parecían creerme, pero esto despertó su interés. Colgué con mi esposa y le dije que la llamaría tan pronto como supiéramos algo.
"Así que ahora estamos seguros de que esto no es una grabación", dijo un oficial repitiendo lo que dije.
"No lo es. El ciclo día/noche ha cambiado cada día. Su parpadeo es errático y no cíclico como si fuera una repetición", dije.
"Sé que es una pregunta estúpida, pero su esposa no es gemela, verdad?", preguntó el otro oficial. Le dije que no.
Mi amigo habló. "Tengo una idea. Sube el volumen, iré a tirar una piedra a la ventana". Se fue por detrás mientras yo subía el volumen al máximo. "Vale, voy a tirar".
Escuchamos el ligero sonido de "tic-tac" desde fuera, pero el retraso de un segundo de la cámara llegó alto y claro a través de mi teléfono. Mi-No-esposa se movió con el sonido de la piedrita golpeando la ventana, la primera vez que la vi apartarse desde el momento en que no estaba en pantalla cuando entré en nuestra casa el primer día. Giró la cabeza hacia la ventana sólo un poco, antes de volver a la cámara.
"Bien, esto es en vivo", dijo un oficial. "Bien, señor, necesito que usted y su amigo se queden aquí afuera. Vamos a entrar y averiguar qué está pasando aquí."
"¿Debería pedir más unidades?" Pregunté con esperanza.
"No en este momento. Vamos a evaluar la situación primero, no parecen estar armados pero vamos a ser cautelosos."
Les abrí el garaje y se dirigieron hacia la puerta de mi cocina. Llamaron por radio para avisar que se dirigían a la casa y que estuvieran preparados. Desaparecieron en mi casa.
Unos segundos después de que entraron, la cámara se apagó. Quería vomitar y sentí que si ponía mis dedos en mi boca podría haber tocado mi corazón que había saltado a mi garganta.
"¡MIERDA!" Le grité a mi amigo. Inmediatamente abrí el maletero, saqué mi rifle y corrí al garaje, mi amigo me seguía por detrás. Entramos justo a tiempo para escuchar un aullido bajo y gutural desde arriba, casi un sonido demoníaco, junto con gritos de la policía. Hubo varios disparos.
"NECESITO RESPALDO, CAYERON DISP..." se cortó.
"Dios mío!" gritó mi amigo. Estaba cagado de miedo...y yo también. "¡Maldita sea, lo sabía!" Dije que corriendo por las escaleras.
La habitación de mi hijo es la primera a la que llegas después de subir las escaleras, así que su pared es también lo que ves cuando subes las escaleras. Cuando llegué arriba, me apoyé sobre la pared con mi rifle. Tiene un cargador de 30 balas pero sentí que disparé 100 tiros. Disparé por todas partes sabiendo que la munición atravesaría la pared como si fuera papel, concentrándome en dónde estaría la cama de mi hijo, pero también cerca de la puerta y hacia el suelo, en caso de que esas cosas se agacharan. Escuchamos gritos de dolor que venían de la habitación, y luego nada.
Mi amigo y yo hicimos una pausa de un minuto antes de decidirnos a entrar porque la cámara aún estaba apagada. Escuchamos un gemido que venía de la habitación. Había un policía muerto en el pasillo que tuvimos que pasar. Fue horrible y nunca podré dejar de verlo. Su cabeza estaba a varios metros de su cuerpo en el umbral de nuestra habitación de huéspedes. Encontramos al otro policía en la habitación de mi hijo justo en la puerta. Tenía varios agujeros grandes en su torso, como si hubiera sido empalado.
Exactamente lo que temía, había sucedido: llamé a la policía y lo que sea que hayan sido estas cosas, los mató.
Cuando entramos en la habitación encontramos que la fuente de los gemidos era Mi-No-Esposa. Estaba tendida de espaldas en el suelo, sosteniendo su torso que estaba lleno de balas y respirando con dificultad. La escena era horrible. No puedo expresar con palabras lo horrible que fue. Ahora sé, al igual que entonces, que ellos no eran mi familia. No debería haber sido difícil, debería haber sido capaz de entrar y terminarlo, pero en vez de eso, caí de rodillas. No... mi esposa rogó por su vida.
"No quiero morir, cariño", balbuceó. "Quisiera tener más hijos, no puedo morir ahora."
Miré a Mi-No-Hijo, que tendría que estar muerto. Había recibido dos disparos al menos en la cabeza, o lo que quedaba de ella. Tenía varios más en el torso y uno o dos en las piernas y los brazos. Si tienes hijos, ver su cuerpo sin vida y lleno de balas es un verdadero infierno personal. De nuevo, sabía que no era mi hijo, pero al mismo tiempo, lo era.
Me iba a descomponer. Había matado a mi familia. Me volví a Mi-No-Esposa, ella estaba actuando como mi mujer. Incluso imitaba su ansiedad por la muerte que había tenido en el último año o así.
"No es ella, hombre". Había olvidado que mi amigo estaba allí. "No es ella, dispara."
Sé lo que están pensando. ¿Cuántas veces ha sucedido esto en las películas y le gritas al televisor para que el protagonista dispare al impostor porque no es su amado? Supongo que las películas lo hacen bien de alguna manera. Nunca volveré a poner los ojos en blanco al personaje que no puede matar a un impostor.
"Por favor, no me dispares", suplicaba.
Mis manos temblaban cuando le apunté. ¿Pero por qué no podía hacerlo?
"Escucha hombre", mi amigo comenzó con calma. "Mírala. Su sangre es amarilla. No es tu familia".
¿Era amarilla? Sí, lo era. Ver a mi familia asesinada fue tan traumático que ni siquiera noté que su sangre no era roja.
Yo mantuve mi puntería y Mi-No-Esposa de repente dejó de rogar. Empezó ese chillido gutural y aterrador y algo negro o gris empezó a salir de su boca, como un tentáculo o algo así, y disparé. En ese rango su cabeza más o menos explotó. Cualquiera que fueran estas cosas, parecían ser mortales.
Todavía estaba de rodillas y mi amigo estaba en el pasillo justo fuera de la puerta. Escuchamos el sonido de las sirenas de la policía que se acercaban. Había olvidado que uno de los policías había recibido una llamada por radio antes de ser asesinado. Parecía que habían transcurrido horas, pero sólo habían pasado unos cinco minutos desde que la policía había entrado.
Mi amigo bajó las escaleras para que la policía supiera qué esperar. Me levanté y lentamente me dirigí al pasillo. Estaba mareado y sentí que me iba a descomponer. Mi habitación es adyacente a la de mi hijo, así que la entrada está a un pie a la derecha de la puerta de mi hijo. Mi puerta estaba cerrada, pero al salir del cuarto de mi hijo, mi puerta se abrió. Mi No-Yo salió al pasillo, vistiendo exactamente lo mismo que tenía yo en ese momento.
Me quedé en el sitio. No podía moverme, pero él sí lo hizo. Caminó hacia mí y su brazo derecho se volvió negro y se transformó en lo que parecía ser un tentáculo. Se movía como un calamar o un apéndice de pulpo. Cuando me empujó, su brazo se solidificó y me empaló a través de mi abdomen. Luego me apuñaló en la pierna izquierda, justo por encima de la rótula.
Caí al suelo de dolor. Su brazo con tentáculos se movía de nuevo.
"¿Por qué mataste a mi familia?" preguntó. Cuando habló, su voz cambió de tono varias veces. Era mi voz, luego mucho más grave, y luego normal otra vez. Alternó varias veces diciendo esa frase. Se acercó más. El rifle ya no estaba, pero yo todavía tenía mi .45. La saqué y le disparé en la rodilla derecha. Gritó. Cuando mi No-Yo cayó sobre su rodilla, disparé un par de veces más, recibiendo dos disparos en su abdomen y en el lado izquierdo de sus costillas. Respiró hondo durante unos segundos antes de que usara mis últimas fuerzas para apuntar bien y dispararle en la cara. Su sangre también era amarilla.
Me quedé allí desangrándome pensando que ya todo había terminado. Todavía tenía algo de fuerza por la adrenalina, así que me quité el cinturón y traté de hacer un torniquete para mi pierna. Con mi herida en el estómago, fue difícil darle un buen tirón para apretarlo. Entonces me quité la camisa y la hice una bola, y me llené la herida del estómago y apliqué toda la presión que pude. Ser enfermero probablemente me salvó la vida. Me desmayé, pero las medidas que tomé me mantuvieron con vida lo suficiente hasta la llegada del servicio de emergencias.
Escuché voces elevadas y el sonido de los golpes subiendo las escaleras antes de salir. Probablemente era un policía, pero sentí la presión de alguien tratando de mantener mi herida cerrada antes de salir.
Entraba y salía de la conciencia cuando llegó el servicio de emergencias junto con probablemente todos los policías de la ciudad. Me bajaron y me pusieron en una ambulancia, pero mientras me cargaban en la camilla, oí a los policías enloquecer, y con razón. Habían perdido a dos hermanos y había otros tres cuerpos.
"¿Mató a su hermano? ¿Son gemelos?" Probablemente se refiere al cadáver de No-Yo.
"¿O a toda su familia?"
"Pónganlo en guardia armado mientras está en el hospital. Probablemente lo acusarán".
Mientras me metían en la ambulancia, vi a mi amigo hablando con un grupo de unos 10 policías, todos escuchando atentamente lo que decía. Salí de nuevo en la ambulancia.
Me desperté en la sala de emergencias, mis heridas habían sido tratadas. El tentáculo no tenía más de unos pocos centímetros de ancho, así que era un poco más grande que un gran cuchillo. Me cosieron y descubrí que estaba recibiendo una transfusión de sangre por la pérdida tan grande que había tenido en mi casa. Mi esposa los había autorizado a hacer lo que fuera necesario mientras yo estaba inconsciente. Ella estaba extremadamente molesta de que yo hubiese entrado en la casa. Estamos bien ahora, pero esa es una historia para otro día.
Estuve en el hospital durante tres semanas, ya que terminé con una infección y casi me quedé séptico. Necesitaba bastantes antibióticos. Durante las tres semanas tuve a los policías en mi habitación con preguntas. Después de una semana me “liberaron” y ya no me tenían bajo vigilancia armada.
Les conté absolutamente todo, sin importarles si tenía sentido o no, y gracias a Dios mi amigo había venido conmigo ya que pudo corroborar esta increible historia.
A mitad de mi estancia en el hospital, unos hombres con traje vinieron a visitarme. Eran del gobierno, lo supe de inmediato. Dijeron que eran del FBI, pero no sé si me lo creo. Querían hablar de Mi-No-Familia. El jefe de policía y el forense estaban involucrados y era todo muy secreto. Dejaron claro que esto no era para que saliera al público.
Aquí es donde tengo que disculparme, probablemente por el final anticlimático de esta terrible experiencia. No sé lo que No-yo-y-mi-familia eran. Tampoco ellos. Lo único que sabemos es que eran criaturas sensibles que se parecían a nosotros y tenían sangre amarilla. Le rogué al forense que me hablara de sus autopsias, pero dijo que no podía decirlo. Debió sentirse mal por mí, ya que recibí un ramo de flores un par de días después. La tarjeta dentro del sobre decía: "No sabemos qué son. Tienen los mismos órganos que nosotros pero en diferentes partes de su cuerpo aparte del cerebro, pero lo que es rojo y rosa dentro de nosotros, es verde y amarillo dentro de ellos. Son criaturas humanoides, pero sean lo que sean, no son humanos. El gobierno cree que pueden ser extraterrestres. Destruye esta carta lo antes posible."
Hicieron una limpieza profesional de nuestra casa. Casi seguro fue un equipo del gobierno ya que nos contactaron en "nombre de la policía". No pudimos encontrar ninguna reseña en Google o sitio web de la compañía en línea.
Mi esposa y yo no vamos a volver a nuestra casa. Nos encantaría quemarla pero no hay forma de hacerlo y evitar la sospecha de incendio malintencionado en este momento. Terminaremos teniendo una gran pérdida con la propiedad, ya que todos en nuestro vecindario saben que hubo un incidente que involucró múltiples muertes en la casa, pero no saben lo que realmente sucedió. Será difícil de vender, pero eventualmente se logrará.
Vamos a seguir adelante desde aquí. Les dije a todos en el trabajo que fue un allanamiento de morada y se lo creyeron. Volveré a trabajar en un par de semanas y empezaremos a buscar una nueva casa. De nuevo, lo siento. Sé que todos querían un final concreto y saber exactamente qué diablos eran esas cosas. Pero no lo sabemos. Alienígenas suena bien para mí. He estado pensando que si fueran sobrenaturales o demonios reales, los disparos no habrían podido matarlos. Es difícil de decir. Si eran extraterrestres, ¿por qué se sentaron en nuestra casa durante una semana? Ni siquiera trataron de apoderarse de nuestras vidas. Es difícil de entender. Si son extraterrestres, mantén los ojos bien abiertos. Podría haber más de ellos.
Traducción libre del original
Parte 1
submitted by Koelnerin to Miedo [link] [comments]


2020.05.24 07:15 bondiola_beer [Cuento] Relatos del Mago. Parte III

Buenas! Les traigo la tercera parte de la historia que estoy escribiendo. Le puse de titulo tentativo "Relatos del Mago". Pueden encontrar la parte uno ACÁ y la parte dos ACÁ. Como siempre, las criticas opiniones y consejos son bienvenidos. Es mi primer intento de escribir algo se que tengo mucho que mejorar. Respecto de este capitulo, van a notar que no puse ningún nombre geográfico ni de pueblos, es porque todavía no están definidos todavía, seguramente lo corrija en los próximos post, me tengo que poner a hacer algo de worldbulding antes de seguir escribiendo. En fin, acá esta:
No pude dormir mucho esa primera noche. Me desperté continuamente a avivar el fuego y me mantuve alerta, apuntando la roca hacia cualquier ruido que escuchaba. Con las primeras luces de la mañana decidí comenzar a buscar la forma de volver a mi casa. No tenía idea de que tan lejos estaba, pero estaba seguro que una vez que encontrara algún pueblo podría ubicarse. No había ningún signo de civilización cerca, por lo que decidí seguir el arroyo del que había bebido corriente abajo, con la esperanza de encontrar algo. Durante una semana seguí el curso del arroyo a través del bosque. Gracias a la piedra y su magia fui capaz de subsistir con cierta facilidad. Al séptimo día agotado ya de caminar y con el ánimo por el piso llegue a la conclusión de que no iba a poder encontrar a nadie de esa forma. Durante esa semana había descubierto varias formas en las que podía utilizar la piedra para ayudarme a sobrevivir. Veía a la piedra como una especie de super herramienta mágica. Podía golpear, cortar, encender fuego, cavar, y hasta lanzar pequeñas flechas de energía.
Vencido por el desánimo, busque un claro en el bosque y decidí que aquel sería mi hogar hasta que fuera capaz de encontrar encontrar otra salida a mi situación. Si es que la había, claro. Y si debía vivir el resto de mis días en aquel bosque, claramente prefería hacerlo en una cabaña que durmiendo a la intemperie. Mientras cortaba los troncos para construir lo que sería mi hogar, caí en la cuenta de que los temblores habían desaparecido. Fue un alivio inmenso darme cuenta que aquel resplandor debió haberme curado de mi enfermedad, seguido de un odio profundo al darme cuenta que la cura para la enfermedad que acabó con mis hermanos consumiendolos por dentro había estado todo el tiempo tan cerca nuestro, encerrada en lo más alto de la torre. Entendí en ese momento porque ningún noble moría por los temblores y una oleada de orgullo me invadió al darme cuenta que al robar la piedra los había dejado a merced de la enfermedad al igual que cualquier campesino.
Mientras trabajaba en la cabaña caí en la cuenta. No tenía sentido que el mago de la torre me haya desterrado a este bosque, al menos no dejándome algo tan importante como esta piedra. Por lo tanto, si no fue obra del mago… tenía que ser obra de la única otra fuente de magia presente en ese momento. La piedra.
La piedra no era entonces una especie de multi herramienta mágica capaz de curar los temblores, sino que también tenía la capacidad de transportar a alguien a… otro lado. Al darme cuenta de esto tome la piedra con ambas manos y cerrando los ojos me concentré en transportarme de nuevo a mi casa. Sentí como desde mi pecho surgía una ola de calor, que comenzó a subirme por los brazos hacia la piedra. El calor comenzó a aumentar. La reconfortante tibieza dio paso a un calor abrazador. Un dolor de cabeza punzante me atacó nublando la vista, pero no solté la piedra. De pronto un flash de luz apareció frente a mi, seguido de una explosión que me tiro de espaldas al piso. El golpe me dejo sin aire. Antes de poder recuperarme me desmaye.
Me desperté en el mismo claro del bosque, frente a un círculo de césped quemado y tosiendo sangre. Mi cabeza se sentía como si un carro le hubiera pasado por encima y me costaba respirar. Pensé que iba a morir ahi, pero despues de unas horas de seguir escupiendo sangre logré arrastrarme hasta mi cabaña a medio construir, donde me dormí.
Recuperarme no fue fácil. Durante muchos días apenas pude moverme para ir al arroyo a tomar agua. Lentamente me fui sintiendo mejor y recuperando mi fuerza. Después de eso durante algunos días me resistí a usar la piedra. Finalmente la necesidad me gano y la volvi a utilizar para las mismas tareas que antes. No estaba dispuesto a seguir experimentando.
Permanecí en mi cabaña viviendo de los animales que podía cazar y algunas plantas comestibles que pude encontrar durante mucho tiempo. Poco a poco fui fabricando algunos muebles, así como abrigo con las pieles de los animales que cazaba, ya que los días comenzaron a acortarse y el frío empezaba a sentirse. Para lograr todo esto utilizaba cotidianamente la piedra, aunque limitandome a tareas sencillas ya que no quería generar otra explosión. A medida que pasaban los dias comence a tener una sensación más clara de cómo funcionaba la piedra. No es que pudiera ver algo o que supiera cosas, sino que empecé a “sentir” un cierto movimiento de energía. En un principio solo sentía como se movía dentro mis al usar la piedra, pero a medida que pasaba el tiempo pude sentir como la energía que dejaba mi cuerpo, a través de la piedra y afectaba las cosas con una cierta intención, dependendiendo de que estuviera haciendo. Descubrí que aunque la energía que fluía por mi cuerpo se sentía siempre igual, cada hechizo tenía una forma distinta de sentirse al salir de la piedra, como si al pasar por la piedra se transformara en energía de llama o de cortar o de levantar, según lo que estuviera intentando hacer.
Con el correr del tiempo mi confianza en la piedra fue creciendo. No estaba dispuesto a realizar grandes experimentos, pero lentamente comencé a expandir las posibilidades de lo que podía hacer con ella. Al principio fueron pequeñas tareas manuales, tales como coser, limpiar y calentar comida. A medida que mi confianza aumentaba decidí probarla en otro tipo de tareas. Eventualmente descubrí que concentrandome con la piedra en algún tipo específico de animal podía sentir la dirección hacia la que el ejemplar más cercano de ese animal se encontraba. Me llevo semanas decidirme, asustado por mi anterior fracaso explosivo, pero finalmente tomé la decisión. Decidí usar ese hechizo para encontrar a otras personas.
Ese día preparé un atado con las pocas herramientas y pieles que tenía y tomando la piedra me concentré en encontrar a otra persona.
Senti la sensacion familiar de energía recorriendo mi cuerpo. Llegaba en forma de oleadas, pasando por mi cuerpo hacia la piedra cada oleada con mayor intensidad. Las primeras oleadas no me preocuparon ya que algunos animales requieren dos o tres “oleadas” antes de ser encontrados. Pero a medida que la intensidad aumentaba comencé a preocuparme. La energía que recorría mi cuerpo ya se sentía como una oleada de calor. Concentrandome en la sensación me di cuenta que predisponiendo mi cuerpo para cada oleada permitia que me atraviese con mayor facilidad. A pesar de este descubrimiento la intensidad continuaba aumentando. Comencé a experimentar nuevamente el calor que había sentido el dia que intente volver. Temiendo otra explosión estuve a punto de soltar la piedra, pero justo en ese momento la energía se detuvo. Por un segundo pensé que algo había salido mal. Pero entonces noté la leve sensación del hechizo indicando una dirección. Se sentía distante, más distante de lo que ningún animal había estado hasta ahora. Temiendo perder el rastro comencé a caminar hacia donde el hechizo indicaba. Pase todo el dia caminando. Debí volver a realizar el hechizo en dos ocasiones que perdí el rastro, pero con cada intento la dirección se volvió más clara.
Aun cuando se hizo de noche continúe caminando. Después de muchas horas de dar tumbos en la oscuridad, avanzando lentamente, divise una hoguera entre los árboles del bosque. Lleno de alivio comencé a acercarme, gritando y agitando los brazos mientras lágrimas de alivio caían de mis ojos. Cuando llegué frente a la hoguera caí de rodillas. Finalmente, después de tantos meses, vi a otro ser humano.
Frente a mí, del otro lado de la hoguera se encontraba una mujer, vestida en ropas sencillas pero abrigadas, con la cara endurecida por el clima y por el tiempo. Estaba parada sosteniendo un tronco de forma amenazante. Detrás de ella se encontraba la entrada a una cueva. Incapaz de contener mi alegría comencé a hablar explicando en forma caótica mi situación. Evidentemente mi estado le causo lastima, ya que bajando el palo me dijo con voz suave - Calma calma, ya estás a salvo, nosotros podemos ayudarte. ¿Porque no te sientas junto al fuego y me contas tu historia? Queda aún algo de estofado caliente si queres - Sonriendo me senté en el suelo junto a la fogata. La mujer me acercó un cuenco de estofado y me dijo - Mi nombre es Mariana por cierto. ¿Cómo te llamas? - Me llamo Francisco - respondí con voz ronca mientras aceptaba la comida.
Mariana permaneció en silencio mientras comía. Al terminar el estofado, dejando el cuenco a mi lado levanté la mirada. Solo se escuchaban los sonidos del bosque y el crepitar del fuego. Finalmente rompió el silencio. Me pregunto de donde venia, si estaba solo, cuanto tiempo llevaba en el bosque. A pesar de saber que sonaba como una locura, conteste con la verdad. Si no me creyó se cuidó de demostrarlo, pues no hizo comentarios al respecto. Pude preguntar muchas cosas yo también y descubrí que me encontraba en las faldas de las montañas, en lo profundo del bosque. El pueblo más cercano, del cual venía Mariana, se encontraba a diez días de caminata. Me enteré que se encontraba con su marido y su hijo, los cuales estaban dentro de la cueva.
Al preguntar qué hacían tan lejos del pueblo y en medio del bosque su cara cambió y bajando la mirada con una mueca de dolor me explico que venían a dejar a su hijo con el guardián del bosque.
Según la tradición de su aldea, aquellos niños y jóvenes que sufrieran los temblores eran llevado a aquella cueva, donde debían quedar al cuidado del guardián del bosque, separados para siempre de su familias. Esta seria su ultima noche juntos ya que mañana el guardián del bosque vendira a llevarse a su hijo.
Después de escuchar el destino que esperaba al hijo de Mariana ambos quedamos en silencio. Ella sumida en su dolor, mientras yo meditaba sobre lo que acababa de escuchar. Poco después Mariana se levantó y se dirigió hacia dentro de la cueva. -Podes dormir acá esta noche y mañana bajar con nosotros al pueblo- dijo desde la boca de la cueva. No tardé en dormirme.
submitted by bondiola_beer to argentina [link] [comments]


2020.05.24 07:09 bondiola_beer [CUENTO] Relatos del Mago. Parte III

Buenas! Les traigo la tercera parte de la historia que estoy escribiendo. Le puse de titulo tentativo "Relatos del Mago". Pueden encontrar la parte uno ACÁ y la parte dos ACÁ. Como siempre, las criticas opiniones y consejos son bienvenidos. Es mi primer intento de escribir algo se que tengo mucho que mejorar. Respecto de este capitulo, van a notar que no puse ningún nombre geográfico ni de pueblos, es porque todavía no están definidos todavía, seguramente lo corrija en los próximos post, me tengo que poner a hacer algo de worldbulding antes de seguir escribiendo. En fin, acá esta:
No pude dormir mucho esa primera noche. Me desperté continuamente a avivar el fuego y me mantuve alerta, apuntando la roca hacia cualquier ruido que escuchaba. Con las primeras luces de la mañana decidí comenzar a buscar la forma de volver a mi casa. No tenía idea de que tan lejos estaba, pero estaba seguro que una vez que encontrara algún pueblo podría ubicarse. No había ningún signo de civilización cerca, por lo que decidí seguir el arroyo del que había bebido corriente abajo, con la esperanza de encontrar algo. Durante una semana seguí el curso del arroyo a través del bosque. Gracias a la piedra y su magia fui capaz de subsistir con cierta facilidad. Al séptimo día agotado ya de caminar y con el ánimo por el piso llegue a la conclusión de que no iba a poder encontrar a nadie de esa forma. Durante esa semana había descubierto varias formas en las que podía utilizar la piedra para ayudarme a sobrevivir. Veía a la piedra como una especie de super herramienta mágica. Podía golpear, cortar, encender fuego, cavar, y hasta lanzar pequeñas flechas de energía.
Vencido por el desánimo, busque un claro en el bosque y decidí que aquel sería mi hogar hasta que fuera capaz de encontrar encontrar otra salida a mi situación. Si es que la había, claro. Y si debía vivir el resto de mis días en aquel bosque, claramente prefería hacerlo en una cabaña que durmiendo a la intemperie. Mientras cortaba los troncos para construir lo que sería mi hogar, caí en la cuenta de que los temblores habían desaparecido. Fue un alivio inmenso darme cuenta que aquel resplandor debió haberme curado de mi enfermedad, seguido de un odio profundo al darme cuenta que la cura para la enfermedad que acabó con mis hermanos consumiendolos por dentro había estado todo el tiempo tan cerca nuestro, encerrada en lo más alto de la torre. Entendí en ese momento porque ningún noble moría por los temblores y una oleada de orgullo me invadió al darme cuenta que al robar la piedra los había dejado a merced de la enfermedad al igual que cualquier campesino.
Mientras trabajaba en la cabaña caí en la cuenta. No tenía sentido que el mago de la torre me haya desterrado a este bosque, al menos no dejándome algo tan importante como esta piedra. Por lo tanto, si no fue obra del mago… tenía que ser obra de la única otra fuente de magia presente en ese momento. La piedra.
La piedra no era entonces una especie de multi herramienta mágica capaz de curar los temblores, sino que también tenía la capacidad de transportar a alguien a… otro lado. Al darme cuenta de esto tome la piedra con ambas manos y cerrando los ojos me concentré en transportarme de nuevo a mi casa. Sentí como desde mi pecho surgía una ola de calor, que comenzó a subirme por los brazos hacia la piedra. El calor comenzó a aumentar. La reconfortante tibieza dio paso a un calor abrazador. Un dolor de cabeza punzante me atacó nublando la vista, pero no solté la piedra. De pronto un flash de luz apareció frente a mi, seguido de una explosión que me tiro de espaldas al piso. El golpe me dejo sin aire. Antes de poder recuperarme me desmaye.
Me desperté en el mismo claro del bosque, frente a un círculo de césped quemado y tosiendo sangre. Mi cabeza se sentía como si un carro le hubiera pasado por encima y me costaba respirar. Pensé que iba a morir ahi, pero despues de unas horas de seguir escupiendo sangre logré arrastrarme hasta mi cabaña a medio construir, donde me dormí.
Recuperarme no fue fácil. Durante muchos días apenas pude moverme para ir al arroyo a tomar agua. Lentamente me fui sintiendo mejor y recuperando mi fuerza. Después de eso durante algunos días me resistí a usar la piedra. Finalmente la necesidad me gano y la volvi a utilizar para las mismas tareas que antes. No estaba dispuesto a seguir experimentando.
Permanecí en mi cabaña viviendo de los animales que podía cazar y algunas plantas comestibles que pude encontrar durante mucho tiempo. Poco a poco fui fabricando algunos muebles, así como abrigo con las pieles de los animales que cazaba, ya que los días comenzaron a acortarse y el frío empezaba a sentirse. Para lograr todo esto utilizaba cotidianamente la piedra, aunque limitandome a tareas sencillas ya que no quería generar otra explosión. A medida que pasaban los dias comence a tener una sensación más clara de cómo funcionaba la piedra. No es que pudiera ver algo o que supiera cosas, sino que empecé a “sentir” un cierto movimiento de energía. En un principio solo sentía como se movía dentro mis al usar la piedra, pero a medida que pasaba el tiempo pude sentir como la energía que dejaba mi cuerpo, a través de la piedra y afectaba las cosas con una cierta intención, dependendiendo de que estuviera haciendo. Descubrí que aunque la energía que fluía por mi cuerpo se sentía siempre igual, cada hechizo tenía una forma distinta de sentirse al salir de la piedra, como si al pasar por la piedra se transformara en energía de llama o de cortar o de levantar, según lo que estuviera intentando hacer.
Con el correr del tiempo mi confianza en la piedra fue creciendo. No estaba dispuesto a realizar grandes experimentos, pero lentamente comencé a expandir las posibilidades de lo que podía hacer con ella. Al principio fueron pequeñas tareas manuales, tales como coser, limpiar y calentar comida. A medida que mi confianza aumentaba decidí probarla en otro tipo de tareas. Eventualmente descubrí que concentrandome con la piedra en algún tipo específico de animal podía sentir la dirección hacia la que el ejemplar más cercano de ese animal se encontraba. Me llevo semanas decidirme, asustado por mi anterior fracaso explosivo, pero finalmente tomé la decisión. Decidí usar ese hechizo para encontrar a otras personas.
Ese día preparé un atado con las pocas herramientas y pieles que tenía y tomando la piedra me concentré en encontrar a otra persona.
Senti la sensacion familiar de energía recorriendo mi cuerpo. Llegaba en forma de oleadas, pasando por mi cuerpo hacia la piedra cada oleada con mayor intensidad. Las primeras oleadas no me preocuparon ya que algunos animales requieren dos o tres “oleadas” antes de ser encontrados. Pero a medida que la intensidad aumentaba comencé a preocuparme. La energía que recorría mi cuerpo ya se sentía como una oleada de calor. Concentrandome en la sensación me di cuenta que predisponiendo mi cuerpo para cada oleada permitia que me atraviese con mayor facilidad. A pesar de este descubrimiento la intensidad continuaba aumentando. Comencé a experimentar nuevamente el calor que había sentido el dia que intente volver. Temiendo otra explosión estuve a punto de soltar la piedra, pero justo en ese momento la energía se detuvo. Por un segundo pensé que algo había salido mal. Pero entonces noté la leve sensación del hechizo indicando una dirección. Se sentía distante, más distante de lo que ningún animal había estado hasta ahora. Temiendo perder el rastro comencé a caminar hacia donde el hechizo indicaba. Pase todo el dia caminando. Debí volver a realizar el hechizo en dos ocasiones que perdí el rastro, pero con cada intento la dirección se volvió más clara.
Aun cuando se hizo de noche continúe caminando. Después de muchas horas de dar tumbos en la oscuridad, avanzando lentamente, divise una hoguera entre los árboles del bosque. Lleno de alivio comencé a acercarme, gritando y agitando los brazos mientras lágrimas de alivio caían de mis ojos. Cuando llegué frente a la hoguera caí de rodillas. Finalmente, después de tantos meses, vi a otro ser humano.
Frente a mí, del otro lado de la hoguera se encontraba una mujer, vestida en ropas sencillas pero abrigadas, con la cara endurecida por el clima y por el tiempo. Estaba parada sosteniendo un tronco de forma amenazante. Detrás de ella se encontraba la entrada a una cueva. Incapaz de contener mi alegría comencé a hablar explicando en forma caótica mi situación. Evidentemente mi estado le causo lastima, ya que bajando el palo me dijo con voz suave - Calma calma, ya estás a salvo, nosotros podemos ayudarte. ¿Porque no te sientas junto al fuego y me contas tu historia? Queda aún algo de estofado caliente si queres - Sonriendo me senté en el suelo junto a la fogata. La mujer me acercó un cuenco de estofado y me dijo - Mi nombre es Mariana por cierto. ¿Cómo te llamas? - Me llamo Francisco - respondí con voz ronca mientras aceptaba la comida.
Mariana permaneció en silencio mientras comía. Al terminar el estofado, dejando el cuenco a mi lado levanté la mirada. Solo se escuchaban los sonidos del bosque y el crepitar del fuego. Finalmente rompió el silencio. Me pregunto de donde venia, si estaba solo, cuanto tiempo llevaba en el bosque. A pesar de saber que sonaba como una locura, conteste con la verdad. Si no me creyó se cuidó de demostrarlo, pues no hizo comentarios al respecto. Pude preguntar muchas cosas yo también y descubrí que me encontraba en las faldas de las montañas, en lo profundo del bosque. El pueblo más cercano, del cual venía Mariana, se encontraba a diez días de caminata. Me enteré que se encontraba con su marido y su hijo, los cuales estaban dentro de la cueva.
Al preguntar qué hacían tan lejos del pueblo y en medio del bosque su cara cambió y bajando la mirada con una mueca de dolor me explico que venían a dejar a su hijo con el guardián del bosque.
Según la tradición de su aldea, aquellos niños y jóvenes que sufrieran los temblores eran llevado a aquella cueva, donde debían quedar al cuidado del guardián del bosque, separados para siempre de su familias. Esta seria su ultima noche juntos ya que mañana el guardián del bosque vendría a llevarse a su hijo.
Después de escuchar el destino que esperaba al hijo de Mariana ambos quedamos en silencio. Ella sumida en su dolor, mientras yo meditaba sobre lo que acababa de escuchar. Poco después Mariana se levantó y se dirigió hacia dentro de la cueva. -Podes dormir acá esta noche y mañana bajar con nosotros al pueblo- dijo desde la boca de la cueva. No tardé en dormirme.
submitted by bondiola_beer to ArgentinaBenderStyle [link] [comments]


2020.05.12 00:58 DanteNathanael Mi experiencia con la dependencia emocional

Más que nada, escribo esto con la motivación de escribir la experiencia por la que he estado pasando, para ayudarme a mí a saber en qué punto me encuentro, y que si puedo hablar de algo así, y el nivel en que lo haga, para verificar mi progreso, pero también para proveer mi vida como un ejemplo si eso es algo en lo que ustedes tienen interés en o también han experimentado en su vida. Finalmente, no se trata de curar, ni de juzgar, solamente de demostrar que no estamos solos, y que si se puede, aunque muchas veces no sepamos ni por donde.
Creo que he estado así desde mi infancia. Nunca desarrolle por completo un sentido de valor propio, todo siempre dependía de la forma en la que otros me trataban. Como un niño mimado, que cualquier cosa que hiciera era una de las cosas más maravillosas que alguien haya visto, con una imaginación y un intelecto un poco raro, pues las personas se sorprendían y me querían mucho, al punto de sobreprotegerme y nunca alentarme a perseguir lo que realmente quería hacer. Supongo que empezó cuando quería tocaaprender música, y el apoyo fue mínimo porque según no había dinero y también porque "iba a desperdiciar mi vida."
Siendo alguien muy sensible y sentimental, pues todo eso me fue afectando más y más y más, hasta el punto que nada de lo que hacía me hacía sentir bien—de lo que realmente quería hacer—porque no configuraba con las expectativas que las personas tenían de mí. Y al no tener ese amor que tanto necesitaba, empecé a conformarme con hacer las cosas que ellos querían, con tal de recibir amor, pero eventualmente esto también me cansó y me volví muy cínico. Me empecé a mentir sobre mi vida, sobre que nadie me quería porque yo sí perseguía mis sueños, que era autentico, blablabla. Y también empezó a volverme muy cobarde, puesto que no contaba con el soporte de nadie si alguna vez caía o fallaba. . . . Y obviamente, también me empecé a resentir y querer venganza en contra del mundo, porque a uno de sus mejores niños lo había puesto en una vida deplorable para él. Sentía que nadie me comprendía, que nada de lo que hacía estaba bien . . . y por ello, todavía más, me volví más dependiente del amor y cariño que recibía, aunque fuera solo de una persona . . . y en ese momento descubrí lo que eran las relaciones.
Todas mis relaciones se pueden resumir en una singular historia: todo empieza bien, descubren que detrás de la fachada hay un niño amoroso, romántico y lleno de vida, lastimado y que quiere una relación. Con el paso del tiempo, mis miedos y resentimiento empiezan a brotar, ellas tratan de ayudarme, pero eventualmente la fuerza de esas emociones negativas es tanta que también las empieza a afectar, mezclándose con sus propios problemas, para terminar en un gran derrumbe invisible. Y el ciclo se repetía.
Desde la primer relación fallida (ahora son 4) me cansé de esto, pero no sabía por donde empezar. Y por esto empecé a obsesionarme con saber qué estaba pasando, y mis refugios fueron la filosofía, y eventualmente, la psicología. Pero volví a la mala costumbre de creer que los que estaban mal, los que me debían algo era el mundo, pero no era así, pues las personas son las personas y uno mismo es uno mismo. Y entonces, repetí el ciclo una y otra vez.
No fue hasta que terminó catastróficamente mi tercera relación, con Dariana, que decidí que ya era suficiente. Pero no tuve la fuerza suficiente para seguir con mi proceso, y de nuevo me hundí a depender de las personas. Me la pasaba días enteros queriendo que alguien me hablara. Empecé a considerar que mientras más bella fuera la persona, más valor como persona me estaba dando a mí, que mientras más dedicado fuera a alguien más, más valdría como persona. . . . Por su puesto que esto ultimo es verdad, pero si se hace por hacerlo, por gusto, no porque se espera obtener el amor que a uno mismo le hace falta. Y entre otras muchas creencias de gente pendeja que empezaba a creer en mi mente para justificar mi estado, para justificar mi dependencia emocional—la más cagada era esa de que "era un alma en pena, sin hogar, sin donde encajar, que estaba destinado a morir de amor, pues era lo mejor que hacía," JAJAJA.
Eventualmente me volví aún más cínico, no dependiendo de absolutamente nadie y haciendo lo que se me diera la gana, rechazando amor por todos lados y tratando de encontrar una solución a lo que quería hacer.
Y llegó sexto año . . . avanzado. Todas las vacaciones anteriores a entrar en el ciclo 2019-2020 me la pase casi sin hablar con nadie, más que jugando, escribiendo, llorando, recogiendo migajas de donde pudiera, pero realmente sin aprender nada, pero esto ultimo no lo sabía. Pero bueno, según yo ya estaba bien. Hasta me metí a una ETE, porque honestamente creía que podía, y si podía, todavía tenía tiempo de sobra, tiempo para sentirme miserable, lo cual no me gustaba para nada, pues necesitaba huir de mis emociones. . . . Y toda la historia que viene a continuación tendrá sentido al final. No se preocupen.
El punto que entré a sexto y me empecé a juntar con una de las únicas personas que conocía, Itzel. La verdad pensé que al entrar me quedaría solo un buen rato, pero estando en la puerta, me hablo y tomó de la mano, y pues me sentía muy bien, porque nunca había hablado con ella bien, nadamás nos conocíamos de vista, pero como en quinto estuve con Dariana todo el año, pues en ella me encerré, dejando incluso a mi grupo de amigos, los Tonas Brothers, a un lado. Dentro del salón, con mi ego hasta el cielo, un ego frágil y absolutamente dependiente, y empecé a instintivamente buscar chicas que me gustaran, incluso se las dije a Itzel. Jajaja. Y bueno, eran 2, C. y A., muy diferentes en personalidad, pero el mismo arquetipo de cuerpo por el que alguna razón tenía mucha atracción a. Eventualmente me decidí a querer decirle a la que más creía que me gustaba—que en realidad era la que más tenía contacto con—C. Pero no lo hice por un tiempo.
Después, de la nada, empecé a notar risas de una parte del salón, y note que venían del otro lado, por en medio . . . era Isaac y Ashley. En ese momento le dije a Itzel que me gustaría hablarles, porque me parecían lo más sinceros del salón, y también los más divertidos. Unos pocos días después fue que noté que con ellos estaba una chava que no había visto nunca antes, preciosísima . . . pero eso no fue lo que me llamó la atención. Había algo en ella que me llamaba la atención mucho más que en cualquier otro de mis simples caprichos físicos, y no sabía que era. De vez en cuando la buscaba en el salón, pero casi no la veía. Se convirtió en mi sueño, pero nunca creí que le gustaría. La veía demasiado preciosa, demasiado fuerte, demasiado brillante y feliz como para que se fijara en un mequetrefe como yo. Y por una parte, sentía que de alguna manera no estaba encajando ya con Itzel ni Fernanda . . . pero era porque mi necesidad, mi dependencia emocional, estaba empezando a nacer de nuevo. Y por la otra, Itzel me estaba diciendo que si yo me le declaraba a Camila, ella se le declararía a su crush. Como no tenía nada que perder, y pensaba que esta diosa nunca me iba siquiera a hablar, pues acepte.
En ese momento, no se qué fue primero, pero creo que hicimos equipos en Química, y yo siendo un total antisocial, no asistí a la clase en la que fueron hechos los equipos, así que me vi relegado a armar uno fuera de tiempo. En ellos se metió una amiga que ahora quiero mucho, Adally, el manitas y finalmente ella, Karla, mi sueño. . . . Obviamente mi emoción fue grande, pero realmente me relege a no querer demostrar que me interesaba, porque, para empezar, no sabía porqué me interesaba tanto. Claro, era una preciosura físicamente, se vestía bien poca madre y su personalidad irradiaba un aura bien chingona, pero no era solo eso . . . sabía que me gustaba por otra cosa más allá de su cuerpo, de lo que se podía ver. Y por la otra, Itzel y yo ya habíamos hecho esa intención. Y yo sin esperanza con ella, pues simplemente lo deje ir sin mucho. Pero mi corazón se seguía emocionando cuando hablaba con ella en esa clase, y solo era esa clase, y solo era una vez a la semana. Creo que hubo una semana en la que no hubo clase en el laboratorio, y estuve muy pinche triste porque wey, era el único momento que le podía hablar y estar cerca de ella. Aparte de todo, era muy linda conmigo, bromeábamos un poco. Recuerdo muy bien que nos dijimos que nos andaba del baño. Para cualquiera es una pendejada, pero para mí fue lo mejor de mi puta semana. Jajaja. También en mi cumpleaños, Karla me mandó un mensaje y estuve bien bien bien pinche feliz. Era lo único que necesitaba en mi vida.
Ash e Isaac iban en Italiano conmigo, y un día, de la nada, me hablaron. Como sabía que ellos estaban con Karla, y aparte porque me caían instintivamente bien, algo muy raro, pues me junte con ellos, aunque fue un poco incómodo al principio. Y me empecé a juntar con ellos un poco.
Y entonces empieza uno de los más grandes fiascos que he hecho en mi vida.
A Monse y a Itzel les mostré algo que estaba empezando a escribir, una carta. Había hablado un tanto de C. con ellas, también con Xally, porque pues no tenía nada mejor que hacer, la verdad, no era para nada wow. Al principio si fue para ella, pero con el paso de la pluma me dí cuenta de que en realidad no me gustaba. Lo único que me llamaba la atención era su cuerpo. Y pues así al chile que hueva. Pero después empecé a pensar en Karla, y uts, la pluma salio corriendo y tenía una carta lista en menos de 5 minutos. Aquí está una transcripción, con unas explicaciones entre corchetes.
"Fue creciendo poco a poco, criado en la obscuridad de mi inconsciencia, entre callejones y andenes en donde hacía tiempo no me asomaba. Al caminar el reloj, salió más y más a la luz, en las arteriales avenidas de mi percepción te encontrabas tú. Empecé a notar tu existencia. (Al principio ni la había notado, como ya mencioné.) Buscaba el veneno de tus ojos y de tu sonrisa sin realmente saber por qué. Creía que me habías gustado, encantado a mis sentidos. . . . (Química.)
"Buscaba . . . pensaba en acercarme a ti, pero no tenía una razón concreta. (Se supone que solo eramos equipo de química, ni amigos cercanos.) Después, note que tu presencia, para mí, era exactamente eso, tu presencia. La encarnación en la periferia de otro ser, de otra alma que por Poisson o Destino>! (aquí, Poisson se refiere a la probabilidad estadística de que en mi vida, en el recuadro de tiempo y espacio que habite a través de ella, Karla pudiera haber aterrizado . . . aunque, en realidad, debería de ser "Poisson y Destino," porque con Destino me refiero a aquello inconsciente en ambos que nos guió hasta ese punto en nuestra vida, pues las coincidencias no existen)!< había coincidió en espacio-tiempo mutuamente con la mía. No eres una idea, una vasija en la cual vaciar mis propias motivaciones y deseos,>! (al principio no lo era, pero después, se volvió evidente que sí)!< eres una imagen clara y táctil, una persona real que no necesito elevar a divinidad para poder apreciar que eres encantadora. (Tres dice lo contrario.)
"Quizás se note, (yo digo que sí, demasiado) que me pongo nervioso contigo, que no puedo sostener tu mirada y mi voz flaquea continuamente si de referirme a ti se trata—y ni hablar de las sonrisas estúpidas que se me dibujan y los brotes de sangre que dilatan los tejidos de mi cara. Lo cual no es tanto por cómo me siento hacía ti, si no en lo que sentirías si lo supieras. Por lo que considero este escrito un tipo de suicidio, una confesión de algo que para mí tiene los matices de un crimen . . . me entrego a salir de las sombras de mi silencio hacia los aluzamientos de tu consciencia, con el único propósito egoísta de no permanecer callado. (Ay, Dante. . . . Oh, esperen, ahí viene lo mejor:) E incluso lo hago cobárdemente, a través del lenguaje escrito, porque a) en persona me derretiría, b) se me olvidaría qué decir y c) no tengo que huir o esperar a que me escuches incómodamente. (Ja. Esto nadamás lo puse para hacerme sentir menos peor a mí mismo.)
"Pero si, C., me gustas. Y no he podido detenerme de decírselo a todos, (esto si es verdad, a muchos, en algún punto les mencioné algo de C., porque finalmente no estoy diciendo que no me gustaba, aunque fuera solo físicamente,) porque es más fácil hacer eso que decírtelo a ti, aunque no haya nada bueno en suprimir algo que disfruto sentir." (Aquí hablo de nuevo de Karla: era más fácil decirle a otra persona que me gusta que habérselo dicho a ella misma.)
Alguien alguna vez me dijo que cómo había podido escribirle eso a alguien que ni siquiera le hablaba. . . . Bueno, en vez de "C." pongan "Karla" y todo va a tener sentido. Por esta razón fue que le enseñe la carta a mis amigos. Era una confesión secreta, porque Karla era mi amiga, y no quería arruinar nuestra amistad con que me gustara. Me sentía estúpido, porque creía que no le gustaba, y después pensaba que me había gustado simplemente porque me había tratado bien y era dulce conmigo, o solamente por su cuerpo.
Pero luego, como todos saben, el 25 de octubre finalmente rompí el silencio y a todas mis amigas mujeres les dije que me estaba gustando Karla—Xally, Itzel, Monse. Al día siguiente fui con mi papá a Querétaro, y todo el trayecto me la pasé pensando en ella, hasta estaba de buenas, fotografíe todo, y a pesar de estar cansado, me quedé hablando con ella hasta las 2-3 de la mañana. Fue a la 1:21 del 27 de octubre del 2019 que la última vez que me enamoré empezó. . . . Nah, estoy exagerando, pero aquí va el porqué.
Con el paso del tiempo, noté que tenía la grandísima necesidad de solamente estar con Karla, hablar con Karla, lo que fuera. Me hice dependiente otra vez, pero esta vez ya no quería para nada eso. Estaba consciente que dentro de mí tenía que haber un proceso por el cual tendría que pasar, en el que no podría depender de ella, no podía sostenerme en ella, no tenía que sufrir por ella, y hasta cierto punto hasta alejarme de ella, porque me estaba volviendo lo que no quería, y no realmente por su culpa. Pero como siempre, los miedos empezaron a crecer dentro de mí . . . "pero que tal que se va con alguien más," "que tal que me odia por no estar listo" y, el mejor de todos, "no merezco su amor por el estado en el que estoy."
He hablado antes de esto, y de cómo a pesar de todo, merecemos amor, sin importar el estado en el que estemos. . . . Pero algo muy diferente es recibir este amor, especialmente cuando eres emocionalmente dependiente, pues para mí, solo la aprobación y el cariño de Karla me hacían sentir bien. Podía estar rodeado de personas maravillosas, amigos y familia, pero nada de ellos me llenaba tanto y me hacía sentir tan bien como que ella lo hiciera, que ella me lo diera.
Cuando empezó todo el pedo de los paros, nuestra relación tuvo un gran pico de felicidad, todo iba bien . . . hasta que sucedió que no pude mentirme más en cuanto a cómo me sentía, y el 14 de diciembre del 2019 le dije cómo me sentía realmente, con el propósito de dar a entender mi posición con respecto a todo lo que había venido ocultando. No fue para nada bueno. Mi dependencia emocional estaba a trote cuando dejamos de hablar tanto. Literal, los pensamiento de que no era suficiente, de que no estaba siendo lo suficiente amoroso, que simplemente no valía la pena como persona si Karla no estaba conmigo, se dispararon por meses, hasta que regresamos a la prepa. Entre tanto, no quería para nada enfrentarme a mis miedos, pues me estaban destrozando, no podía pasarme ni un minuto tranquilo, siempre tenía que estar haciendo algo, hablando con alguien, quería absolutamente destrozarme, suicidarme, todo era mejor que tener que enfrentarme solo a lo que me esperaba, y que estaba seguro tenía que hacer, para poder estar bien, y no depender de ella, y quizás, así arreglar nuestra relación. Todavía iba a Prepa 2 a la ETE, pero era demasiado cansado. Todos los días, el trayecto, el no tener mensajes largos con ella, el que la sintiera tan distante, me estaban absolutamente destruyendo. Ya no tenía a nadie para avisarle que ya había llegado, que ya esto, que ya aquello, mi humor se fue al carajo, y eventualmente deje de ir por completo. Me había ganado absolutamente todo.
Cuando entramos, trate de arreglar las cosas, pero para nada funcionó. Me super emputé y mandé absolutamente todo a la verga. Ese fía me fui a tomar y creo que me puse super mal. Tenía una amiga que use para no estar solo. Con el tiempo la empecé a querer, porque me parecía una buena persona, pero la única razón por la que le hable fue porque no podía conmigo mismo, necesitaba a alguien que me distrajera del hecho de que me la pasaba revisando todas las redes sociales de Karla, porque simplemente estaba tan desesperado, tan cansado de cómo me sentía, y trataba de alentarla, de que me dijera que me quería, y las veces que lo hizo, me sentía super bien, pero sabía que la forma en la que obtenía que Karla me dijera estas cosas no estaba bien. Entonces empecé a tomar más, de no ir a clases, de simplemente tratar de ignorarla, de superarla, porque yo simplemente, en mi dependencia emocional, creía que ya no me quería.
Obviamente todo esto era una mentira. Y es por eso que hablo tanto de ella en este tipo de post, y el porque digo que ella fue la que cambió mi vida.
Verán, que dependas emocionalmente de alguien no significa que no ames a esa persona, y viceversa, también no significa que realmente la ames. En mi caso, en realidad si la amo, y es por eso que empecé con todo esto. Desde cierto nivel, el amor siempre es un sacrificio, pues es un pacto . . . y ella también me amaba, en algún punto, algo que totalmente arruiné. Ella sabía que ninguno de los dos estaba listo para tener una relación, y dimos de lo mejor de nosotros, hasta que simplemente no pudimos más, y el rencor, la desesperación y la frustración nos llevaron a finalmente "romper lazos no oficialmente." ¿Y esto que tiene que ver? bueno, que simplemente, si no fuera por el haberle hecho tanto daño, el haberla decepcionado, mentido, acusado, etcétera, no tendría el propósito de cambiar, de simplemente dejarme de mamadas y seguir adelante, cueste lo que cueste.
Pero claro y por supuesto que tengo un chingo de miedos. Finalmente, pues la amo, ¿no? y cuando uno ama, uno es muy vulnerable, uno se imagina toda sarta de estupideces y le teme a muchas cosas reales, porque, a final de cuentas, nunca fuimos novios, todo era una promesa muy truculenta. Y ahora mucho menos, ella se puede ir en cualquier momento con otra persona, y no tendría absolutamente nada que reclamar, porque para empezar, fue mi culpa el no haberme preparado con anticipación para cuando llegará, el no haber sido sincero en cuanto a lo que estaba pasando, etcétera. Y es por eso que tenía tanto miedo siquiera de empezar todo el proceso. Pero pues ahora, como tal, no me queda de otra.
Y bueno, a todo esto, ¿qué es la dependencia emocional? Bueno, la verdad es que todos somos emocionalmente dependientes, pues todos queremos sentir algo, sea respeto, amor, temor, lo que sea—amor siendo uno de los principales. Pero los que están emocionalmente sanos reciben esas emociones de si mismos. Puede parecer no intuitivo, pero como la confianza, es una habilidad que puede ser trabajada en, adoptada y aprendida en cualquier punto de nuestras vidas. Y como tal, cada quien tiene una manera de alcanzar eso que se llama amor propio. Pero, ¿qué es el amor propio? Según Google, el amor propio es la "consideración y estima que una persona siente por ella misma y por la cual espera ser considerado y estimado por los demás." Siento que esperar aquí es algo muy sensible, pero hasta ahora es verdad. Y, entonces, ¿cómo es que uno desarrolla amor propio por si mismo?
Seguiré hablando de mi experiencia.
El amor propio es la habilidad para estar solo y funcionar solo. Esto significa saber cómo procesar todo de manera independiente si no se tiene a nadie cerca, el no perseguir placeres básicos, como hablarle a nuestros exes cuando nos sintamos solos, o refugiarnos en la bebida, o en la comida, o en la vida en si. Es encarar todo lo que se siente. hacerse responsable de ello y dejarlo ir. Es aceptar que a pesar de todo, uno es posible de recibir amor, y hasta que alguien lo haga, tenemos que dárnoslo nosotros mismos.
¿Cómo es que estoy construyendo mi amor propio? bueno, ocupándome de mí. La confianza es muy atractiva, esto es porque la confianza es un signo de amor propio en una área. Ahora imaginen amor propio en todas las áreas. Es por esto que muchos homosexuales llaman la atención de mujeres heterosexuales a pesar de que sea, a veces, fácil ver que los chavos son homosexuales, porque el salir adelante como algo que está visto mal socialmente, perseguido solamente por el cómo son y lo que hacen, necesita de mucho valor y aceptación propia. Esto es la clave, aceptarnos como somos. El problema viene cuando la aceptación de lo que somos nos hace encarar eso en lo que somos insuficientes. Pero, de nuevo, no olvidemos que no importa cómo estemos, somos merecedores de amor. Pero entonces significa darnos amor, y darnos amor es, inevitablemente, crecer. Cuando amamos algo nos encargamos de ello. Imaginemos a nuestra mascota, a quien la creemos inocente y merecedora de todo nuestro amor, y la cuidamos mucho más que a nosotros, le compramos comida, le hablamos, le decimos cuánto lo queremos, aunque a veces puede que se cagué por todos lados o se coma algo que no debiera. Y bueno, lo mismo es con nosotros. Amarnos significa saber lo que merecemos, lo que podemos tener, y encargarnos de lo que tenemos que hacer para vivir plenamente, "como merecemos:" es bañarse, hacer ejercicio, comer saludablemente y a horas iguales, dormir bien, no pensar cosas negativas de nosotros, no arrastrarnos por alguien que ya ni nos quiere, bailar, salir a la lluvia cuando llueva, lavarse la cara, peinarse, arreglar nuestra casa, aceptar regalos, dejar de perseguir cosas que solamente nos hacen odiarnos a nosotros mismos (como, por ejemplo, había días en los que me terminaba odiando, porque según yo no tenía nada que hacer y me puse a ver algo, pero terminé mucho más cansado que antes de hacerlo), y todo lo que se nos pueda ocurrir, la definición y lo que tenemos que hacer nuestra. Pero, empero, esto todo debe de ser soportado, basado en la premisa que también, dentro de nosotros, estamos trabajando en la manera en la que pensamos de nosotros mismos, y como tal, en las relaciones que tenemos con conceptos como "amor," "amistad," "valor," etcétera. Por ejemplo, una creencia de que "las relaciones son difíciles," está basado en el hecho de que antes puede que hayamos experimentado algo así, y simplemente lo aceptamos, porque nos veíamos como difíciles de mantener y complacer. Esto fue lo que paso con Karla. Al principio, yo no creía absolutamente nada negativo de ella, sin embargo, sobre todo esto, tenía la creencia de que "nadie me entiende, nadie me quiere y nunca me podrán perdonar . . ." ¿y qué fue lo que pasó? exactamente eso. Y no obstante, no solamente esa creencia se hizo más fuerte, también se empezaron a crear creencias especificas a ella, basadas en el comportamiento que, hasta cierto punto, YO estaba provocando.
Ahora, todo esto no significa que no vamos a hablar con nuestros amigos, conocer personas, salir, bailar, ser felices, así como tampoco que no vayamos a recaer otra vez. Lo único que significa es que vamos a dejar de depender de otras personas, y dejar, en el caso de las relaciones amorosas, no perseguirlas por un rato, darnos un respiro y la oportunidad de conocernos y mejorarnos. Finalmente, esto es lo que me impulsa, la certeza de que no importa cómo ni cuando, siempre y cuando complete lo que estoy haciendo, sin importar que extraño tanto a Karla, algún día podría casarme con ella, o con otra persona. Pero los beneficios de esto no solamente llegan hasta ahí, las relaciones en general, familiares, amigos, compañeros, extraños en la calle, mejoran increíblemente. Nos es posible ya hacer lo que queramos sin el que dirán, y realmente dedicarnos un tiempo para nosotros mismos, porque no es lo mismo estar solos que tener un momento a solas.
El día en el que escribo esto, subí una foto a mis redes, algo que en mi puta vida hago. Jajajaja. Pero tuve muchas dudas al hacerlo, porque para empezar, la foto me la tome así de la nada, casi despertando, y después, me dieron ganas de subirla. Mi primera duda fue de si lo hacía para llamar la atención, la cual pues obviamente no era la razón. Después, empecé a decir "bueno, quizás no sea mi intención llamar la atención, sin embargo lo voy a hacer, ¿realmente podré controlar mis instintos?" Y pues afortunadamente si. Digo, he contestado los mensajes con un sticker de Kirby dando florecitas, como en señal de gracias, pero a partir de ahí no he empezado como sabía que antes hubiera empezado, de "ay, no quieres ver más." Todo pendejo el vato. Y esto me tiene muy feliz, porque es como de "ahhh, no mames, pude en contra de mis mamadas para seguir mi camino limpiamente." Con esto quiero decir que . . . llevo no más de unos días así, poniéndome atención. Ha habido días en los que he llorado, me he enojado, no he podido para nada dormir bien, y sin embargo, todo esto lo acepto. Y por otra parte, ya me siento muy muy diferente de a cómo me sentía antes de empezar. Me llevo mucho mejor con mi familia (los que me conocen saben que no me llevo para nada bien con mi papá ni con su esposa . . . pues adivinen qué. JAJAJA), con mis amigos, con extraños en el internet, tengo más energía para hacer cosas de la escuela, escribir mis historias, hacer ejercicio, simplemente quererme, pues. Ahora imaginen si sigo así y sigo cavando profundo, descubriendo traumas de mi infancia y limpiando todo desde el principio. Ahhh. <3
Mientras escribo esto muchos pensamientos vienen a mi mente, pensamientos negativos y positivos. Ciertamente sigo teniendo miedo, y realmente que extraño muchísimo a Karla, pero por este amor que le tengo, que también poco a poco se está volviendo mío, es que sigo adelante y ningún día me dejo recaer en mis malos hábitos. Sea como sea, saldré mucho mejor de esto, no importa cuánto duela en algún momento. . . . Y espero que si alguno de ustedes también quiere intentarlo, tengan la seguridad de hacerlo. Ustedes son la mejor inversión que pueden hacer.
Por último, es por esto que conté la larguísima historia de cómo empezó todo con Karla y como es que para empezar oculté que me gustaba. Si hubiera tenido la seguridad y la no dependencia emocional, nada de todo lo que pasó hubiera pasado. Pero, finalmente, gracias a que pasó, es que ahora estoy en el camino en el que estoy, y por esto, muy aparte del amor, es que después de mi madre y de mi tía, le estoy agradecido con mi vida a ella, porque gracias a ellas 3 es que por fin desbloquee toda mi vida de la cárcel en la que la había puesto. Y también porque por mucho tiempo me acompaño, a pesar de que la acusaba de todo. Ella me cuido como no tienen idea en el momento más obscuro de mi vida. Y es por esto que finalmente, todo esto, todo lo que nazca de haber salido de mi depresión, de mi dependencia emocional, llevarán de algún modo su nombre, en esperanza de que alguien más crea en si mismo y no le tenga miedo al amor, ni a arriesgarse a cambiar hacia dentro, de volverse si mismo, por algo que quiere, por algo que ama.
PD: Disculpen si todo esta un poco desacomodado, estoy muy cansado porque no dormí bien, pero quería escribirlo de cualquier manera.
Edit: Ah, si. Me falto mencionar que la razón por la que estaba buscando quien me gustara y una relación no era, como alguien me dijo, por pura imágen y cuerpo, si no por recibir amor. También, pronto trataré de hablar más sobre el cómo obtener esa sensación de que también merecemos amor y cuidado, en la 2da lección de 12 Reglas para Vivir: cuida de ti mismo como si fueras alguien de quien estás encargado de.
submitted by DanteNathanael to DanteNathanael [link] [comments]


2020.05.09 23:31 Cantl_ ¿Cuáles son sus historias de amor más trágicas?

Hace tiempo me pasó una de mis mayores tragedias en el amor. Conocí a una chica hace como cuatro años en una fiesta. Todos en la fiesta (incluyéndola) eran scouts, menos yo. En el momento en el que la vi, me enamoré a primera vista. No era la mujer más hermosa que había visto, por supuesto; en realidad, no era muy guapa, tenía los dientes bastante chuecos, el cabello opaco y sin vida y era demasiado alta; pero había algo que me atraía hacia ella. Gracias a eso, decidí entrar en los scouts. La vi solo el primer sábado; después dejó de ir, y acudía solamente unas cuantas veces al año. Casi siempre iba dos o tres veces y dejaba de ir por cuatro o cinco meses. Cada que regresaba, me emocionaba, y trataba de acercármele, pero nunca pude. Así pasó durante varios años, hasta que entré a quinto de preparatoria. Yo vendía dulces, y un día que iba por los pasillos buscando compradores, me la encontré. Me reconoció y comenzamos a hablar, le pedí su Facebook y me despedí. Estaba emocionadísimo, y a partir de ese momento, aprovechaba el vender dulces para ir a su salón. Al poco tiempo me di cuenta de que ella siempre estaba jugando cartas con sus compañeros, y no tenía mucha oportunidad de hablar con ella; además, no quería una interacción por Facebook. Se me ocurrió invitarla a salir.
Hice varias encuestas de satisfacción de los dulces, donde puse varias preguntas, e hice una especial para ella, en donde la invitaba a salir. Fui a su salón y avisé sobre las encuestas; le entregué a dos de sus compañeros y a ella. Después de eso, la gente literalmente hizo fila para comprarme dulces (es la vez que más he vendido en un salón). Cuando se acabó la fila, la esperé unos instantes; luego ya me regresó la encuesta, pero tenía una cara muy seria, y eso no era buena señal. Regresé a mi salón y leí lo que puso: "Salir? Mm no lo sé". Sea como fuere, no me rendiría tan fácil; al siguiente día acudí a su salón con una gran sonrisa, lo que hizo que ella se sacara de onda. Vendí dulces como si nada y me fui; ese mismo día por la noche, ella me envió un mensaje a mi Facebook, diciendo mi nombre seguido por: "no quiero salir contigo". Mis esperanzas se derrumbaron y decidí dejar de intentarlo.
Pasaron los meses e iniciaron las vacaciones de invierno, y al final de estas, un día me envió un mensaje muy de noche; yo no lo vi hasta la mañana del día siguiente. En el mensaje ella me pedía mi número; yo se lo pasé, y ella me respondió con un gracias. Le pregunté que para qué lo quería; ella me dijo que para hablar; después me preguntó si iría a los scouts, y yo le dije que sí. Pasaron los días y llegó el sábado. Como habíamos quedado, ambos fuimos, pero no hablamos en absoluto durante todas las actividades. Ese día no había ido demasiada gente, por lo que nos juntaron a Comunidad (donde estaba yo) y a Tropa (donde estaba ella); hicimos varios juegos, y en el último nos tardamos más de la cuenta, lo que provocó que su mamá (que era scouter), se fuera, solo diciéndole que la esperaba en la casa. Cuando por fin acabamos el juego, yo quedé dividido entre dos caminos; por un lado, se había formado una bola con todos los que se habían quedado hasta que se acabara el juego; y por el otro, estaba ella, que había empezado a caminar hacia su casa. Después de pensar las cosas mucho, decidí ir tras ella, y cuando estuve lo suficientemente cerca, grité su nombre; ella volteó con una cara que, lejos de sorprendida, parecía más como de estar diciendo: "ya te estabas tardando". Me puse a su lado y la acompañé hasta la casa de su abuela. Luego de dejarla ahí, me encaminé hacia mi casa; sin embargo, estaba muy confundido, y tenía la sensación de que había hecho algo mal.
Después de un rato, me envió un mensaje, agradeciéndome por haberla acompañado. Yo solo le dije "de nada", y empecé a sacarle plática. Estuvimos hablando durante varios días, hasta que entramos al escuela, donde de inmediato empecé a volver a ir a su salón; las cosas habían cambiado, y en su salón apenas y me compraban; pero no importaba, pues yo solo iba por ella. Las cosas también habían cambiado respecto a hablar con ella, pues ya no la encontraba jugando cartas y, cuando podía, me quedaba hablando con ella; más de alguna vez nos la pasamos hablando más de una hora.
Un día, la mayoría de sextos hizo falta grupal (entre ellos mi salón), pero yo decidí ir al escuela para aprovechar y charlar con ella. Fui a su salón y comenzamos a hablar; nos sentamos en la banca que había fuera del mismo; después, sus compañeros comenzaron a salir, y empezaban a tirarle carrilla después de que yo no los veía. Como a las dos horas de estar platicando (sus profes no llegaban), mi mejor amigo (que estaba al tanto de todo), pasó por delante y me hizo una señal de que fuera. Yo le dije a la chica que me diera un segundo y acudí al llamado de mi amigo. Me dijo que una chica de cabello corto se le había acercado y le había dicho que me dijera que dejara en paz a su chica; yo le dije a mi amigo que le dijera que si tantos huevos tenía, que me lo dijera ella en persona y que no estuviera mandando a otra gente. Entonces regresé con la chica y seguimos hablando (le pregunté si tenía pareja y me dijo que no le gustaba hablar de eso); pero después de esto, empezaron a pasar frecuentemente dos chicas (una con cabello hasta los hombros y la otra con un corte más masculino y el cabello pintado de amarillo). La primera chica (la del cabello hasta los hombros), me miraba con una expresión seria, y la otra solo veía al piso y, en las pocas ocasiones que me miró a los ojos, de inmediato se volteó hacia otro lado. A mí no me importó cual de las dos fuera, y continué hablando, hasta que ya para el final de las tres horas la segunda chica, que venía con dirección hacía mí, lejos de voltearse, me miró con una cara de intenso odio y después me levantó el dedo para meterse al salón de la chica con la que hablaba. Luego de eso, me empecé a sentir muy incómodo, y decidí mejor irme. Un amigo me había pedido mis llaves mientras hablaba con ella, así que usé esa excusa para irme. Todo eso aconteció en viernes.
Me la pasé el fin de semana pensando en aquello, y no recibí un mensaje de ella, ni tampoco lo envié. Estaba desesperado, porque, si de por sí la situación ya había estado complicada, ahora lo estaba más sabiendo que tenía novia. Ya cansado de la situación, el lunes fui a su salón en el receso; sin embargo, no la encontré y decidí ir en el siguiente interludio entre clases. Me la topé justo cuando iba saliendo de su salón, y me pidió que la acompañara a su casillero. Ya ahí, empecé a hablar con ella, diciéndole que en verdad la quería, que sabía que tenía novia y terminé diciendo: "Mira, quiero que me contestes algo; algún día yo te voy a invitar a salir, y no sé si sea mañana, o pasado, o en un año, pero aquel día en que salgamos, no lo haremos como amigos, y quiero que me respondas si aquel día dirás que sí o que no". Después de pensarlo un poco, ella dijo: "No, creo que no"; acto seguido nos abrazamos, y cuando nos separamos, me dijo: "¿Seguiremos siendo amigos?", a lo que yo contesté: "No lo sé". Entonces me di la vuelta y fui a mi salón, en donde comencé a llorar incontrolablemente. Luego de aquello me sentí mejor.
Borré su número de mi celular, eliminando primero todos sus mensajes y tratando de olvidarme de ella. Pasaron los meses y empezó una epidemia a nivel mundial. Un día, sin querer, comencé a recordar todo aquello, y decidí mandarle mensaje por Messenger de la misma forma en que ella lo hizo, pidiéndole su número sin darle más explicaciones; ella me lo pasó y a los pocos días le envié mensaje. Comenzamos a hablar, pero ella era igual de callada que siempre; sin embargo, lejos de tratar de animar las cosas, solo me dejaba llevar. Un día le pregunté si le gustaba el rock, y me dijo que era demasiado ruidoso. "Lo sé, por eso me encanta", le dije. Una cosa llevó a la otra y empezamos a hablar sobre la sociedad y sobre que las personas, lejos de seguir sus normas, deberían de buscar el ser felices. Aproveché esto para decirle: "Oye, ¿puedo decirte algo?"; luego de que me dijera que sí, le dije algo más o menos: "Sé que entre nosotros han pasado cosas, y sé que te gustan las niñas; y a pesar de que en algún momento estuve enojado porque no me lo contaste, hoy solo quiero que sepas que aquí tienes un amigo al que le puedes decir tus problemas y que no se los contará a alguien. Si algún día quieres hablar de algo, dímelo con toda confianza". Luego de agradecerme por aquello, me pidió que fuera su mejor amigo. De momento estoy muy feliz, porque, a pesar de que la sigo queriendo y sé que no tendremos algo, puedo seguir hablando con ella, y ambos podemos hablar sobre nuestras vidas.
No sé en qué acabe esto, pero espero que bien.
submitted by Cantl_ to preguntaleareddit [link] [comments]


2020.04.25 23:12 Miller-Blogs Alaska: "Todo lo que amo es" antinatural "

La cantante, que afirma no haber sufrido ninguna crisis por su 50 cumpleaños, habla del siglo XXI como desilusión, la belleza de sus ídolos, su heterofobia y la relación televisiva con su esposo.
Mikel López Iturriaga
Extraños efectos de los reality shows: cuando entras en el plato verde de Alaska y Mario Vaquerizo cerca del Gran V de Madrid, ya te sientes allí. Hay tanto que ver en el programa que sigue la vida de la pareja, que sufres tanto efecto decorado como cuando pones un pie en Nueva York por primera vez. Por supuesto, la presencia en el sitio le permite echar un vistazo a los detalles: pinturas kitsch , muebles de los años 60 o un póster de un Mecano de los 80 enmarcado en el suelo. "Es mío, pero Olvi no me deja colgarlo", dice Vaquerizo, aprovechando el hecho de que su esposa está tomando fotos para la revista Interviú en la terraza. Vístete
Nuevas conversaciones en compañía de personajes singulares de la vida pública española. Después de Ada Colau, Jesús Carrasco, Erika Lust y Berto Romero, esta serie de entrevistas de verano con Alaska termina.
Alaska, Olvido Gara en su tarjeta de identidad, acaba de cumplir 50 años, y ella se presentó para esta entrevista con maquillaje negro y riguroso. Educada, siempre agradable, pero a poca distancia, la cantante de Fangoria habla de casi todo sentado en una silla de cocina frente a una Coca-Cola ligera: desde el siglo XXI como una decepción, desde la belleza alternativa de sus ídolos, desde el envejecimiento , su heterofobia y la relación televisiva con su esposo.
PREGUNTA: Acaba de celebrar su 50 cumpleaños. ¿Has entrado en crisis?
RESPUESTA: No me pasó a los 50, no me pasó a los 40, no me pasó a los 30. Estas eran las fechas típicas de las que todos te hablaban, iba a ser terrible, deprimente, dramático, tomar decisiones y nada. Mi posible Saturno, como lo llama un amigo mío, lo que sucede a los 30 años, tenía 26 o 27 años. Coincide con el final de Dinarama cuando Nacho [Canut] y yo tuvimos que hacernos cargo de nuestras vidas y empezar de cero con Fangoria. Pero no, no me pasa nada especial a los 50. Veamos, hay una reflexión muy clara, que tienes menos de lo que tienes detrás. Pero no es una conciencia lo que me hace correr al gimnasio y decir: "Ahora,
P: ¿No combate el envejecimiento?
A: No, nunca aprecié la juventud. No estoy más emocionado o erótico por la piel de un niño que la de Iggy Pop. No tengo una devoción particular por los signos externos de la juventud, pero lo hago por los signos externos e internos de madurez. ¿Que actúa la fuerza de gravedad? Sí, pero no pasa nada mientras puedes luchar. Si su piso se mancha, lo limpia; No es que, como es natural que el suelo se manche, no lo limpie. Intentaré limpiarlo, sin volverme loco, pero intentaré limpiarlo.
P: Pero la cirugía estética, que ha utilizado y defendido tanto, generalmente no logra su objetivo principal: rejuvenecer.
Cosas que solían ser extremas, ahora las usa una dama por serrano ”
R: Las óperas de 60 años no parecen tener 40 años. Por supuesto, es que no voy allí. Siempre lo comparo con el travestismo, que para mí es la máxima demostración de que no tienes que guardar lo que obtienes. El culturismo y todas las cosas que amo no son naturales:se trata de buscar algo en lo que naturalmente no eres bueno. Me encantan los rostros operados desde mi infancia. A la edad de diez años, vi a estas damas con una cara veloz y se veían muy hermosas. ¿Es Amanda Lepore más joven, mayor, más mujeres, más hombres? No, es perfecto Es una estética que va más allá de una apariencia más joven. Y al final, hay un cierto triunfo del extremo que termina por asentarse. Lo llamo venganza travesti: cosas que solían ser extremas, ahora ves a una dama en la calle Serrano. A mí me parece un triunfo. Probablemente para sus hijos, sus nietos, sus amigos que pasarán el verano con ella en Mallorca, ella es horrible, pero para mí es hermosa.subterráneo, alternativo y raro.
P: Y ahora se ha convertido en una mayoría.
R: Sí, y llega un momento en que ves los polígonos con los aretes y diamantes y las cejas depiladas, la camisa, el músculo y piensas: "Bueno, me parece que no, no no es gay, extraño Radar ". Tuvimos éxito, impusimos una estética extrema que alguna vez fue prostitutas, prostitutas y travestis. Me encanta.
P: ¿ En qué década de tu vida has tenido el mejor momento?
UNE: La deuxieme partie de Fangoria, de 99 aux premieres annees du siecle, plus ou moins. Lorsque nous avons signe avec [la maison de disques] Subterfuge, nous avons commence a travailler plus dur et a laisser notre saison en enfer ou nous devions nous rencontrer le 30 de chaque mois pour voir si nous avions de l'argent pour faire ce que nous voulions. C'est aussi le moment ou Mario apparait. A noter que les annees qui me sont merveilleusement donnees sont celles d'un nombre egal: les 77 que j'ai rencontrees Nacho et Carlos [Berlanga], nous avons cree Kaka de Luxe et j'ai quitte l'ecole. 88 est l'hiver de l'amour, de l'extase, de sortir danser, de devenir fou ... 11 a ete l'annee realite a commence, mais il n'a pas eu autant de chance que les autres.

L'eternel defenseur des causes meconnu

JOYFUL NACHO
Quand elle avait cinq ans, Olvido Gara etait amoureux d'Herman et Lily Munster, l'adorable et Frankensteinian-vampiric couple de la serie televisee du meme nom. Quatre decennies et demie plus tard, la chanteuse vient de terminer la troisieme saison de Alaska et Mario, une tele realite sur sa vie conjugale qui peut etre lue Munster code: une famille d'apparence differente, dont les gouts sont quelque peu bizarres pour la plupart, mais qui est fondamentalement basee sur des valeurs traditionnelles. En plus d'etre une star de la television en lutte constante avec son poids et une eternelle defenseure de causes peu considerees comme la chirurgie esthetique ou la presse a chaud, la mexicaine la plus basee a Madrid continue de defendre son statut de mythe de la pop espagnole avec Fangoria , un groupe qui a sorti cette annee son huitieme album, Cuatricromíune.
Q: Ne laissez-vous pas les gens regarder votre vie a la television la changer pour vous?
UNE: Non. De plus, je ne connais pas ma vie au la vie des autres. Quand je m'assois pour regarder l'emission, pour moi, c'est comme s'ils vous donnaient un DVD chaque semaine avec les choses que vos amis ont faites cette semaine et vous riez. Comme le mariage ou le voyage de fin d'annee que vous offrez a vos amis. Et puis j'ai des doutes quant a vous exposer. Peut-on en parler au 21eme siecle, en 2013? Je pense que vous en savez moins sur quelqu'un dans un programme qui resume une semaine de votre vie en une demi-heure que de suivre Facebook, Twitter ou Instagram.
Q: Voyant Alaska et Mario donne le sentiment que sa vie est tres amusante. Il est frappant de constater que dans ses dernieres declarations publiques, elle a ete misanthrope et pessimiste comme si elle n'en etait pas satisfaite.
UNE: Ce n'est pas une question de pessimisme, mais il y a une certaine misanthropie. J'aime etre seul - bien que Mario me dise que j'ai invente -, mais je ne le suis jamais. Et bien sur, lorsque vous soumettez une personne qui aime etre seule a toujours etre avec des gens de maniere professionnelle et personnelle, eh bien, tout va en arriere. Et parce que je n'ai pas de reseaux sociaux, ce serait la derniere goutte. Je ne veux pas avoir de contact avec les gens. Alors je ne suis pas une personne qui a tendance a l'optimisme non plus je n'aime pas vraiment le monde que nous avons au 21eme siecle: la question sociale, comment nous avons perdu le jeu dans beaucoup de choses que nous avions gagnees en tant que femmes, en tant que pede , en tant que travailleurs… La vie privee a egalement ete perdue, mais ce n'est pas vraiment un probleme de controle gouvernemental, mais je vous controle.
Q: Votre environnement vous controle.
UNE: Exactement. La vie privee que vous n'avez pas perdue a cause de ce grand frere, vous l'avez perdue parce que je connais aime tu as mis hier soir a quatre heures du matin et je sais que tu etais reveille, pas endormi.
Q: En realite, il a ete montre pour la premiere fois sans maquillage. Pourquoi avez-vous decide d'enlever le masque?
UNE:Je suppose que c'etait ce qu'il jouait. Si vous et moi allons nous voir pendant une semaine, il arrivera un moment ou je vous ouvrirai la porte sans maquillage. Ce n'est pas une decision, elle est donnee par la dynamique de ne pas etre fou. Il y avait une femme au Mexique que j'admirais profondement, qui s'est couchee maquillee. Lorsque le mari s'est endormi, elle s'est levee, a enleve son maquillage, a mis les cremes et une heure avant que le mari doive se lever, elle s'est levee, a pris une douche et s'est maquillee. Mais je ne suis pas fou, et je n'ai pas assez de volonte pour ca. Meme si ca me parait bien de l'avoir car je ne me vois pas sans maquillage. Pour la plupart des gens, le soin signifie que la peau est uniforme. Pas pour moi, pour moi, c'est une question de personnalite. Je suis moi quand je suis tout ce que je veux etre et je veux que tu voies.
Cela me detend que Mario existe lors d'une fete. Il prend les renes »
Q: On vous a demande si vous etes jaloux de Mario pour son succes dans la serie, mais je voulais savoir exactement le contraire: si c'etait un soulagement qu'il ait ete eclipse.
UNE: Eh bien, ni l'un ni l'autre. Je ressens ce soulagement dans une reunion d'amis parce que j'aime etre et ne pas etre. Je ne suis pas la joie de la fete: je veux juste observer. Et la, c'est tres relaxant que Mario existe: il prend les renes, il s'amuse, il vous achete la biere. Et a ce niveau, oui, l'arrivee de Mario est super relaxante.
Q: Parfois, en realite, elle semblait un peu agacee par les propos de son mari. Etes-vous preoccupe par l'image que vous pourriez donner?
UNE: Non, je ne suis pas comme ca, je ne veux pas etre comme ca, mais j'aime qu'il soit comme ca, rien ne se passe. Chacun porte sa bougie.
Q: Que pensez-vous des gens qui ne croient pas en leur relation?
UNE: Ah, mais y a-t-il encore des gens comme ca? Parfois, je me demande: vous m'interrogez? Tu me vois desespere? Comment avoir un type de relation qui n'est pas vrai? Me voient-ils comme faisant partie d'un systeme d'etoiles qui repose sur le mensonge et la dissimulation pour que personne ne sache quoi? Qui diable pensent-ils que je suis? Et puis je me fache, car depuis que je suis petit je dis toujours ce que je pense, et il n'y a pas de place. Une autre chose est que quelque chose va de l'avant et dise: «Ah! Celui avec la plume est un pede! «Cela, comme vous l'aurez compris, n'a pas d'importance pour moi.
Q: Les deux vont bien dans les programmes cardiaques. Que se passerait-il si ce type de ragots les atteignait?
UNE: Il y a une realite qui peut arriver: quelqu'un invente quelque chose. Cela arrive continuellement a certaines personnes, mais cela ne nous est jamais arrive. Ma facon de combattre qui est la surexposition. J'ai ouvert la maison de ma mere a la presse cardiaque lorsque j'etais sur les Pegamoids. J'ai toujours pense que ne rien cacher, ils n'ont rien contre toi. Je vais donc partout et des que nous nous sommes maries je suis alle Tombola. Si quelqu'un veut inventer quelque chose, c'est la que vous devez avoir votre securite avec les gens qui vous entourent. Je ne voudrais pas que ca m'arrive, mais parce que je n'aime pas les mensonges, ni dans les programmes cardiaques, ni dans les magazines de mode ou quoi que ce soit.
Q: Sachant que ces programmes ont un concept ethique detendu, cela ne cree-t-il pas de conflit moral de collaborer avec eux?
Sara Montiel etait puissante avec 30, 60 et 80 ans. C'etait une dame et une star »
UNE: Non Aucun. Pour moi, la pression du c?ur n'est pas un conflit. Il y a des gens contraires a l'ethique la-bas, au football, a EL PAÍS et parmi les Chinois qui me vendent de la biere, dont certains sont super, et d'autres, des fils de putes complets. La presse du c?ur fait partie de ma culture emotionnelle: ce n'est pas moi sans tout ce que j'en ai nourri. La presse a chaud que j'aime est celle que j'ai vue enfant, dans laquelle Ágata Lys est sortie dans son salon avec ses bottes ici et sa culotte la-bas. Il est egalement vrai que j'aime le XXe siecle en general: ce n'est qu'une des choses qui se sont aggravees.
Q: Quelles qualites doit avoir un personnage pour devenir l'un de ses mythes?
UNE: Ils peuvent se resumer en personnalite. Etre quelqu'un qui est unique. Ces etres dotes de personnalite ont probablement des moments ou ils ne se connectent pas aux courants dominants. Mais vous devez etre vous-meme, si grand, si grand, si grand, que peu importe si a ce moment vous etes accepte: si vous devez chanter en anglais et faire grunge, faire de la musique electronique avec une melodie en espagnol, comme nous l'avons fait a Fangoria.
Q: Quels seraient les fondamentaux de votre formation?
UNE: J'ai un truc tres enfantin avec Raphael, mais en meme temps tres profond. C'etait le premier album, le premier chanteur ... J'ai aime sa facon de s'exprimer, qui, sans qu'il le sache, a a voir avec le punk: je sors sur scene, je ne dis pas bonne nuit, et trois et un une demi-heure plus tard, je pars et je n'ai pas dit bonne nuit. Raphael et Siouxsie sont les memes. Ils ont ce point d'union d'un artiste qui monte sur scene pour leur propre truc, pas pour parler aux gens ou quoi que ce soit. Et puis, au fil des annees, j'ai realise que mon admiration pour Raphael a beaucoup a voir avec ma vision quelque peu calviniste. Carlos Berlanga nous a toujours dit a Nacho et moi: «Vous etes comme des travailleurs du rock, vous ne vivez que pour travailler! Je n'ai pas fait de groupe pour travailler! »Quand je parle a Raphael et il me dit:« Aujourd'hui je suis au Mexique, demain je vais en Russie, apres Gandía, puis a Ferrol et puis je reviens au Perou », je pense: c'est le type d'artiste que j'aime, dedie a son travail. Ensuite, il y a Bowie, qui est essentiel, mais pas seulement pour la comedie musicale, mais parce qu'il m'attrape a 12 ans, commence a decouvrir qu'il y a une chose appelee sexualite qui avec lui a des possibilites infinies. Et puis il y a les femmes de type Sara Montiel, qui sont puissantes a 30 ans, puissantes a 60 ans et puissantes a 80 ans. C'est ce qui me semble etre une dame et une star.
Q: Dans un film de John Waters, un personnage joue par Edith Massey dit a son neveu qu'il doit devenir gay parce que "le monde hetero est triste et ennuyeux." Etes-vous d'accord?
UNE: J'ai de graves problemes d'heterophobie. Je sais, je ne peux pas m'en empecher, mais j'ai vu Flamants roses a 14 ans et a achete le Gay Rock reserver a 12, donc j'etais condamne a cela. Voyons, il est idiot de dire que vous ne voulez pas d'un enfant hetero parce que c'est aussi horrible que de dire que vous ne voulez pas d'homosexuel, et que vous pourriez aussi avoir un Marito hetero comme un enfant, cela n'a jamais ete un probleme. Mais je dis toujours: et si j'ai un fils du Real Madrid? De quoi vais-je parler avec cet enfant? Il est vrai que je n'ai pas de relation fluide avec l'heterosexualite dominante. Et avec les femmes, je ne vous le dis meme pas.
Q: Plus avec les femmes qu'avec les hommes?
UNE: La chose des hommes, encore, a un moment donne, je le vois comme "Comme c'est drole!", Mais je n'aime pas les filles. Au fond, mes amis sont tous des pede.
Q: Comment pouvez-vous vivre dans un monde aussi gay et en meme temps collaborer avec des medias de droite qui luttent contre les droits des homosexuels?
UNE: Voyons, dans ma vie, il n'y a pas d'absolu. J'ai un blog [en Libertad Digital ] dans lequel je parle de sujets tels que le travestissement, et il me semble qu'il est plus important d'etre la que d'ecrire au corps gay officiel. Pour moi, la chose fondamentale est d'avoir la liberte personnelle, et je sais qu'en tant que collaborateur, j'ai eu beaucoup plus que d'autres personnes qui travaillent dans des medias officiellement cool.
Il est plus important d'etre dans la «liberte numerique» que dans le parti au pouvoir gay »
Q: Quelles sont vos croyances religieuses en ce moment? Vous sentez-vous plus enclin a croire a l'au-dela? je
UNE: Je crois au sens classique de croire en une force superieure. J'ignore les formes et les concepts. Je n'ai jamais eu de conflit avec l'Eglise parce que je n'ai pas grandi en Espagne et je n'ai pas ete obligee d'aller a des cours de religion. Moi, comme ma mere, comme ma grand-mere (mon pere etait absolument athee), je pense que tout est possible. Je ne pense pas que nous ayons tout invente parce que c'est spirituellement necessaire pour notre espece et que la lumiere que nous voyons au bout du tunnel est la serotonine qui est secretee a notre mort. Je suis tres chimiste et je sais tres bien comment cela fonctionne, et avec de grandes doses de grande chimie dans mon cerveau, j'ai pu comprendre qu'il y avait quelque chose de plus.
Q: Que vous reste-t-il a faire avant ce moment?
UNE: Professionnellement, rien. Depuis l'epoque de Kaka de Luxe, nous avons toujours pense a ce qui est immediat, jamais a ce que nous avons encore a faire. Et personnellement, la carriere de l'Histoire, la specialisation dans l'Antiquite, les fouilles dans le nord de l'Espagne, dans la mer Cantabrique, car ma specialisation serait le Neandertalien, qui est ma fascination absolue ... Revenez a la musculation, et dans le avenir pas tout de suite, pour avoir a nouveau mon jardin.
Q: Un verger?
UNE: Je l'avais avant, avec le garcon avec qui j'etais avant Mario, dans une maison qu'il avait a Levante.
Q: Je ne peux pas l'imaginer creuser.
UNE: Eh bien, j'ai creuse, j'ai beaucoup creuse. Mais je n'ai aucune force, je suis plus theorique, pour acheter des livres sur la facon de planter. Ensuite, je me suis egalement senti desole, car je suis un peu animiste. Je ne sais pas si vous avez vu un chapitre du programme dans lequel nous sommes dans un magasin et je ne laisserai pas Mario dire "quelle horrible figurine". Non, pour l'amour de Dieu, pauvre. Alors j'allais au jardin et je disais: comment vais-je couper le persil? Une contradiction.
submitted by Miller-Blogs to u/Miller-Blogs [link] [comments]


2020.03.19 17:50 CandidTangelo9 LA BURRA:"EL MITO SEXUAL" DEL HOMBRE CARIBE COLOMBIANO, UNA REALIDAD O UNA FANTASÍA (Crónica) Autor: Valencia Memoria Histórica.

Hice un recorrido por mí región Caribe y dentro de Mi realismo mágico mi mayor sorpresa fué, que todas mis conclusiones siempre terninaban en lo mismo, que la mayoria de los adultos mayores de todos ésos Pueblitos olvidados Como el nuestro por la "Guerra de los Mil Días y para ésos hombres Provincianos la Burra es su mascota más preciada y preferida es su instrumento de trabajo más importante, es la Burra el primer juguéte del Hombre Costeño, yo no se por qué...por éso un Nieto, que en su Casa siempre no está quiéto...--Le preguntó a su Abuelíto, --Oye Abuelo tu por qué tienes una Burra amarrada en en el Patio y no un burro?, --El viejito sonrió y le respondió al pequeño," --Y tu que crées por que"?,--Ellas no son Celosas y ademas Hijo son buenas para el trabajo Y para otras cosas lo dijo con mucha Picardía y malicia, soltando una Carcajada...por éso digo siempre que las Burras, son algo sorprendentes, siempre están en la hora precisa y en el lugar indicado, sus Romances con los Hombres, son serios muy intensos y secretos y son de muchísimo tiémpo atrás, éllas las Burras de cuatro patas, se la pasan en los callejones solitarios y oscuros de los Pueblos, en las Plazas grandes sin hacer Tanta bulla y en los Caminos solitarias, tambien en los Potreros apartados de las fincas, se la pasan a la orilla de los Arroyos y quebradas, o muy cerca de los Estanques, están muy cerca de la Playa del Mar para tentar a algún Turista Extranjero, uno se las ve a las Burritas ahí en el monte de enfrente, haciendo parte del paisaje del rastrojo Campesino de Nuestra mágica Vida, dónde élla ve los movimiémtos maquiavélicos del Ser humano y lo más curioso, que en la Psicoterapia asnal, Yo me he dado cuenta, que éllas las Burras, las Cuatri-sexuales son muy astutas, ellas Compadre manejan sus propios estilos de Vida, por éso uno se da cuenta, que las Burras se muestran a veces muy provocadoras ó humaneras, y hacen pecar a cualquiera así sea el más santo, despues que tu te las encuentres solas y son tanafortunadas que tienen sus "Amantes Furtivos", como cualquier dama de la sociedad, se dice que en su vida amorosa, las hay muy ocasionales, tambien existe la Burra Mascota ó artistica y la más sonada por éstos días,es la Burra Mafiosa o Turistica...Es por éllo que a la Costa Caribe Colombiana llégan miles y miles de turístas extrangeros al Comercio Sexual de las Burras Colombianas de Cuatro Patas por que dicen que son muy sabrosas y por ellas llegan a Nuestra tierra...Italianos, Franceses, Ingleses, Españoles y hasta Gringos y pagan muy bien por ellas por las amlorosas María-Casquitos...--Y Ustedes créen que en busca de quién?...--De "Nuestras Diosas del Amor", Las Dueñas Absolutas de Nuestro Primer Orgazmo, y se constituyen en lavida y en la Historia mágica del hombre Caribe, en su "Primer Amor" y por eso buscamos las famosas Burras para sostener relaciones sexuales con éllas...--Y bien que le pasan con ese Negocio sus explotadores...por ello contaré brevemente la historia de un Cachaco que llegó a la Costa Caribe, con su esposa, una Mujer muy Hermosa que parecía una Reina, que le paso al Hombre, le hablo del Cachaco de que como que le hizo daño el calor, salio a buscar agua para refrescarse el cuerpo y termminó enrredado con las Burras, y se tragó de ellas de las Burras y ahora de noche sale a buscar Burras para cogerselas y deja a su Mujer sola y dicen que otro Cachaco abispao se dió cuénta de sus andanzas y ahora es el amante de la Linda Cachaca que buena sí está esa hembrota y a él el Cachaco Burrero lo bautizaron, "el Burro blanco ó Burro Cachaco", eso le dicen en la calle y éso El ní le para bolas, por que ahora solo le interesan más las Burras que su Bella Esposa...por otra parte me contaron que un Campesino de mi pueblo,que vive en una Finquita en la Vereda de El Brillante Santa Clara, en su Casita allá en la Vereda vivia con su querida Esposa y sus hijos, el Hombre amarraba la burrita, para que los Burros no se la molestaran, en un Palo Guásimo que tenia en el patio..--Y cuentan que de noche a toda hora, se Levantaba y se le perdía a su Mujer de la Cama, sí ésta lo veía le decia que iba a hacer una necesidad, su Esposa al ver lo repetido de la situación empezó a sospechar del Hombre poer sus ausencias repentinas, pero ella no le dijo nada, para que el no desconfiara y se previniera, además élla estaba preocupada y pensaba que El tenía otra Mujer, por que con élla nada de su vida Marital...--Una noche lo siguió en silencio para ver lo que su Macho hacía y lo encontró Señores pegao al rabo de la Burra dandole, bien agarrado de los Jamelgos del animal como cualquier Actor Porno de la vida real...--Ella más que sorprendida lo miró, lo dejó un rato hasta que terminara su faena --Y le dijo,--"Puerco, Sucio, se bajó sus Cucos y mostrandole le repetía --Coma Carne" y lé mostró sus Genitales Femeninos, --El ni corto ni prezoso para esas cosas le respondió muy jocosamente, --"Y ésto que és acaso es pescáo" y continuó con su enburrada como si no había pasado nada por que estaba tragado de las Burras...--Tambien les cuento que el otro día Publicaron por Internet una Fotografía de un Soldado de Nuestro Ejército Nacional a mucho honor sosteniendo un acto Sexual con una Burra y ésto era justificable oigase bién, segun algunos Sociólogos de Nuestra Vida Mundana por que ellos en el prestando su Servicio Militar,pasan muchas Necesidades y no ven con frecuencias Mujeres eso dicen cosa que no es así...--Por otro lado en éstos dias conversando con una amiga mía, me dijo con sus palabras necias y callejeras, que le caía mal un tipo por que que la acosaba constantemete, Yo creí que ella de pronto, -- Que Ella Estaría enamorada de ése hombre y para quitarle la idea...--Le dije,--óye y éso que tu no sabes, --Lo que yo sé de ése Man le repliqué...y que sabes de El me dijo Ella, --Yo lé respondí...--"Ese tipo ahí donde Tu lo vés,--Todavía Corta Burra"...--Y Ella me respondió, --"Uy Gas!, que Puerco!" y desde ése día Ella jamás le volvio hablar...--Por otro lado hay otra historia de un Costeño que se Casó en Bogota con una Rola y tuvo un hijo Barón con ella y se lo trajo a Vivir para la Costa Caribe junto con toda su familia, no faltaron los amigos inquietos por la inclinación sexual del muchacho y lo invitaron a hondiar es decir a Matar pajaros enel campo por los rastrojos cerca de la Quebrada en las afueras del Pueblo, por que éra la coartada pefecta de todos los Pelados de valencia paraescaparse e ir a buscar las burras donde fuera, cuando sus amigos le propusieron el asunto el rolito dijo...--"Uy que asco",con un ademan muy raro como erizandosele la piél, sus amigos se riéron a carcajadas por el incidente y se lo llevaron sin importar y cuando llegaron a los Lagos que encontraron empezaron a cogerse las burrasen el lugar delate de El, de tanto incistir y viendo el Acto yla acción de los hechos de todos, El rolito se excitó y le provocó la Cosa y con las pocas instrucciones que le le dieron sus compañeros de aventura empezó su faena sexual, claro y como no si era su Primera vez, sus amigos lo animaban,é incluso, lo impulsaban por detras de su cuerpo para que se moviera y así obtuviera el orgasmo lo más rápido posíble...Cuándo éste le llegó amkigos, con voz entrecortada llorando de emoción y placer balbuceó...--"Ay que es ésto Dios Mío!, --Y decía gritando duro --"Me estoy acabando! --Y como loco Repetía como con coraje y rabia a la vez --Y Ustedes por que nó me habían dicho que ésto éra tan sabroso!", sus Amigos se echaron a reír, de ése Rolito que en su primera vez, se enfrentó a la fogosidad de una Burra y que por primera véz, sostenía relaciones sexuales y con un animal llamado Burra "La Gran Reina de los Encuentros furtivos del Hombre"...--Que como dice Marcos Perez ensu argot >Beíbolero..."--Ese Muchacho ahí don Ustedes lo Ven desarrolló una curva que terminó limpiecita en el Plato"...--Es por éso que Nosotros los Costeños decimos, que la Burra, "objeto Sexual por excelencia del Hombre Caribeñomas que un fetiche ó un mito,un tabú sexual,una fatasia amorosa ó una costumbre del Hombre Caribeño", la Burra es una forma de vida del Hombre Costeño, quién nó ha utilizado la burra,antes de Casarse, como medio ó vehiculo para llegar preparado al acto sexual real con las mujeres...--Por éso Mi Abuelo decía,"--Joven que no Caze Burra es Marica"...--Por eso Le que cuentpo --Que oí Decir a alguién una vez, con tanto aplomo --"Que la Burra y la Mujer és lo más sabroso que hay en la Vida"...y con ésas palabras me acordé de mi primera aventura de ellas las marías casquito y de la que fué en mi época de peláo, Mi Primer amor, la burra, ésa que algunos la llaman con cariño,"maría Solitaria", ótros le dicen, "la Meneca","la Mohina","la Captula","la pollina","la Rabo Largo" o "la Polvo Triste"y la indiscutible silenciosa"...--Roba momentos inolvidables, es Hoy por Hoy aun que algunos no lo crean así, es sinduda la Burra "El Mito Sexual del Hombre Caribe Colombiano, de una Población Asnal abundantes y placenteras en nuestro planeta donde solo és posible el Realismo Mágico de las Burras, las cuales no hacen pecar con su Zoofilia fuera de todo Romáticismo, por que las hay...--Para todos los gustos de acuerdo a sus formas y a sus estillos, por que hay Burras prepago ó presexualesque se usan para alquiler, hay Burras casuales o para toda la Vida..si Uste mira se da cuenta que el Burrero Costeño, es decir "El Hombre que coje Burras"se vuelve un especialísta en Burras, existe,el cazador de Burras llamado así "el violador", que és el que se busca y le gustan las Burritas tiernas y pichonas,para quitarles la Virginidad, está también,"El Aventurero", o "El Zoofilico", que es aquel cuya adiccion a las burras está en su primeros años de su juventud, --Está Tambien, " El Burrero Perbertido",que es aquél que se "cCaza a un Burro Macho Chancletiádo", en vez de una burra, existe otro que es ,"El Juguetero Sexual", que es el que usa instrumentos para sacarle mejor provecho al acto sexual con la burra, por ejemplo utilizando una tusa, que soba fuertemente en el lomo de la Burra y por último encontramos,"El Burrero de la Fantasia Sexual",que es aquel que amarra la burra, que luego la tira al suelo, para cogersela, como si la burra fuera una Mujer,a quien acaricia y le habla al oído, diciendole hasta en nombre de su Novia...por éso le puedo afirmar que el 99%,de los Hombres Costeños ha tenido relaciones Sexuales con ua burra y por una razon muy importante...--Para tener experiencia en el Sexo, antes de hacer el amor con una Mujer para así perder el miedo, Y como las burras no cobran un centavo son gratis,las burras, no hablan, ni dicen nuestro Nombre Ni Nuestro macabro plan sexual, a las Burras no hay que besarlas, ni acariciarlas, las Burras no se aman, se usan y solo solo se desean en el momento, las Burras hasta las recetan los medicos para el desarrollo y los Padres cuando ven a uno todo Amarrillito y todo debiliucho le dicencuando uno está pequeño---Vaya a Coger Burras...--Y uno se pregunta que tienen las burras, que segun dicen los expertos son sabrosas, son silenciosas,y no desprecian a nadie, ni se tragan de Ninguno...--Por que hasta ahora todavía no se ha visto, la primera Burra, Rica Milloaria siquiera y que halla muerto por una pena de amor...--O por que no tuvo un vestido para ir a una fiesta se puso a llorar...la Burra aunque sea insignificánte es importante que vive siempre en nuestras mentes y en nuestros Corazones,como aquel Regalo ideal que nunca nos dan pero que algun día nos llega...!!!
submitted by CandidTangelo9 to copypasta_es [link] [comments]


2020.02.26 20:22 Holykris18 Sueño de los Guardianes - Volumen I Parte 1 - Capítulo 3 Empujón

Después de una inesperada batalla tanto para Chris como para la comunidad de Vodheim, Chris pregunta a las personas a dónde se fueron sus compañeros, probablemente con algún curandero y le responden que a unas “cuadras” hay un edificio con techo triangular, ahí de seguro se dirigieron.
Sea lo que sea una cuadra Chris se dirige al techo de un edificio cercano para ver al edificio con techo triangular. Entrando al lugar indicado Chris se reencuentra con sus compañeros y pregunta cómo está el joven que pateó. A la habitación entra una mujer muy distinta a los demás, cabello largo, rubio y ondulado, alta, con un vestido de una pieza y el cabello sujetado por un listón negro.
Lo curioso es que ella siempre mantiene los ojos cerrados y habla desde la puerta por la que entró mientras se dirige hacia ellos. “El joven está bien, las heridas eran un poco graves, pero no mortales y le traté bastante pronto. Le salvaron la vida, aunque haya sido muy insensato.” Tras su único sermón hacia el inconsciente en más de una manera, ella se presenta: “Mi nombre es Lillian [se pronuncia ‘Lilian’], curandera de Vodheim”. Apenas pronunció su nombre, Guilian se levanta de su asiento con una expresión de sorpresa y de inmediato Tsubaki le pregunta que cuál es su problema.
Guilian de inmediato dice que Lillian es el nombre de la líder de la nación de Vodheim y uno de los Seis Lords. Con una cara de desentendimiento en sus caras, Chris y Tsubaki le preguntan que de qué está hablando, quiénes son esos y qué relevancia tienen. Guilian solo suspira y procede a explicarles.
“Existen seis naciones de adeptos en el mundo, uno en cada continente, resguardados en fortalezas naturales para que solo los adeptos puedan ingresar. Cada uno de ellos es dirigido por un adepto de increíble poder, juntos son llamados los Seis Lords y lideran la fuerza militar más poderosa del mundo.”
Es algo que nunca se habían planteado en el camino a Vodheim y de las historias que escucharon de los adeptos que los guiaron hasta ese lugar, si un simple adepto inexperto tiene suficiente poder para derrotar y hasta fácilmente matar a un grupo de gente sin poderes, una nación de cientos de miles de adeptos es suficiente como para cambiar el clima y causar un desastre natural, ni hablar de la cantidad de gente que perecería de un ataque de esa escala.
Como si estuviera leyendo sus pensamientos, Lillian responde que eso solo depende de la persona que dirija la nación, en todo su tiempo como Lord ella ha hecho énfasis en no atacar a ninguna nación o asentamiento humano, sino establecer rutas comerciales y relaciones internacionales con las otras naciones de adeptos del mundo, tal y como Karen les propuso hace tres años.
Al escuchar ese nombre Chris obtiene la misma reacción que Guilian tuvo con Lillian y de inmediato le pregunta a Lillian de dónde le conoce. Ella le devuelve la pregunta, agregando que por su reacción Chris debe de conocerla de antes. Chris le responde que ella es una amiga de la infancia con la que creció y entrenó hasta hace cuatro años y tomaron caminos separados y de inmediato le insiste en que le dé una respuesta a su pregunta. Lillian analiza la respuesta de Chris unos cuantos segundos y accede a hablar.
“Karen no es una amiga, pero estamos en un mismo círculo, pues ella también es una de los Seis Lords, la líder de la nación de Cundraria, en el continente hacia el oeste. La conocí hace tres años cuando vino de paso con sus compañeros y llegó a conocerme. Me contó de una idea que tenía de entablar relaciones internacionales entre los Seis Lords para unificar a los adeptos de todo el mundo y abrirnos al mundo humano.”
Chris se queda algo confundido al principio, pero recupera la compostura y solo se pronuncia a sí mismo “Bueno, cualquiera cambia en tan poco tiempo en estas situaciones”. Esta revelación solo deja pensativo a Chris sobre sus objetivos, apenas está iniciando su viaje hacia el reto del Monte del Rey, está en una nación de adeptos donde puede vivir en paz el resto de su vida, sabe dónde encontrar después de cuatro años a su amiga de la infancia, todo le parece demasiado para procesar.
Guilian le saca de su burbuja diciéndole algo aún más inesperado, “¿En serio crees que seguirá siendo la chica que conociste? Su apodo es la Shinigami, que en cierta cultura significa Diosa de la Muerte, pues se dice que cosecha las almas de sus oponentes.” Esa clase de rumor empieza a levantar sospechas a Chris y ponerlo más pensativo. “Bueno, eventualmente me reencontraré con ella y podemos tratarnos de forma cordial por nuestro pasado, no hay motivo para buscar pelea con ella, aun siendo yo” es lo único que llega a decir Chris después de unos momentos de silencio.
Sin darse cuenta, Chris ve que Lillian ya se encuentra sentada y sirviendo una bebida rara a Tsubaki y Guilian, algo que ella llama “té”, Chris solamente se sienta con ellos en la misma mesa y después de unos cuantos momentos le pregunta a Tsubaki dónde está la chica de cabello oscuro que le encargó al joven.
Tsubaki pone su expresión de incomodidad y le cuenta que, en efecto, esa chica corrió hacia el edificio en el que están, pero una vez entrando no la pudieron encontrar y Lillian les dijo que no la buscaran. Chris le pregunta la razón de ello y le responde cordialmente “Es una vieja amiga y tiene sus…peculiaridades. Ahora que lo pienso, por lo que me contaron y escuché, ustedes la forzaron a hacer algo, aunque fuera con buena intención. Muy probablemente ella corrió aquí por mí y no para salvar al joven. No sean duros con ella por favor.”
Chris se queda intrigado por tal respuesta y decide no indagar más al respecto, se reclina en el respaldo de su asiento y echa una mirada momentánea al final de las escaleras y nota una pequeña silueta negra esconderse como si le estuviera observando hasta hace poco. Estaba claro que era esa chica de cabello oscuro, pero desiste de hacer algo.
Después de una breve charla con Lillian acerca de su enfrentamiento con Caellach, Chris empieza a hablar con sus compañeros sobre qué van a hacer, por un lado, está Chris con el reto del Monte del Rey y por otro Tsubaki quiere investigar sobre su amuleto, entonces Guilian menciona algo interesante, Lillian les contó que en un reino vecino se efectuará una competencia única en su tipo, un Torneo de Adeptos. Ese reino en los últimos años ha estado promoviendo la imagen de los adeptos aceptándoles en sus fuerzas militares, ya sea para combate o para servicios médicos, y el torneo es una excelente oportunidad para ganar un alto puesto en su círculo interno o simplemente por el renombre.
Es el primer torneo de su tipo no solo para ese reino, sino en todo el mundo, pues el reino en cuestión pertenece a la Unión de Reinos, una asociación de reinos exclusivamente de humanos sin poderes con el objetivo de equiparar a las naciones de adeptos. Entre sus integrantes hay algunas naciones que sí permiten a los adeptos estar en sus tierras siempre y cuando no usen sus poderes bajo ningún concepto o se unan a sus fuerzas militares.
La respuesta queda clara, en lo que llega el torneo Chris y sus compañeros entrenarán para pulir sus habilidades y participar. Chris aprenderá bastantes nuevas perspectivas de sus oponentes, Tsubaki podrá ganar renombre y tener mayores pistas sobre su amuleto y Guilian podrá pelear y divertirse. El único inconveniente es que el torneo empieza en dos meses y la ruta más rápida para llegar al reino de Heinburn donde se llevará a cabo es pasando por una región volcánica y un desierto de arenas negras que tomará unas dos semanas.
Una vez que salen del edificio deciden tomar caminos separados, Guilian y Tsubaki entrenarán sus estilos de combate y Chris entrenará también por su propia cuenta. En una nación de adeptos debe haber estilos que podrían serles de utilidad, por lo que estarán poco más de un mes haciendo lo que les plazca. Se registran en una posada cerca de la casa de Lillian y para su sorpresa Chris paga con un pedazo de oro del tamaño de un puño y Guilian y Tsubaki quedan sorprendidos. ¿De dónde sacó algo así?
Chris solo les dice que su maestro le dio una bolsa llenísima de metales y joyas de la cueva en la que vivieron. Sin saberlo, Chris ya tenía una buena cantidad de dinero para sus gastos del viaje y la bolsa, prácticamente un costal, en efecto es bastante pesada como para que Chris sea el único que puede cargarla durante el viaje. Devoran una cena antes de dormir y planean su día de trabajo.
Al día siguiente, Guilian se dirige a la cantera para entrenar el poder destructivo de sus puños de fuego, Tsubaki se dirige a la biblioteca central para investigar los estilos de viento y Chris se dirige a un bosque fuera de la ciudad. Mientras Chris pasea por la ciudad de camino al bosque nota cierta actividad en las personas, empiezan a evitarlo, tal vez sea por haber enfrentado a Caellach y haberle detenido sus planes mientras que todos solo mostraron impotencia ante tal situación.
Su decisión fue correcta, entrenar aislado por la conmoción de su llegada es su mejor opción para evitar conflictos. Mientras tanto, Guilian en la cantera se la pasa destruyendo rocas con sus puños de fuego y recibe guía de los obreros de ahí y Tsubaki se la pasa reuniendo libros sobre viento y estilos de combate, muchos de ellos requieren un alto grado de habilidad y control pues debes darle forma a algo que no tiene forma y es intangible, las cosas solo han empezado.
Chris solo con haber paseado por la ciudad ya se dio una idea a cómo construyeron edificios, la tierra ha sido comprimida y dado forma para que se unan como un rompecabezas, de esa manera cada pieza se sujeta a las demás y viceversa, obteniendo resistencia contra temblores. La unión hace la fuerza, y que lo apliquen de esa forma indica que en verdad llevan mucho tiempo refinando este tipo de técnicas. Sin más reparo, Chris empieza a intentar imitar los ladrillos de edificios con tierra común.
Después de medio día de intentos fallidos, Chris empieza a sentir algo extraño, estando aislado de todos es fácil sentir cuando te están observando así que empieza a pasear por el bosque, a la parte más profunda, creó algunos rastros falsos con la tierra y se cubrió entre las ramas de un árbol. No tardó ni un minuto en aparecer el responsable de su inquietud, o, mejor dicho, la responsable.
Ocultándose detrás de los troncos de los árboles, merodeando, la chica de cabello oscuro estaba claramente buscándole así que decide darle lo que quiere. Cuando ella está mirando en otra dirección, Chris baja del árbol y se para detrás de ella y pregunta: “¿Te puedo ayudar en algo?” Ella se voltea muy rápido y termina saltando de la sorpresa que fácilmente te mataría de un infarto. Chris solamente ríe levemente por la graciosa reacción y se disculpa por la travesura que le hizo.
Una vez calmada, la chica, tartamudeando, le dice que quiere saber de dónde consiguió su poder. Chris solamente le contesta que lo consiguió con mucho esfuerzo. Él le pregunta de vuelta ¿quieres que te enseñe a ser fuerte? Y ella simplemente se calla, pero asiente con la cabeza.
Después de llegar a las afueras del bosque se dan cuenta que está oscureciendo, por lo que deciden acampar en donde entrenaba Chris. Después de una simple carne asada con la fogata de un animal que cazó Chris, él le empieza a contar una historia a la chica.
“Mi maestro era un hombre peculiar, era un ermitaño que vivía en una cueva de montaña y solía vivir solo por mucho tiempo. Con tan solo verle puedes saber que es fuerte, y no me refiero a fuerza bruta. La primera vez que lo vi me atacó, y por haber sobrevivido decidió entrenarme. No como adepto, sino como guerrero. Todos los días blandí un simple palo de madera y muchas veces peleé contra él y recibí muchos golpes. Me hizo cazar mi propia comida para sobrevivir, a veces me atacaba y perseguía con tal de mantenerme despierto. En verdad puedo decir que estuve cerca de morir muchas veces. A lo que voy es que, bajo su enseñanza, viví mucho tiempo con miedo, a él principalmente, pero fue precisamente eso lo que me enseñó a sentirme con vida, no a ser un depredador con sed de sangre, sino a valorar la vida que tengo y que puedo llegar a tener.”
Al escuchar esa breve pero interesante historia, la chica se queda con la mirada perdida, tratando de imaginarse todos los escarmientos que vivió Chris y cómo puede hablar sobre ello como si nada. La chica al recobrar un poco la atención se da cuenta de que Chris tiene una mirada de nostalgia, esa nostalgia que se expresa con cariño.
Chris agrega: “Él era el tipo de persona que quiere que seas fuerte para ti mismo y para nadie más, porque no puedes cuidar de los demás sino te cuidas a ti mismo al menos. A pesar de que hace unos pocos días me separé de él, una parte de mí extraña todo el entrenamiento, cada paso, cada ejercicio. Una vez que terminé mi entrenamiento con él recordar todo el recorrido me hace sentir verdaderamente agradecido.”
La chica se quedó con una mirada de estar completamente sumida en sus palabras y empieza a preguntar si le hará todo eso y Chris de inmediato aclara que no, que no es necesario, solamente mantener el concepto de su entrenamiento, más que perder el miedo es dejar que el miedo te impulse a sobrevivir a las adversidades.
La chica empieza a contarle de vuelta una historia suya: “E-empezaré con mi nombre, me llamo Ha- Hanna”. Que la chica tímida empiece a abrir su corazón hacia Chris, es el primer paso hacia un camino incierto, uno que tomará forma con cada paso que dé a partir de ahí.
submitted by Holykris18 to u/Holykris18 [link] [comments]


2020.02.26 04:30 CrackerDragonBlue BTS - The Truth Untold

BTS - The Truth Untold
https://www.youtube.com/watch?v=IjBpqsHLSrk

https://preview.redd.it/9dtai90bs6j41.png?width=743&format=png&auto=webp&s=27df42d342b601fe1b14a688870d35bbcbac32e3
Cove en español BTS BTS ARMY ( Jungkook V Jimin Suga Jin RM J Hope ) Jungkook de BTS V de BTS Jimin de BTS Suga de BTS Jin de BTS Rap Monster de BTS J Hope de BTS
EXPLICACIÓN The Truth Untold está inspirada en la historia "La Città Di Smeraldo" que tiene lugar en una pequeña ciudad de Italia, entre los años 1500 y 1600. Esta historia habla sobre un hombre que era 'feo' y a causa de su aspecto, recibió mucho odio y crueldad, así que decidió encerrarse en un viejo castillo. Su única felicidad consistía en plantar flores en su jardín. Un día apareció una mujer, saltó la verja del jardín y robó una flor, haciendo enojar mucho al hombre. La mujer volvió por más flores durante las noches siguientes, así el hombre comenzó a esperarla y sentir curiosidad, hasta que un día notó que la mujer vendía aquellas flores para ganarse la vida. Desesperado, él quiso ayudarla, quería enseñarle técnicas para plantar flores, quería enseñarle todo lo que sabía sobre jardinería, pero tenía miedo de que le aterrorizara su aspecto. Llegó a la conclusión de que la única manera en que podría ayudarla era dejar que siguiera robando flores de su jardín. Además decidió crear una flor única y nunca antes vista, para que pueda ser vendida a un elevado precio. Después de muchos intentos fallidos lo logró y llenó su jardín con aquella creación única en el mundo, la Flor Smeraldo, pero la mujer dejó de venir, por más que esperara noche tras noche ella no aparecía. Al tener miedo de que se marchara, decidió ir al pueblo a buscarla, cubriendo su rostro con una máscara, pero descubrió que la mujer había muerto. Se lamentó por no tener el valor de hablarle en aquel entonces, ya que ella murió a causa de su pobreza. En la historia el hombre no se amaba a sí mismo y tenía miedo de que ella lo rechazara por su apariencia. Si se hubiera amado a sí mismo, podría haberle mostrado su rostro a la mujer y haberla ayudado antes.


https://preview.redd.it/f8lsk4jrs6j41.png?width=740&format=png&auto=webp&s=a34408d33ebd1376556a8cb75e5b2263cfcae1cc

1era Historia] El desafortunado encuentro con “Smeraldo” prologo de la historia

Hola, soy el florista “Testesso”
La razón por la cual abrí este blog es para presentarles una flor muy particular llamada “Smeraldo“. Estoy alistando todo para abrir mi florería especializada en Smeraldo, por mediados de Septiembre.
Algunos de ustedes van a pensar que este blog es sólo para promocionar mi florería, pero creo que mi encuentro con Smeraldo no es meramente por negocio

La primera cadena de mi destino con Smeraldo tiene lugar hace 5 años. Estaba estudiando en el extranjero en Dakota del Norte, en el centro de Norte América, decidí viajar a Virginia para participar en “Flores del 2012” patrocinado por una escuela de floristas americanos. Me tomó más de cinco horas ir de Dakota del Norte a Virginia, y de mi dormitorio a la escuela me tomaba más de 7 horas.
Esta es nuestra “Escuela de Smeraldo” especializada en Smeraldo ( https://www.facebook.com/The-Smeraldo-Academy-1372227712830663/ )
Pero después de un largo viaje, lo que descubrí en el recinto fue un póster que decía “Los Origenes del Juego de Cartas”. Debido a que el evento de “Flores del 2012” ya había terminado una semana antes y en ese tiempo, la escuela Americana del Juego de Cartas estaba teniendo un evento ahí. No escribí la fecha en mi diario. En aquel entonces, estaba nervioso y pasmado, pero echo un ojo al pasado, creo que todo estaba destinado a suceder. Estaba tan cansado que no tenía la fuerza de ir a ningún otro lugar, así que simplemente me senté ahí y atendí a la lectura. Afortunadamente, fue una lectura demasiado interesante y la parte que hablaba sobre una flor, me fascino muchísimo más, probablemente porque trabajo como florista. Ustedes tal vez lo hayan adivinado ya, esa flor era… “Smeraldo”
Como pueden ver en la foto, Smeraldo tiene esa atmósfera cálida. La forma romántica de sus pétalos con un profundo y misterioso color ¿no sienten como si hubiera una historia triste detrás? Así es. Smeraldo es una flor con una historia desgarradora. Ustedes pueden saber la historia a través de el lenguaje de esta flor, “non potevo dire la verittà”, significa “La verdad que no se pudo contar” en español. Mirando este significado, puedes descifrar que esta historia es sobre amor, sobre un amor trágico ¿no es así?
De ahora en adelante, voy a revelar poco a poco la historia sobre Smeraldo y el Juego de Cartas a través de este blog.

[2da Historia] ¿Qué es “La Flor Smeraldo”?

La mayoría de la gente piensa que “Las Flores” sólo se utilizan para días especiales. Antes de que me convirtiera en florista, tenía el mismo pensamiento. Pero un profesor que solía darme clases en América dijo esto:
No es que necesitemos flores para los días especiales, la existencia de las flores hace los días especiales”
Cuando decidí traerme un Smeraldo a Corea, esas palabras se volvieron mi fortaleza. “Incluso si no es conocido, espero que ellos puedan sentir la felicidad de tener un Smeraldo…” Con ese deseo en mi mente, decidí abrir mi florería especializada en las flores “Smeraldo”, este septiembre.
a vista del interior de “Flower Smeraldo” en construcción para la inauguración en Septiembre.
El interior de “Flower Smeraldo” será algo minimalista con un color blanco de tema para resaltar la belleza del Smeraldo. Los Smeraldos estarán acomodados en el mostrador de la ventana de forma diferente de acuerdo a la atmósfera de cada día, como un regalo de la felicidad momentanea de la vida cotidiana para aquellos quienes pasen por afuera del local. (Soy muy simple ¿No es así…….?)
La tienda sigue en preparativos para la inauguración, pero en caso de que lo necesiten, ofreceré servicio de entregas a algunas zonas. Pero por favor, comprendan que la cantidad será limitada. Smeraldos pueden expresar varias atmósferas, así que lo más importante que deben decirme, es que tipo de atmósfera desean, claro depende mucho de quien las va a recibir y la situación. Debido a la oferta y la demanda de los Smeraldos, algunos pueden estar no disponibles, tomaría como una semana más o menos, en caso de que necesite importar o buscarlas, así que por favor, ordenen con 2 semanas de anticipación. (Por supuesto que voy a hacer todo lo posible para encontrar las que más encajen a la temporada.)
El clima es sofocante todos los días. Debido a que los Smeraldos crecen en las granja del norte de Italia, en una zona con extremo cuidado en la temperatura, se traen a Corea para evitar que las flores se marchiten, serán tratados con delicadeza para no afectar su diseño. De esa forma, Smeraldo podrán permanecer frescos y hermosos.
Para más información, por favor, dirigirse al correo de abajo. Gracias!! [[email protected]](mailto:[email protected])

[3ra Historia] ¿Cómo fue descubierto “Smeraldo”?

Hoy les voy a contar como “Smeraldo”, alguna vez considerada “La Flor de legenda”, pudo venir al mundo
En realidad, hace 5 años, cuando escuché la historia en el evento del “La Academia del Juego de Cartas”, ya se había establecido que Smeraldo sólo aparecía en las legendas. (Voy a publicar sobre la conexión entre el juego de cartas y el Smeraldo, más adelante.) Pero un día de verano en 2013, una noticia impactante llegó a mí. Ese recuerdo sigue viviendo muy fresco en mi mente. Estaba lavando mi cara después de haberme levantado cuando el teléfono sonó. Era la llamada de una amiga, a quien conocí en el evento del Juego de Cartas.
Asistimos a las lecturas juntos por accidente y estuvimos igual de fascinados por el Smeraldo, así que después de eso, nos mantuvimos en contacto. Yo vivía en Dakota del Norte mientras ella en San Francisco, nos gustaban las mismas cosas, así que la distancia no fue un problema. Regresando al tema, lo que ella me dijo fue que aparentemente Smeraldo fue descubierto en la vida real. No pude decir nada por un rato. Gritamos al mismo tiempo en el teléfono.
📷
La foto de arriba fue cuando Smerldo fue descubierto por primera vez. Incluso ahora, mi corazón late tan rápido cuando veo la foto.
En ese entonces, “amtest (amare_0)”, era un famoso viajero en Instagram, subían fotos de flores que descubrían por accidente mientras viajaban por el norte de Italia. “amtest(amare_0)” en realidad no sabía sobre Smeraldo, sólo pensó que era una flor única y muy hermosa, que se habían encontrado mientras viajaban. Pero algunas personas en Instagram vieron esa foto y señalaron que era muy parecida a Smeraldo, y la historia se difundió como pólvora. Los historiadores locales revelaron información decisiva, el nombre antiguo del lugar donde las flores fueron descubiertas era ‘La Città di smeraldo’.
‘La Città di smeraldo’ en español significa “La ciudad de Smeraldo” . De acuerdo con los historiadores, el lugar era una un pueblo floreciente durante la época medieval, pero después de La Peste Negra pasará por ahí, quedó abandonado y se convirtió en el bosque que es hoy en día. Después de eso, muchos expertos de academias de floristas y academias de biología de todo el mundo fueron enviados al campo y publicaron que esas flores se creía eran Smeraldo.
En ese momento, Smeraldo creó una salvaje sensación en Europa y América. Cada país intentó plantar su propio Smeraldo, pero solamente pueden florecer en “la ciudad de Smeraldo”, nadie pudo tener éxito al cultivarlos en otras áreas. Había varias razones pero ninguna ha sido revelada aún. Incluso ahora, Smeraldos solamente pueden ser plantados en las granjas del norte de Italia y exportarlas a Europa, América y a una parte de Asia en cantidades pequeñas.
¿Quieren saber cómo una flor como Smeraldo creó una gran sensación?
Te contaré en la siguiente publicación.

[4ta Historia] La leyenda de “Smeraldo”.

¿Crees que eres hermoso? Una vez vi un experimento donde a la gente les preguntaban cual sería la puerta que abrirían, la que tenia escrito “Soy hermoso” o la que tenia escrito “No soy hermoso”. Si ustedes fueran ellos ¿Cuál elegirían? La razón por la que menciono esta historia, es para comenzar con la historia de amor de Smeraldo.
La historia de Smeraldo empezó en un lugar rural en el norte de Italia, entre el siglo 15 y 16. En la villa llamada ‘La Città di smeraldo’, había un pequeño castillo aislado. En ese lugar vivía un hombre con una apariencia grotesca.
📷 ▲ La villa en el norte de Italia en la cual se dice que estaba ‘La Città di smeraldo’.
No había nada para saber con certeza sobre el hombre. “Era el hijo del amor de un duke de una familia poderosa en Pyrenees, el duke se enamoró de la hija del jardinero y dieron a luz a un niño amado, la madre murió cuando se desangró durante el parto, la esposa y el hijo del duke querían matar a aquel hombre, así que el duke lo mandó muy lejos para que escapara.” Había muchísimos rumores pero la verdadera historia nunca fue revelada.
El hombre se escondió en el viejo castillo, solitario. Tal vez fue debido al odio y el rechazo que recibió desde que nació y cuando creció no abrió su corazón a nadie, estaba amargado y si alguien intentaba acercarse, se escondía. Su única alegría era ver crecer las flores que cultivaba en su jardín. Pero un día, una chica apareció cerca del castillo. La chica con su ropa maltratada, se puso de puntitas, saltó una barda para entrar al jardín y robó algunas flores. Al principio el hombre estaba que se lo llevaba el diablo, pasó toda la noche cuidando el jardín. Pero en un momento de somnolencia, la chica recogió flores otra vez y huyo. Esto sucedió muchas veces, hasta que una noche el hombre fingía dormir y miró como la chica huía. La curiosidad lo invadió. Sin darse cuenta, el hombre siempre esperaba por la chica, y un día la siguió. Se cubrió con una capa y después de seguirla, el hombre descubrió que la chica débil y pobre, estaba vendiendo las flores para sobrevivir.
El hombre quiso ayudar a la chica. Quería enseñarle cada método que sabía para el cultivo de flores, quería enseñarle como cultivar flores hermosas. Pero no podía acercarse a la chica, tal vez ella se asustaría por la apariencia de aquel hombre, ella nunca podría amar su apariencia grotesca. Al final, la única cosa que pudo hacer fue cultivar y cuidar de las flores para que así ella continuara visitando su jardín.
El hombre decidió crear una flor fuera de este mundo. Comenzó a hacer una flor que la chica pudiera vender a precios caros. El hombre se encerró en el castillo para hacer la flor. Después de innumerables intentos, hizo una flor que nunca había existido en el mundo y llenó su jardín con esa flor.
Pero la chica dejo de aparecer, no importó cuanto espero, ella no visitó más el jardín de aquel hombre. La preocupación se apoderó del hombre y fue a la villa con la cara cubierta, la chica estaba muerta.
📷
Esta es la historia de Smeraldo. Nadie sabe si es real o es una historia creada por alguien mientras observaba la flor, pero cada vez que veo las Smerlado, esta historia viene a mi mente y me llena de muchos pensamientos. ¿Qué hubiera pasado si el hombre se hubiera armado de valor, mostrando su cara y revelando la verdad? ¿Hubiera huido la chica? o ¿Se hubiera enojado?. El valocoraje no es una cosa sencilla.
En realidad, he pasado por algo similar, también. Fue con mi amiga que conocí en la Academia del Juego de Cartas, a quien mencioné al principio de esta publicación. Tenia un crush con esa amiga. Ella era brillante, tenía un carisma hermoso y estaba llena de luz. Después de escuchar sobre el descubrimiento de Smeraldo, hablamos sobre flores y prometimos ir a ‘La Città de smeraldo’ juntos. No creo que ella no haya sentido nada por mi, porque ella me dijo que debíamos ir juntos también.
Aún hay ocasiones en las que pienso que hubiera pasado entonces. Su cara brillaba con curiosidad y anticipación, se escabullía llevando una gran mochila, organizando la ida, reservando los boletos de avión y hablando sobre el calendario con mucha emoción.
Hay momentos que nunca voy a ser capaz de olvidar. Es una herida que el tiempo no va a poder curar.

[5ta Historia] “Las cartas de Ashbless”

Ya les he contado la historia de Smeraldo en la publicación anterior. ¿Siguen recordando el lugar donde fui la primera vez para conocer más sobre Smeraldo, la academia del Juego de Cartas? ¿Tienen curiosidad sobre la conexión entre Smeraldo y el Juego de Cartas? Hoy, voy a contarles sobre la figura relacionada con las cartas, William Ashbless.
No hay mucho que decir sobre Ashbless, aparte de que él era un hombre de la nobleza italiana y un poeta. Ashbless también era un experto jugando cartas, lo cual empezó a ganar popularidad en Europa por el siglo 16. Hacia el juego de cartas para el palacio y los salones de las mujeres de la nobleza, después se dijo que se enfermo por estar demasiado inmerso en su trabajo.
Eso fue cuando él se fue al campo para cambiar de aires. Mientras buscando por una calurosa primavera y lugares con aire fresco para recuperar su salud, Ashbless se encontró con Smeraldo. Al borde de la villa rural donde sólo estaban las ruinas de un castillo abandonado, una flor con una belleza más allá de este mundo, floreciendo estaba. Preguntó por el nombre de la flor, pero nadie en la villa lo sabia. Entonces una mujer vieja le contó la historia de amor sobre la flor.
Probablemente se habrán dado cuenta cuan inmerso estaba en el juego de cartas, Ashbless era una persona romantica. La historia de amor de un hombre feo y una chica pobre, conmovieron su corazón. Ashbless nombró la flor y creo ahí el lenguaje de las flores. La flor fue nombrada “Smeraldo” después del nombre de la villa, ‘La Città di smeraldo’, y su lenguaje de la flor es ‘the truth that couldn’t be told (non potevo dire la verità)’. Después de regresar a su lugar, hizo “La carta de la Flor” inspirada en Smeraldo y fue incluida en “las cartas de Ashbless”.
Sus significados verticales son “Fructificado”, “Floración” y sus significados invertidos son “Caida”, “Fin” y “Nuevo Comienzo”.
Carta de Ashbless
Se dice que las cartas de Ashbless fueron la sensación en Europa. Pero no muchos lo recuerdan ahora. La razón fue debido a que la familia Ashbless perdió su poder en la lucha entre la nobleza, por lo que como castigo se les borró de la historia. Conjunto a eso, la carta de Ashbless y la historia de la flor de Smeraldo fueron olvidadas también.
Pero como toda hermosa leyenda, hubo una cosa, una cosa que carga toda esta historia, que no pudo ser borrada y es aún recordada. La historia de amor y la historia de Ashbless serán revividas nuevamente. Les hablaré sobre eso en la próxima publicación.

[6ta Historia] “Madam Lenormand” y “La carta de la flor”

Hay una pintura llamada <Madame Lenormand On The Salon> de un artista francés, Jean-Francois Rolland. Madame Lenormand se dice era una astróloga francesa atesorada por la esposa de Napoleón, la reina Josefina. Antes de que se convirtiera en astróloga para la reina Jofesina, era ya famosa por leer el tarot para las mujeres de la nobleza, acumulando una fortuna significante. Su ‘Lenormand Oracle Card’ es conocida por influenciar un numero considerable de barajas. Incluso ahora, la baraja de las cartas del oráculo se sigue agotando en muchos lugares del tarot.
Pintura de Madame Lenormand en la corte de Napoleón
Como Madame Lenormand era una famosa astróloga, hay muchas pinturas de ella sosteniendo o leyendo las cartas. La pintura de arriba es una de ellas también. Pero en lo que nos tenemos que enfocar aquí no es en la pintura de arriba, sino en la pintura llamada .
Pintada por el artista francés Jean-Francois Rolland, es una pintura de aceite con toques delicados y una atmósfera lírica peculiar, pero se perdió durante un incendio en la mansión de el recolector. El dueño de la mansión fue famoso por poseer documentos y pinturas que mostraban la alta sociedad de la época de Napoleón, así que inmediatamente buscó la pintura en la escena del incendio y la restauró. Muchas punturas y documentos fueron restaurados pero desafortunadamente, solo la parte de la carta de pudo ser salvada.
Esa parte fue la pintura que les presente en la publicación anterior. La carta con “La Flor” escrita en ella, como se pueden dar cuenta, es una de las cartas que Ashbless hizo basándose en Smeraldo. Esto es lo único que queda de Smeraldo y Ashbless.

[7ma Historia] “La verdad que no se pudo contar” / “The Truth Untold”

En realidad, mi familia no es tan rica. Tuve dificultades estudiando en América, era un extranjero y mi inglés no era fluido. No podía tener un futuro.
El día que prometimos ir de viaje juntos a Italia, estaba esperando por mi amiga en el aeropuerto, cuando la vi a través de la ventana de vidrio, ella estaba bajando del autobús con un chico muy atractivo. Inmediatamente me escondí. ¿Por qué hice eso?… No lo sé tampoco.. Yo sólo por instinto me escondí, me di la vuelta y me fui. Estaba como “Tienes razón, no hay forma en que nosotros dos podamos viajar a Italia. Para ella soy sólo un extranjero penoso que no sabe nada.
Ella me llamó pero yo no le contesté. Estaba aturdido frente al espejo de los baños del aeropuerto. Reservamos el vuelo juntos así que ella tenía que estar en algún lugar del avión, pero no la busqué. Sólo esperé. Esperé que ella se diera la vuelta y viniera a buscarme. Pero incluso después de que el avión voló el Atlántico, sobre el cielo de Italia y llegando al aeropuerto.. nadie vino a buscarme.
‘La Città di smeraldo’ fueron recuerdos dolorosos y felices para mí. La flor Smeraldo era tan hermosa que lloré. Y esa noche, algo raro sucedió. Estaba durmiendo en una casa de huéspedes, cuando me despertó un sonido extraño. Mi cama estaba bajo una ventana, pero seguía escuchando un sonido como si alguien estuviera tocando la ventana. Estaba en el segundo piso y afuera estaba tranquilo. Fue pasando la media noche, las cortinas se cerraron y no pude ver nada afuera.
No tenía miedo, simplemente fue extraño. Pensé en levantarme y abrir la ventana para ver quien estaba tocando la ventana del segundo piso, pero me detuve. Descubrí que eran las ramas las que estaban golpeando la ventana por el viento y me obligué a regresar a la cama y dormir, pero no pude dormir bien. Seguía escuchando ese sonido y me acosté en silencio como si estuviera forzando algo.
Era cerca de la noche el siguiente día cuando recibí una llamada de esa amiga. No, no era una llamada de ella. Él dijo que era su hermano, mi amiga estaba siguiendo a alguien con prisa en el aeropuerto y se accidentó, comenzó a tener problemas para respirar la media noche del día anterior y se fue al otro mundo. ​ Antes de dejar el dormitorio, abrí la ventada junto a mi ventana. El sol estaba brillando y muy lejos se veían los Smeraldos. Miré las flores, me senté bajo el sol y sentí el viendo soplar. Fue solo por un momento pero se sintió como si ella estuviera parada en la ventana viendo los Smeraldos junto a mí.
En el camino del aeropuerto a mi casa, después de regresar de América, recibí la noticia con la que había estado soñando por un largo tiempo, se hizo realidad. Mi florería Smeraldo en Corea fue aprobada por la Academia de Smeraldo. Como Smeraldo es una especie rara, la academia controla las ventas en el extranjero de forma muy estricta, así que me registré en la asociación y fue aprobada. Después de… 3 años que han pasado hasta la inauguración de ‘Flower Smeraldo’ en Corea, pero sigo pensando que las noticias de la Academia son la ultima cosa que mi amiga dejo antes de irse.
Ella me dijo ‘the truth that couldn’t be told (non potevo dire la verità)’ y se fue a otro mundo.
Esta es la cadena que me une a Smeraldo, como lo mencioné en mi primer publicación.

[8va Historia] Recibí el primer pedido oficial de un “Smeraldo” en Corea

Debido a que “Flower Smeraldo” está planeado su apertura para mediados de Septiembre, he estado muy ocupado planeando el método de entrega y de cobro de Smeraldo.
Es por eso que no podía entrar a este blog ya hace algún tiempo. Así que he regresado a revisar como es que el evento terminará pronto, vi que mucha gente está interesada en Semeraldo. Muchos participaron en el evento también. Muchas gracias a todos.
En realidad, hoy es un día muy feliz para mi. Han hecho el primer pedido!! Fui a la tienda donde aún están construyendo y un joven estaba observando y entró a la tienda. Esto suena raro, pero mi corazón se aceleró. Es como si me fuera a reunir con alguien que conocía ya de hace mucho tiempo pero que ha sido olvidado. Se supone que no debería ir a la construcción hoy, pero de alguna forma tenía muchas ganas de ir ahí desde la mañana, tal vez fue por el encuentro con esta persona. Me asusté un poco también, no lo sé, de todos modos es muy raro.
Y lo más sorprendente es que, la flor que este cliente vino a buscar fue Smeraldo!Él dijo que no sabía que esta era una tienda especializada en Smeraldos, que acababa de llegar como si una fuerza superior lo atrajera.Es el destino ¿no es así?Finalmente, recibí una orden de Smeraldo de él.Es oficialmente, mi primera orden en Corea.
nota de la primera orden de Smeraldo en Corea, la recibí del cliente. No he visto la forma de entrega aún así que use el post-it que llevaba conmigo.
En realidad, debido al calor en estos días, la oferta y la demanda de Smeraldo no es fácil. Le dije al cliente que probablemente no podría entregarle su ramo hasta finales de agosto, y después de pensar un rato, dijo que sería un momento perfecto, así que el pedido se pudo tomar sin ningún problema. Pero viendo la expresión del cliente cuando dijo eso, me di cuenta. Era un regalo para alguien importante.
Entonces le dije. “Quiero darte una tarjeta con el dibujo de Smeraldo, ¿qué te gustaría que se escriba?” Dudó un momento y luego escribió algunas oraciones. ¿Qué escribió? No puedo decírtelo, ya que es un asunto personal. Le pregunté de nuevo. “¿Pero por qué debe ser Smeraldo?” Su respuesta fue “Porque quiero ser una buena persona”. Supongo que se refería a que “quiere ser una buena persona” para a quien le vaya a regalar ese ramo de Smeraldo ¿no es así?
Después de que se fue, pensé mucho sobre lo que sucedió hace mucho tiempo. ¿Qué hubiera pasado si le hubiera contado mis sentimientos sinceros a mi amiga como ese cliente? Pero obviamente decir “qué hubiera pasado si” no tiene sentido. La perdí como un idiota, pero espero que ese cliente pueda expresar sus sentimientos sinceros y ser feliz.
El evento es el mismo, fue creado con el propósito de entregar los sentimientos sinceros de la gente a aquellos que significan mucho para ellos. Terminará a las 10PM esta noche y los ganadores se anunciarán en breve. Por favor, esperen con ansias. Me enviaron muchas historias aquí, por lo que podría tardar un tiempo, por favor les pido comprendan.

[9na Historia] Finalmente hoy entregaré el primer pedido de “Smeraldo”

El Smeraldo finalmente pasó por aduana y llegó a mis manos. Pronto se harán las entregas. Me siento feliz, emocionado y con una sensación de dolor reprimido al mismo tiempo. Estoy escribiendo esta publicación para dejar esta sensación aquí.
¡Además, se han entregado todos los arreglos de flores y regalos a los ganadores del evento de la semana pasada! Espero que todos los que reciban las flores sientan la sincera acción del remitente 📷 (Lamentablemente, dos ganadores no respondieron, así que no pude entregar los ramos de flores y regalos ㅠㅠ)
fUENTES INVESTIGADAS:
https://www.youtube.com/watch?v=IjBpqsHLSrk COVER EN ESPAÑOL
https://www.youtube.com/watch?v=8JVytJm8X2g ORIGINAL
https://btsqueretaromexico.wordpress.com/2018/07/06/la-historia-de-flower-smeraldo/
HERMOSO TEMA QUE PUBLICO ALGUIEN QUE DESCUBRÍ TIENE MAGIA EN SU INTERIOR.
Y DECIDÍ INVESTIGAR ESTE TEMA HASTA EL FONDO.
submitted by CrackerDragonBlue to u/CrackerDragonBlue [link] [comments]


2019.11.09 23:16 Sobretension Thread de humor negro

Empiezo yo con algunos:
¿Por qué los hombres prefieren mujeres vírgenes? Porque no aceptan críticas
¿Cuál es el negocio más próspero en Formosa? La terminal de micros de larga distancia hacia Buenos Aires
¿Qué es blanquecino, firme, venoso, mide lo mismo (o más) que una banana y hace llorar a las mujeres? Un aborto en la vigésima semana
¿Qué es una mujer villera que se realizó tres abortos? Una luchadora contra el crimen
¿Qué hace un musulmán adulto en un colegio primario? Busca esposa
(este es largo) Un judío, un hindú y un afroamericano deciden ir a recorrer juntos como mochileros. Cuando están cerca de unas montañas, empieza a nevar muy fuerte, por lo que deciden buscar un refugio para pasar la noche. Luego de mucho andar, llegan a una cabaña. El hombre que vive allí acepta recibirlos por la noche pero tiene un problema: tiene una habitación de huéspedes con sólo dos camas, por lo que alguno de los 3 debe dormir en un galpón, 50 metros a la izquierda de la cabaña.
El judío es el primero en dar un paso adelante, y dice: ''Mis compañeros, no se preocupen. Mi pueblo pasó por cientas de persecuciones e injusticias. Esto no es nada comparado con el sufrimiento de mis antepasados.'' Dicho esto, caminó hacia el galpón, y el resto fue a las camas.
Cinco minutos después, hay golpes en la puerta. Van todos a abrirla, donde aparece el judío, exclamando y agitando las manos en el aire: ''Oh vey!! Pobre de mí! Hay un cerdo en el galpón. Es un animal impuro y sucio en mi religión. No puedo dormir ahí''.
El hindú se ofrece tímidamente, diciendo: ''Mis hermanos de otras madres. En las Indias pasé hambres y pobrezas extremas. No deben preocuparses, duerman ustedes en la cabañas''. Y partió tranquilamente hacia el galpón, y el resto fue a las camas.
Cinco minutos después, se escucha un golpe en la puerta. Van todos a abrirla, y ven al hindú, que dice: ''Por Vishnu, Brahma, mis padres y mis sietes hijos!! Hay una vaca allí. Es un animal sagrados en mi religión, no puedo verla en esas condiciones. Que los 12 brazos sagrados de Vishnu sepan disculparmes!''.
El negro, con un aire de superioridad, da un paso adelante y grita: ''Eeeeey no hay problema bros. Yo nací y viví en Detroit nigga. No comí por semanas meeen. No reconozco a mis hijos, igual que mi padre. Maté 4 personas nigga. Dormír ahí no es nada para mí bruh''. Así, se dirigió directo hacia el galpón, y el resto fue a las camas.
5 minutos después, se escuchan unos golpes en la puerta. El dueño, el judío y el hindú se levantan a abrirla.
Detrás de la puerta, están el cerdo y la vaca.
submitted by Sobretension to argentina [link] [comments]


2019.10.28 23:23 Farajo001 Una Historia de Terror: "La casa de Adela" de Mariana Enriquez

Es recomendable que apagues la luz, cierres la persiana ya que no debe haber ninguna luz
(Si disfrutaste de esta historia, por favor dale a la flecha naranja y comentá cómo te hizo sentir)
" Todos los días pienso en Adela. Y si durante el día no aparece su recuerdo —las pecas, los dientes amarillos, el pelo rubio demasiado fino, el muñón en el hombro, las botitas de gamuza—, regresa de noche, en sueños. Los sueños con Adela son todos distintos, pero nunca falta la lluvia ni faltamos mi hermano y yo, los dos parados frente a la casa abandonada, con nuestros pilotos amarillos, mirando a los policías en el jardín que hablan en voz baja con nuestros padres.
Nos hicimos amigos porque ella era una princesa de suburbio, mimada en su enorme chalet inglés insertado en nuestro barrio gris de Lanús, tan diferente que parecía un castillo, y sus habitantes, los señores, y nosotros, los siervos en nuestras casas cuadradas de cemento con jardines raquíticos. Nos hicimos amigos porque ella tenía los mejores juguetes importados, que le traía su papá de Estados Unidos. Y porque organizaba las mejores fiestas de cumpleaños cada 3 de enero, poco antes de Reyes y poco después de Año Nuevo, al lado de la pileta, con el agua que, bajo el sol de la siesta, parecía plateada, hecha de papel de regalo. Y porque tenía un proyector y usaba las paredes blancas del living para ver películas mientras el resto del barrio todavía tenía televisores blanco y negro.
Pero, sobre todo, nos hicimos amigos de ella, mi hermano y yo, porque Adela tenía un solo brazo. O a lo mejor sería más preciso decir que le faltaba un brazo. El izquierdo. Por suerte no era zurda. Le faltaba desde el hombro; tenía ahí una pequeña protuberancia de carne que se movía, con un retazo de músculo, pero no servía para nada. Los padres de Adela decían que había nacido así, que era un defecto congénito. Muchos otros chicos le tenían miedo, o asco. Se reían de ella, le decían monstruita, adefesio, bicho incompleto; decían que la iban a contratar en un circo, que seguro estaba su foto en los libros de medicina.
A ella no le importaba. Ni siquiera quería usar un brazo ortopédico. Le gustaba ser observada y nunca ocultaba el muñón. Si veía la repulsión en los ojos de alguien, era capaz de refregarle el muñón por la cara o sentarse muy cerca y rozar el brazo del otro con su apéndice inútil, hasta humillarlo, hasta dejarlo al borde de las lágrimas.
Nuestra madre decía que Adela tenía un carácter único, era valiente y fuerte, un ejemplo, una dulzura, qué bien la criaron, qué buenos padres, insistía. Pero Adela decía que sus padres mentían. Sobre el brazo. No nací así, contaba. Y qué pasó, le preguntábamos. Y entonces ella contaba su versión. Sus versiones, mejor dicho. A veces contaba que la había atacado su perro, un dóberman negro llamado Infierno. El perro se había vuelto loco, les suele pasar a los dóberman, una raza que, según Adela, tenía un cráneo demasiado chico para el tamaño del cerebro; por eso les dolía siempre la cabeza y se enloquecían de dolor, se les trastornaba el cerebro apretado contra los huesos. Decía que la había atacado cuando ella tenía dos años. Se acordaba: el dolor, los gruñidos, el ruido de las mandíbulas masticando, la sangre manchando el pasto, mezclada con el agua de la pileta. Su padre lo había matado de un tiro; excelente puntería, porque el perro, cuando recibió el disparo, todavía cargaba con Adela bebé entre los dientes.
Mi hermano no creía en esta versión.
—A ver, ¿y la cicatriz dónde está?
Ella se molestaba.
—Se curó rebién. No se ve.
—Imposible. Siempre se ven.
—No quedó cicatriz de los dientes, me tuvieron que cortar más arriba de la mordida. .
—Obvio. Igual tendría que haber cicatriz. No se borra así nomás.
Y le mostraba su propia cicatriz de apendicitis, en la ingle, como ejemplo.
—A vos porque te operaron médicos de cuarta. Yo estuve en la mejor clínica de Capital.
—Bla bla bla —le decía mi hermano, y la hacía llorar. Era el único que la enfurecía. Y, sin embargo, nunca se peleaban del todo. Él disfrutaba con sus mentiras. A ella le gustaba el desafío. Y yo solamente escuchaba y así pasaban las tardes después de la escuela hasta que mi hermano y Adela descubrieron las películas de terror y cambió todo para siempre.
No sé cuál fue la primera película. A mí no me daban permiso para verlas. Mi mamá decía que era demasiado chica. Pero Adela tiene mi misma edad, insistía yo. Problema de sus papás si la dejan: ya te dije que no, decía mi mamá, y era imposible discutir con ella.
—¿Y por qué a Pablo lo dejás?
—Porque es más grande que vos.
—¡Porque es varón! —gritaba mi papá, entrometido, orgulloso.
—¡Los odio! —gritaba yo, y lloraba en mi cama hasta quedarme dormida.
Lo que no pudieron controlar fue que mi hermano Pablo y Adela, llenos de compasión, me contaran las películas. Y cuando terminaban de contarme las películas, contaban más historias. No puedo olvidarme de esas tardes: cuando Adela contaba, cuando se concentraba y le ardían los ojos oscuros, el parque de la casa se llenaba de sombras, que corrían, que saludaban burlonas. Yo las veía cuando Adela se sentaba de espaldas al ventanal, en el living. No se lo decía. Pero Adela sabía. Mi hermano no sé. Él era capaz de ocultar mejor que nosotras.
Él supo ocultar hasta el final, hasta su último acto, hasta que solamente quedó de él ese costillar a la vista, ese cráneo destrozado y, sobre todo, ese brazo izquierdo en medio de las vías, tan separado de su cuerpo y del tren que no parecía producto del accidente —del suicidio, le sigo diciendo accidente a su suicidio—; parecía que alguien lo había llevado hasta el medio de los rieles para exponerlo, como un saludo, un mensaje.
La verdad es que no recuerdo cuáles de las historias eran resúmenes de películas y cuáles eran inventos de Adela o Pablo. Desde que entramos en la casa, nunca pude ver una película de terror: veinte años después conservo la fobia y, si veo una escena por casualidad o por error en la televisión, esa noche tomo pastillas para dormir y durante días tengo náuseas y recuerdo a Adela sentada en el sofá, con los ojos quietos y sin su brazo, mientras mi hermano la miraba con adoración. No recuerdo, es cierto, muchas de las historias: apenas una sobre un perro poseído por el demonio —Adela tenía debilidad por las historias de animales—, otra sobre un hombre que había descuartizado a su mujer y había ocultado sus miembros en una heladera y esos miembros, por la noche, habían salido a perseguirlo, piernas y brazos y tronco y cabeza rodando y arrastrándose por la casa, hasta que la mano muerta y vengadora mató al asesino apretándole el cuello —Adela tenía debilidad, también, por las historias de miembros mutilados y amputaciones—; otra sobre el fantasma de un niño que siempre aparecía en las fotos de cumpleaños, el invitado terrorífico que nadie reconocía, de piel gris y sonrisa ancha.
Me gustaban especialmente las historias sobre la casa abandonada. Incluso sé cuándo comenzó la obsesión. Fue culpa de mi madre. Una tarde, después de la escuela, mi hermano y yo la acompañamos hasta el supermercado. Ella apuró el paso cuando pasamos frente a la casa abandonada que estaba a media cuadra del negocio. Nos dimos cuenta y le preguntamos por qué corría. Ella se rió. Me acuerdo de la risa de mi madre, de lo joven que era esa tarde de verano, del olor a champú de limón de su pelo y de la carcajada de chicle de menta.
—¡Soy más tonta! Me da miedo esa casa, no me hagan caso.
Trataba de tranquilizarnos, de portarse como una adulta, como una madre.
—Por qué —dijo Pablo.
—Por nada, porque está abandonada.
—¿Y?
—No hagas caso, hijo.
—¡Decime, dale! .
—Me da miedo que se esconda alguien adentro, un ladrón, cualquier cosa.
Mi hermano quiso saber más, pero mi madre no tenía mucho más para decir. La casa había estado abandonada desde antes de que mis padres llegaran al barrio, antes del nacimiento de Pablo. Ella sabía que, apenas meses antes, se habían muerto los dueños, un matrimonio de viejitos. ¿Se murieron juntos?, quiso saber Pablo. Qué morboso estás, hijo, te voy a prohibir las películas. No, se murieron uno atrás del otro. Les pasa a los matrimonios de viejitos, cuando uno se muere, el otro se apaga enseguida. Y, desde entonces, los hijos se están peleando por la sucesión. Qué es la sucesión, quise saber yo. Es la herencia, dijo mi madre. Se están peleando para ver quién se queda con la casa. Pero es una casa bastante chota, dijo Pablo, y mi mamá lo retó por usar una mala palabra.
—¿Qué mala palabra?
—Sabés perfectamente: no voy a repetir.
—«Chota» no es una mala palabra.
—Pablo, por favor.
—Bueno. Pero está que se cae la casa, mamá.
—Qué sé yo, hijo, querrán el terreno. Es un problema de la familia.
—Para mí que tiene fantasmas.
—¡A vos te están haciendo mal las películas! .
Yo creí que le iban a prohibir seguir viendo películas, pero mi mamá no volvió a mencionar el tema. Y, al día siguiente, mi hermano le contó a Adela sobre la casa. Ella se entusiasmó: una casa embrujada tan cerca, en el barrio, a dos cuadras apenas, era la pura felicidad. Vamos a verla, dijo ella. Los tres salimos corriendo. Bajamos a los gritos las escaleras de madera del chalet, muy hermosas (tenían de un lado ventanas con vidrios de colores, verdes, amarillos y rojos, y estaban alfombradas). Adela corría más lento que nosotros y un poco de costado, por la falta del brazo; pero corría rápido. Esa tarde llevaba un vestido blanco, con breteles; me acuerdo de que, cuando corría, el bretel del lado izquierdo caía sobre su resto de bracito y ella lo acomodaba sin pensar, como si se sacara de la cara un mechón de pelo.
La casa no tenía nada especial a primera vista, pero, si se le prestaba atención, había detalles inquietantes. Las ventanas estaban tapiadas, cerradas completamente, con ladrillos. ¿Para evitar que alguien entrara o que algo saliera? La puerta, de hierro, estaba pintada de marrón oscuro; parece sangre seca, dijo Adela.
Qué exagerada, me atreví a decirle. Ella solamente me sonrió. Tenía los dientes amarillos. Eso sí me daba asco, no su brazo, o su falta de brazo. No se lavaba los dientes, creo; y, además, era muy pálida y la piel traslúcida hacía resaltar ese color enfermizo, como en los rostros de las geishas. Entró en el jardín, muy pequeño, de la casa. Se paró en el pasillo que llevaba a la puerta, se dio vuelta y dijo:
—¿Se dieron cuenta?
No esperó nuestra respuesta.
—Es muy raro, ¿cómo puede ser que tenga el pasto tan corto?
Mi hermano la siguió, entró en el jardín y, como si tuviera miedo, también se quedó en el pasillo de baldosas que iba de la vereda a la puerta de entrada.
—Es verdad —dijo—. Los pastos tendrían que estar altísimos. Mirá, Clara, vení.
Entré. Cruzar el portón oxidado fue horrible. No lo recuerdo así por lo que pasó después: estoy segura de lo que sentí entonces, en ese preciso momento. Hacía frío en ese jardín. Y el pasto parecía quemado. Arrasado. Era amarillo y corto: ni un yuyo verde. Ni una planta. En ese jardín había una sequía infernal y al mismo tiempo era invierno. Y la casa zumbaba, zumbaba como un mosquito ronco, como un mosquito gordo. Vibraba. No salí corriendo porque no quería que mi hermano y Adela se burlaran de mí, pero tenía ganas de escapar hasta mi casa, hasta mi mamá, de decirle sí, tenés razón, esa casa es mala y no se esconden ladrones, se esconde un bicho que tiembla, se esconde algo que no tiene que salir.
Adela y Pablo no hablaban de otra cosa. Todo era la casa. Preguntaban en el barrio sobre la casa. Preguntaban al quiosquero y en el club; a don Justo, que esperaba el atardecer sentado en la puerta de su casa, a los gallegos del bazar y a la verdulera. Nadie les decía nada de importancia. Pero varios coincidieron en que la rareza de las ventanas tapiadas y ese jardín reseco les daba escalofríos, tristeza, a veces miedo, sobre todo miedo de noche. Muchos se acordaban de los viejitos: eran rusos o lituanos, muy amables, muy callados. ¿Y los hijos? Algunos decían que peleaban por la herencia. Otros que no visitaban a sus padres, ni siquiera cuando se enfermaron. Nadie los había visto. Nunca. Los hijos, si existían, eran un misterio.
—Alguien tuvo que tapiar las ventanas —le dijo mi hermano a don Justo.
—Vos sabés que sí. Pero lo hicieron unos albañiles, no lo hicieron los hijos.
—A lo mejor los albañiles eran los hijos.
—Seguro que no. Eran bien morochos los albañiles. Y los viejitos eran rubios, transparentes. Como vos, como Adelita, como tu mamá. Polacos debían ser. De por ahí.
La idea de entrar en la casa fue de mi hermano. Me lo sugirió primero a mí. Le dije que estaba loco. Estaba fanatizado. Necesitaba saber qué había pasado en esa casa, qué había adentro. Lo deseaba con un fervor muy extraño para un chico de once años. No entiendo, nunca pude entender qué le hizo la casa, cómo lo atrajo así. Porque lo atrajo a él, primero. Y él contagió a Adela.
Se sentaban en el caminito de baldosas amarillas y rosas que partía el jardín seco. El portón de hierro oxidado estaba siempre abierto, les daba la bienvenida. Yo los acompañaba, pero me quedaba afuera, en la vereda. Ellos miraban la puerta, como si creyeran que podían abrirla con la mente. Pasaban horas ahí, sentados, en silencio. La gente que pasaba por la vereda, los vecinos, no les prestaban atención. No les parecía raro o quizá no los veían. Yo no me atrevía a contarle nada a mi madre.
O, a lo mejor, la casa no me dejaba hablar. La casa no quería que los salvara.
Seguíamos reuniéndonos en el living de la casa de Adela, pero ya no se hablaba de películas. Ahora Pablo y Adela —pero sobre todo Adela— contaban historias de la casa. De dónde las sacan, les pregunté una tarde. Parecieron sorprendidos, se miraron.
—La casa nos cuenta las historias. ¿Vos no la escuchás?
—Pobre —dijo Pablo—. No escucha la voz de la casa.
—No importa —dijo Adela—. Nosotros te contamos.
Y me contaban.
Sobre la viejita, que tenía ojos sin pupilas pero no estaba ciega.
Sobre el viejito, que quemaba libros de medicina junto al gallinero vacío, en el fondo.
Sobre el fondo, igual de seco y muerto que el jardín, lleno de pequeños agujeros como madrigueras de ratas.
Sobre una canilla que no dejaba de gotear porque lo que vivía en la casa necesitaba agua.
A Pablo le costó un poco convencer a Adela de que entrara. Fue extraño. Ahora ella parecía tener miedo: se turnaban. En el momento decisivo, ella parecía entender mejor. Mi hermano le insistía. La agarraba del único brazo y hasta la sacudía. En el colegio, se hablaba de que Pablo y Adela eran novios y los chicos se metían los dedos en la boca, hasta la garganta, haciendo gesto de vómito. Tu hermano sale con la monstrua, se reían. A Pablo y Adela no les molestaba. A mí tampoco. A mí solamente me preocupaba la casa.
Decidieron entrar el último día del verano. Fueron las palabras exactas de Adela, una tarde de discusión en el living de su casa.
—El último día del verano, Pablo —dijo—. Dentro de una semana.
Quisieron que yo los acompañara y acepté porque no quería dejarlos. No podían entrar solos en la oscuridad.
Decidimos entrar de noche, después de la cena. Teníamos que escaparnos, pero salir de casa tarde, en verano, no era tan difícil. Los chicos jugaban en la calle hasta tarde en el barrio. Ahora no es así. Ahora es un barrio pobre y peligroso, los vecinos no salen, tienen miedo de que les roben, tienen miedo de los adolescentes que toman vino en las esquinas y a veces se pelean a tiros. El chalet de Adela se vendió y fue dividido en departamentos. En el parque se construyó un galpón. Es mejor, creo. El galpón oculta las sombras.
Un grupo de chicas jugaba al elástico en medio de la calle; cuando pasaba un auto —circulaban muy pocos—, paraban para dejarlo pasar. Más lejos, otros pateaban una pelota y donde el asfalto era más nuevo, más liso, algunas adolescentes patinaban. Pasamos entre ellos, desapercibidos.
Adela esperaba en el jardín muerto. Estaba muy tranquila, iluminada. Conectada, pienso ahora.
Nos señaló la puerta y yo gemí de miedo. Estaba entreabierta, apenas una rendija.
—¿Cómo? —preguntó Pablo.
—La encontré así.
Mi hermano se sacó la mochila y la abrió. Traía llaves, destornilladores, palancas; herramientas de mi papá que había encontrado en una caja, en el lavadero. Ya no las iba a necesitar. Estaba buscando la linterna.
—No hace falta —dijo Adela.
La miramos confundidos. Ella abrió la puerta del todo y entonces vimos que adentro de la casa había luz.
Recuerdo que caminamos de la mano bajo esa luminosidad que parecía eléctrica, aunque en el techo, donde debería haber lámparas, sólo había cables viejos, asomando de los huecos como ramas secas. Parecía la luz del sol. Afuera era de noche y amenazaba tormenta, una poderosa lluvia de verano. Ahí adentro hacía frío y olía a desinfectante y la luz era como de hospital.
La casa no parecía rara por adentro. En el pequeño hall de entrada estaba la mesa del teléfono, un teléfono negro, como el de nuestros abuelos.
Que por favor no suene, que no suene, me acuerdo de que recé así, de que repetí eso en voz baja, con los ojos cerrados. Y no sonó.
Los tres juntos pasamos a la siguiente sala. La casa se sentía más grande de lo que parecía desde afuera. Y zumbaba, como si vivieran colonias de bichos ocultos detrás de la pintura de las paredes.
Adela se adelantaba, entusiasmada, sin miedo. Pablo le pedía «esperá, esperá» cada tres pasos. Ella hacía caso pero no sé si nos escuchaba claramente. Cuando se daba vuelta para mirarnos, parecía perdida. En sus ojos no había reconocimiento. Decía «sí, sí», pero yo sentí que ya no nos hablaba. Pablo sintió lo mismo. Me lo dijo después.
La sala siguiente, el living, tenía sillones sucios, de color mostaza, agrisados por el polvo. Contra la pared se apilaban estantes de vidrio. Estaban muy limpios y llenos de pequeños adornos, tan pequeños que tuvimos que acercarnos para verlos. Recuerdo que nuestros alientos, juntos, empañaron los estantes más bajos, los que alcanzábamos: llegaban hasta el techo.
Al principio no supe lo que estaba viendo. Eran objetos chiquitísimos, de un blanco amarillento, con forma semicircular. Algunos eran redondeados, otros más puntiagudos. No quise tocarlos.
—Son uñas —dijo Pablo.
Sentí que el zumbido me ensordecía y me puse a llorar. Abracé a Pablo, pero no dejé de mirar. En el siguiente estante, el de más arriba, había dientes. Muelas con plomo negro en el centro, como las de mi papá, que las tenía arregladas; incisivos, como los que me molestaban cuando empecé a usar aparatos; paletas como las de Roxana, la chica que se sentaba delante de mí en el colegio. Cuando levanté la cabeza para alcanzar a ver el tercer estante, se fue la luz.
Adela gritó en la oscuridad. Mi corazón latía tan fuerte que me dejaba sorda. Pero sentía a mi hermano, que me abrazaba los hombros, que no me soltaba. De pronto, vi un redondel de luz en la pared: era la linterna. Dije: «Salgamos, salgamos.» Pablo, sin embargo, caminó en dirección opuesta a la salida, siguió entrando en la casa. Lo seguí. Quería irme, pero no sola.
La luz de la linterna iluminaba cosas sin sentido. Un libro de medicina, de hojas brillantes, abierto en el suelo. Un espejo colgado cerca del techo, ¿quién podía reflejarse ahí? Una pila de ropa blanca. Pablo se frenó: movía la linterna y la luz sencillamente no mostraba ninguna otra pared. Esa habitación no terminaba nunca o sus límites estaban demasiado lejos para ser iluminados por una linterna.
—Vamos, vamos —volví a decirle, y recuerdo que pensé en salir sola, en dejarlo, en escapar. .
—¡Adela! —gritó Pablo.
No se la escuchaba en la oscuridad. Dónde podía estar, en esa habitación eterna. .
—Acá.
Era su voz, muy baja, cerca. Estaba detrás de nosotros. Retrocedimos. Pablo iluminó el lugar de donde venía la voz y entonces la vimos.
Adela no había salido de la habitación de los estantes. Nos saludó con la mano derecha, parada junto a una puerta. Después giró, abrió la puerta que estaba a su lado y la cerró detrás de ella. Mi hermano corrió, pero cuando llegó a la puerta, ya no pudo abrirla. Estaba cerrada con llave.
Sé lo que Pablo pensó: buscar las herramientas que había dejado afuera, en la mochila, para abrir la puerta que se había llevado a Adela. Yo no quería sacarla: solamente quería salir, y lo seguí, corriendo. Afuera llovía y las herramientas estaban desparramadas sobre el pasto seco del jardín; mojadas, brillaban en la noche. Alguien las había sacado de la mochila. Cuando nos quedamos quietos un minuto, asustados, sorprendidos, alguien cerró la puerta desde adentro.
La casa dejó de zumbar.
No recuerdo bien cuánto tiempo pasó Pablo intentando abrirla. Pero en algún momento escuchó mis gritos. Y me hizo caso.
Mis padres llamaron a la policía.
Y todos los días y casi todas las noches vuelvo a esa noche de lluvia. Mis padres, los padres de Adela, la policía en el jardín. Nosotros empapados, con pilotos amarillos. Los policías que salían de la casa diciendo que no con la cabeza. La madre de Adela desmayada bajo la lluvia.
Nunca la encontraron. Ni viva ni muerta. Nos pidieron la descripción del interior de la casa. Contamos. Repetimos. Mi madre me dio un cachetazo cuando hablé de los estantes y de la luz. «¡La casa está llena de escombros, mentirosa!», me gritó. La madre de Adela lloraba y pedía «por favor, dónde está Adela, dónde está Adela».
En la casa, le dijimos. Abrió una puerta de la casa, entró en una habitación y ahí debe estar todavía.
Los policías decían que no quedaba una sola puerta dentro de la casa. Ni nada que pudiera ser considerado una habitación. La casa era una cáscara, decían. Todas las paredes interiores habían sido demolidas.
Recuerdo que los escuché decir «máscara», no «cáscara». La casa es una máscara, escuché.
Nosotros mentíamos. O habíamos visto algo tan feroz que estábamos shockeados. Ellos no querían creer siquiera que habíamos entrado en la casa. Mi madre no nos creyó nunca. Ni siquiera cuando la policía rastrilló el barrio entero, allanando cada casa. El caso estuvo en televisión: nos dejaban ver los noticieros. Nos dejaban leer las revistas que hablaban de la desaparición. La madre de Adela nos visitó varias veces y siempre decía: «A ver si me dicen la verdad, chicos, a ver si se acuerdan…»
Nosotros volvíamos a contar todo. Ella se iba llorando. Mi hermano también lloraba. Yo la convencí, yo la hice entrar, decía.
Una noche, mi papá se despertó y escuchó que alguien intentaba abrir la puerta. Se levantó de la cama, agazapado, pensaba que encontraría a un ladrón. Encontró a Pablo, que luchaba con la llave en la cerradura —esa cerradura siempre andaba mal—; llevaba herramientas y una linterna en la mochila. Los escuché gritar durante horas y recuerdo que mi hermano le pedía por favor que quería mudarse, que si no se mudaba, se iba a volver loco.
Nos mudamos. Mi hermano se volvió loco igual. Se suicidó a los veintidós años. Yo reconocí el cuerpo destrozado. No tuve opción: mis padres estaban de vacaciones en la costa cuando se tiró bajo el tren, bien lejos de nuestra casa, cerca de la estación Beccar. No dejó una nota. Él siempre soñaba con Adela: en sus sueños, nuestra amiga no tenía uñas ni dientes, sangraba por la boca, sangraban sus manos.
Desde que Pablo se mató, vuelvo a la casa. Entro en el jardín, que sigue quemado y amarillo. Miro por las ventanas, abiertas como ojos negros: la policía derrumbó los ladrillos que las tapiaban hace quince años y así quedaron, abiertas. Adentro de la casa, cuando el sol la ilumina, se ven vigas y el techo agujereado y basura. Los chicos del barrio saben lo que pasó ahí adentro. En el suelo pintaron, con aerosol, el nombre de Adela. En las paredes de afuera también. ¿Dónde está Adela?, dice una pintada. Otra, más pequeña, escrita con fibra, repite el modelo de una leyenda urbana: hay que decir Adela tres veces a la medianoche, frente al espejo, con una vela en la mano, y entonces veremos reflejado lo que ella vio, quién se la llevó.
Mi hermano, que también visitaba la casa, vio esas indicaciones e hizo ese viejo ritual una noche. No vio nada. Rompió el espejo del baño con sus puños y tuvimos que llevarlo al hospital para que lo cosieran.
No me animo a entrar. Hay una pintada sobre la puerta que me mantiene afuera. Acá vive Adela, ¡cuidado!, dice. Imagino que la escribió un chico del barrio, en chiste o desafío. Pero yo sé que tiene razón. Que ésta es su casa. Y todavía no estoy preparada para visitarla."

V I B E C H E C K

submitted by Farajo001 to u/Farajo001 [link] [comments]


2019.10.09 11:52 Davidemagx Historias del Kiosco 24 Hs, solo lo ordinario

"Mulánima y la concha de tu madre..." dije mientras arrastraba los pies por el pasto para limpiar la mierda que había pisado. Con el corazón que todavía me golpeaba el pecho agitado.

Terminaba de reponer las heladeras después del saqueo que me había dado un almamula, les juro que dentro de todos los bicharracos paranormales los almamulas son el equivalente a los Brayans, Johnnys, seguidores de partido político que no voy a identificar pero que ya sabemos y nos hacemos los boludos para no entrar en bardo. Sólo hace falta un descuido para te que vacíen hasta el bolsillo, y posta que no sé cómo carajo hacen pero te chorean del bolsillo, asumo es una habilidad innata de todos los santiagueños. Perdón, me corrijo, estoy todavía un poco caliente y conmocionado a la vez. No tienen nada que ver en el asunto los hermanos Santiagueños, aunque sí deberían evitar mandarnos sus entes.

Tendré que contarles todo...

Había empezado el turno normalmente y nada hubo ocurrido hasta mas o menos las 3 de la mañana, al menos nada digno de atención. Tuve el vecino borrachín que nunca falta buscando su dosis temprana de desayuno tinto en botella o en su defecto y cada vez creciente práctica llevar una botella de de San Ignio con jugo de sobre sabor uva, se notaba la crotera del pueblo con cada econominzación y no era para menos. Me llama la atención que para estar prácticamente en ninguna parte todavía nos afecte la inflación, no podes señalar el pueblo ni siquiera en un mapa del NOA, hasta creo estar convencido de que ni el mismísimo presidente tiene idea de que existimos.

Incluso cuando entro a Youtube y busco cualquier video relacionado a la zona en la que (creo) vivimos como resultado obtengo videos marcados con "Lo sentimos. éste video no está disponible en tu país." ¿Perdón? ¿Me estás diciendo que no puedo ver un video de Argentina en Argentina? A menos que ésto sea Latveria (referencia nerd) o el Principado de Marlandia (lo que dudo ya que no estamos ni remotamente cerca del mar ni tampoco montados sobre una torre petrolera marítima) no tiene sentido en absoluto... Me fui por las ramas, perdón.

Cuando ya estaba creído de que no iba a pasar nada me puse a querer mirar una película, cuando de pronto el exterior tronó con el ruido de cadenas arrastrándose ¿Y eso no despierta a los vecinos? No, la gente duerme por deporte aquí, pareciera. Ya sabía la que se me venía tan pronto escuché y me apuré a querer cerrar las cortinas y apagar las luces para simular que estaba cerrado lograndolo con un margen de segundos antes de que las entidades se manifestaran en la vereda. Las mulas malditas se pararon frente a la puerta y se miraron entre ellas, yo estaba detrás del mostrador, tapado por la oscuridad, una caramelera grande al lado y unas cajas de bombones en frente pero aún así podía verlas alumbradas por la luz de la calle, echando fuego por los ojos, miraron a la mesa y las sillas dispuestas sobre la vereda (¡Me cago en la verga!) y una de ellas dijo

- Chango, ya sabemos que estás abierto. Abrí o te dejamos acelga en la vereda y ya sabés que acelga es sinónimo de bosta.-
- ¡No! - grité desde adentro, - ¡Aguanten! - y corrí a la puerta para abrirles, manoteando las luces en el camino para prenderlas.
- Se van a tener que limpiar las pezuñas si quieren entrar. O mejor todavía, transformense y pasen.- les dije,
- No tenemos ropa, chango. Vamos a estar en pelotas si nos transformamos.-
- Gran cosa, como si hubiese sido lo peor que han hecho estar en pelotas delante mío. No quiero que rayen el piso, vamos.- Se miraron otra vez, aunque de mala gana tomaron sus formas humanas y pasaron.
Por si no saben los almamulas son peligrosos para cualquier negocio, tienen la costumbre de llegar en grupos y mientras uno distrae al cajero los demás afanan cuanto pueden y se van a toda velocidad de vuelta al monte más cercano así que sabía que no tenía que perderlos de vista ni un segundo,
- Entrá vos nomas. Los otros se quedan afuera.- le dije a la mujer. Tenía todo el cuerpo lleno de tierra, el pelo duro, pajoso, revuelto y olía a, bueno, caballo.

La mujer entró mirando la heladera con vinos, lamiéndose los labios. Los demás afuera protestaron
- Eh, chango, está bien que seamos lo que somos pero ya es mucho que nos dejes afuera desnudos.-
- Están desnudos, hagan lo que ustedes hacen mejor si quieren pero adentro todos juntos no. ¿Que son? ¿Primos, hermanos?- les pregunté retóricamente, disgustándolos.
- ¡Andate a la mierda, chango! ¿Te pensas que no ofende lo que decís?-
- No sé. Para ofenderse debería estarles diciendo macanas. ¿Les estoy diciendo macanas?-
- Pero igual, chango. Tené un poco de tacto aunque sea...-
- ¿Como vos con tu hermana? - contesté y noté a uno de los jóvenes del grupo mirando hacia adentro, entonces recordé a la mujer. Para mi sorpresa al darme vuelta la heladera ya estaba vacía de vinos y la puerta trasera abierta.
- ¡La concha de su madre! - grité y el grupo de afuera comenzó a reír. Caí en su jueguito, por pelotudo. Volvieron a convertirse en mulas y salieron relinchando de manera burlona. Estoy seguro que es culpa de los almamulas que los santiagueños tienen fama de incestuosos y ladrones. Lo que me lleva a mi segundo encuentro con una entidad santiagueña.

Había terminado de reponer la heladera de vinos cuando una voz femenina, llorona, me dijo,
- ¿No atiende nadie acá? Nadie quiere atenderme, me discriminan. Es un servicio pésimo para el cliente el que brindan... - volví al mostrador buscando el origen de la voz pero no encontré a nadie, podía escuchar también ruido a pastizal agitándose y... Más quejas...
- Una viene desde lejos a comprar algo para tomar y no se dignan ni a atenderla. ¿Es porque soy mujer? Patriarca, machirulo ¡Ay! -
- Ah... Mire señora, si no sale de a donde se esconde es jodido que la atienda... -
- ¿Ésa es forma de hablarle a una pobre vieja? Así estamos en éste país de maleducados, se creen todos vivos ustedes los jóvenes y son unos pelotudos ¡Ay! ¡Pobre de mí que ya no estoy para éstas vueltas! - fue la respuesta que obtuve y me dio la impresión que quién quiera o lo que fuera este espíritu debía pertenecer al de una vieja quejumbrosa. Podía escuchar entre las quejas constantes ruido a pastizal agitándose por lo que salí a la vereda a ver pero no había nada allí, entonces al dar media vuelta apareció por detrás de una de las columnas, rodando y emitiendo el mencionado ruido, una cabeza humana, de anciana, quejándose...
Gritar de susto fue lo primero que me salió, la cabeza gritó también, como estaba a unos pasos de mí hice lo que cualquier persona sensible en mi posición habría hecho, corrí y le di un patadón de tiro libre como Palermo apuntando al área grande. Se sintió como patear una bolsa de arpillera rellena con pasto seco y salió volando por el aire de manera espectacular, gritando hasta perderse en el terreno de un vecino, cayendo en el techo (como pelota), rodando al piso donde pude escuchar ladrar a un perro, luego un "¡Aaay!" entrecortado con gruñidos y sacudidas, y me perdí en el kiosco, atrás del mostrador, poniendo música fuerte para tapar los gritos de la vieja.

Para los que se preguntan, sí. Era una umita. Suponía que debería estar acostumbrado a éstas cosas ya pero no dejo de llevarme sobresaltos cada tanto. Fue mi primera vez con una umita, mi reacción fue... ¿Lógica? ¿Qué habrían hecho ustedes?

En fin, con suerte va a volver en otro momento y le pediré perdón. Por ahora voy a tratar de bajarle un cambio y ponerme a limpiar la vereda donde la almamula dejó el regalo... Forro. Salí atrás a buscar el balde y el escurridor para limpiar y terminé pisando, enterrando el pié hasta el tobillo. Bueno, esa fue la noche que pasé hoy y todavía me queda una hora hasta salir pero ya amaneció y la cucada no sale más a ésta hora.

Hasta la próxima.
submitted by Davidemagx to u/Davidemagx [link] [comments]


2019.09.10 09:53 FeskovAgencySpain LA HISTORIA DE ELIZABETH - MATERNIDAD SUSTITUTA EXITOSA

Hola, mi nombre es Elizabeth, y estoy escribiendo este comentario a pedido del equipo de la clínica del profesor Feskov. Me pidieron que contara mi historia, lo cual estoy haciendo.
Hola, mi nombre es Elizabeth, y estoy escribiendo este comentario a pedido del equipo de la clínica del profesor Feskov. Me pidieron que contara mi historia, lo cual estoy haciendo.
Mi esposo Steven y yo vivimos en el España. En el momento de dirijirse a la clínica Feskov yo tenía 42 años de edad, y mi marido 54. Mi marido ya tenía un hijo de su primer matrimonio, pero yo nunca he tenido hijos.
Mientras éramos más jóvenes, el trabajo siempre estaba en primer plano. Pero ha llegado el momento en que pensamos seriamente en el nacimiento de un niño. Lamentablemente resultó que esto no es tan simple.
Primero fuimos examinados en una clínica de Madrid, perdimos mucho tiempo y dinero. Como resultado, encontré problemas: una anomalía congénita del desarrollo del útero, así como una anomalía en el desarrollo del riñón. Los médicos dijeron que no podía dar a luz a un bebé, y la única solución para nosotros era la maternidad subrogada.
Steven y yo decidimos buscar un país donde sea mejor usar la maternidad subrogada. Resultó que los mejores programas de la maternidad subrogada (en el nivel de los servicios médicos y legales) se ofrecían en Ucrania y los Estados Unidos.
En primer lugar, nos pusimos en contacto con varias clínicas de maternidad subrogada en los EE. UU. Pero resultó que ahí los precios eran altísimos, que no nos podíamos permitir. Luego volvimos en nuestros pensamientos a Ucrania. Los precios allí eran bastante adecuados y dignos del nivel médico, pero no nos gunstaba que en las noticias por TV hablaban de vez en cuando sobre el conflicto armado en este país. Sin embargo, en mí trabajo había una mujer de Ucrania que recientemente se mudó con su familia al España. Ella dijo que podíamos ir con seguridad y no tener miedo.
Luego comenzamos a escoger una clínica: buscamos en Internet informaciones sobre las clínicas de maternidad subrogada más famosas de Ucrania, leíamos lo que escribían sobre ellas en los foros. Comenzamos a corresponder con aquellos que ya habían utilizado la maternidad sustituta, y varias personas nos aconsejaron que visitáramos al profesor Feskov en Járkov (una ciudad grande y muy famosa de Ucrania).
Llamamos por teléfono a la clínica por medio del Skype. Nos comunicamos a través de un intérprete. En general, la Clínica ha resuelto perfectamente el problema del lenguaje: ellos proporcionan un intérprete profesional, a pesar de que los médicos también se comunican en inglés y, a menudo, en varios idiomas.
Entonces, decidimos ir a Ucrania y queríamos pagar dinero por adelantado. Pero el gerente nos dijo que no lo hicieramos, ya que elegimos el paquete de garantía, primero debemos pasar una encuesta. Fuimos muy animados, porque en otras clínicas siempre demandaban pagos anticipados.
Muy rápidamente, se organizó un examen médico de mi marido en Madrid. Resultó que la Clínica de Feskov en toda Europa tiene socios, lo que les permite incluso llevar a cabo preparaciones para los hombres de forma remota, ¡y llevar esperma o embriones a Ucrania para un programa de maternidad subrogada! Resultó que mi marido tenía malas pruebas de esperma, aunque nadie nos lo había dicho antes. Pero en la clínica de Feskov nos aseguraron que podían ayudarnos y garantizar el resultado.
En el aeropuerto, el conductor nos encontró a nosotros y nos llevó al hotel. Antes de la consulta, no dormimos y conocimos a una pareja de España que celebró el nacimiento de su niño. Dijeron que tuvieron cuatro intentos de fertilización in vitro. Pero el equipo de la clínica Feskov no se dio por vencido y ganó. Hablamos toda la noche con ellos, ya la mañana siguiente fuimos a una consulta al profesor.
El profesor nos contó en detalle sobre nuestros problemas médicos, explicando cómo lograr resultados. A mi marido se le recetó un tratamiento andrológico adicional, y se lo presentaron inmediatamente a una enfermera que le podría hacer inyecciones en Madrid.
Después de la consulta, nosotros, junto con el abogado de la clínica, discutimos el contrato. Anteriormente, nuestro abogado en el España aconsejó prestar atención al contrato que se escribió todos los puntos importantes del programa: los riesgos asociados con el recién nacido, el alojamiento y las comidas, los servicios para los clientes después del parto. En la clínica, se nos proporcionaron cuatro variantes del contrato, de las cuales elegimos el más conveniente.
Cuando todo estuvo acordado y listo, firmamos un contrato e inmediatamente pagamos la cantidad necesaria. Estaba impaciente por comenzar. Nos entregaron medicamentos, y nos fuimos a casa a Madrid.
Muy pronto nosotros volvimos a Ucrania para estimularme.
Durante la estimulación vivimos en Járkov en el hotel Chichikov. Este es un hotel decente con un buen servicio para un hotel de 4 estrellas. El ambiente en el hotel es muy agradable, hospitalario, con muy buena cocina. La ciudad en sí es interesante, caminamos mucho y miramos la arquitectura. Pero la primera estimulación no tuvo éxito. Estábamos preocupados, pero el médico nos aconsejó no perder el ánimo y nuestro tiempo, sino pasar la estimulación de inmediato en el próximo ciclo menstrual.
Después de la estimulación repetida, se obtuvieron ocho óvulos maduros. De estos, 5 embriones de la primera calidad se obtuvieron en el tercer día. Pero al final del sexto día solo había un embrión. Luego hubo 7 días de emoción, mientras esperábamos los resultados del diagnóstico genético previo a la implantación, este es un método que nos permite identificar todas las posibles anomalías cromosómicas, así como determinar el sexo del niño. Cuando el análisis mostró que este era un niño sano, simplemente estábamos felices!
Entonces los eventos se desarrollaron muy rápido. En Skype conocimos a tres candidatas para madres sustitutas y elegimos a una de ellas, Elena.
El día de la transferencia del embrión fue designada. Fue un día muy emocionante.
Después de 14 días, Elena se hizo una prueba de embarazo, y resultó que la implantación fue exitosa. Más tarde supe por los pacientes que hacían FIV en la clínica, que la clínica tenía una técnica patentada en los Estados Unidos, que le permitía crear una ventana de implantación artificial, lo que significa que el embrión se implanta necesariamente.
Tres semanas después, el médico nos envió una foto con ultrasonido, donde se pudo ver el embrión en desarrollo.
Al principio me preocupaba qué tipo de relación tendríamos con la madre sustituta de nuestro hijo, pero nos comunicamos muy bien con Elena. Constantemente mantuvimos la comunicación en Skype, y constantemente recibimos información de la clínica sobre cómo estaba pasando su embarazo. Hubo un sentimiento de que una madre sustituta era una niñera que cuidaba al niño durante su desarrollo intrauterino. En este caso, la clínica ayuda a sentir todas las delicias del embarazo de la madre genética.
En el primero y segundo screening, nos enviaron un video elegante. Y a la semana 15 del embarazo ya no pudimos aguantar más y vinimos a Ucrania. A pesar de que no formaba parte del contrato, nos acomodaron en un hotel y se nos preparó un ultrasonido para poder comunicarnos con nuestro hijo. Fue muy agradable y emocionante. Siempre quise estar cerca, pero el trabajo y los negocios me obligaron a ir a Madrid de nuevo.
El 10 de enero llegamos a Ucrania, ya que se acercaba el momento del parto. Elena estaba en el hospital, y caminamos por la ciudad y esperamos. Y el 18 de enero a las 3 horas en punto de la madrugada nos llamaron al hospital.
Estábamos en la sala de partos junto a nuestra madre sustituta Elena y vimos cómo David apareció al mundo. Era guapo y un verdadero héroe: pesaba 3.800 g y tenía una altura de 53 cm.
Luego hubo tres días en la sala con el bebé. Primero consideramos la opción de que una madre sustituta alimente al bebé mientras estamos en Ucrania. Pero el coordinador y el abogado insistieron en que eso no fuera necesario, y justo después del nacimiento del niño, siempre estuvimos con nuestro hijo y nos probamos en nuetsro papel como padres.
Inmediatamente después del alta del hospital de maternidad, recibimos un certificado de nacimiento de nuestro hijo. El proceso pasó rápidamente y sin demora. El abogado ya preparó los documentos básicos ante el consulado con antelación, ya que todos ellos han trabajado y pensado en detalle en la clínica.
Mi recomendación a todas las parejas que desean dirigirse a las clínicas de maternidad subrogada, estipulen inmediatamente la parte legal y prescriban todo en el contrato. Tuvimos la suerte de que la clínica de Feskov tenía mucha experiencia en la realización de servicios legales para los clientes de diferentes países, por lo que de inmediato nos compensaron con el mejor contrato adecuado.
En Ucrania, el abogado de la clínica preparó los documentos necesarios traducidos al español y con todas las apostillas y certificaciones necesarias. Recibimos un certificado de nacimiento ucraniano, donde mi esposo y yo somos registrados como padres genéticos. Inmediatamente en el Consulado se nos entregó el pasaporte de ciudadano español para el niño, donde se indicó el doble apellido (de la madre sustituta y del padre genético). Según el contrato, la clínica proporcionó su socio legal en España, que tiene una vasta experiencia en el "procedimiento simplificado de adopción". Él a través de la corte privó a la madre sustituta de los derechos del niño y cambiamos el apellido del niño. Como lo vimos más tarde, resultó un procedimiento habitual, estándar. Como resultado, obtuvimos el pasaporte para el niño en el cual mi marido y yo somos indicados como el padre y la madre.
Ahora David tiene 2 años. Él está sano y nosotros somos muy felices. Estamos muy agradecidos a la clínica de la maternidad sustituta de Feskov por el hecho de que tenemos un hijo maravilloso. Y queremos recomendar a los que también planean usar maternidad subrogada: ¡póngase en contacto con Ucrania con la clínica de Feskov! A propósito, recientemente me enteré de que ahora esta clínica se llama “Feskov Human Reproduction Group”, y también abrieron una clínica en Kíev – la capital de Ucrania.
https://maternidad-subrogada-centro.es/la-historia-de-elizabeth-maternidad-sustituta-exitosa.html
📷
submitted by FeskovAgencySpain to u/FeskovAgencySpain [link] [comments]


2019.06.24 08:23 FeskovAgencySpain LA HISTORIA DE ELIZABETH - MATERNIDAD SUSTITUTA EXITOSA

Hola, mi nombre es Elizabeth, y estoy escribiendo este comentario a pedido del equipo de la clínica del profesor Feskov. Me pidieron que contara mi historia, lo cual estoy haciendo.
Hola, mi nombre es Elizabeth, y estoy escribiendo este comentario a pedido del equipo de la clínica del profesor Feskov. Me pidieron que contara mi historia, lo cual estoy haciendo.
Mi esposo Steven y yo vivimos en el España. En el momento de dirijirse a la clínica Feskov yo tenía 42 años de edad, y mi marido 54. Mi marido ya tenía un hijo de su primer matrimonio, pero yo nunca he tenido hijos.
Mientras éramos más jóvenes, el trabajo siempre estaba en primer plano. Pero ha llegado el momento en que pensamos seriamente en el nacimiento de un niño. Lamentablemente resultó que esto no es tan simple.
Primero fuimos examinados en una clínica de Madrid, perdimos mucho tiempo y dinero. Como resultado, encontré problemas: una anomalía congénita del desarrollo del útero, así como una anomalía en el desarrollo del riñón. Los médicos dijeron que no podía dar a luz a un bebé, y la única solución para nosotros era la maternidad subrogada.
Steven y yo decidimos buscar un país donde sea mejor usar la maternidad subrogada. Resultó que los mejores programas de la maternidad subrogada (en el nivel de los servicios médicos y legales) se ofrecían en Ucrania y los Estados Unidos.
En primer lugar, nos pusimos en contacto con varias clínicas de maternidad subrogada en los EE. UU. Pero resultó que ahí los precios eran altísimos, que no nos podíamos permitir. Luego volvimos en nuestros pensamientos a Ucrania. Los precios allí eran bastante adecuados y dignos del nivel médico, pero no nos gunstaba que en las noticias por TV hablaban de vez en cuando sobre el conflicto armado en este país. Sin embargo, en mí trabajo había una mujer de Ucrania que recientemente se mudó con su familia al España. Ella dijo que podíamos ir con seguridad y no tener miedo.
Luego comenzamos a escoger una clínica: buscamos en Internet informaciones sobre las clínicas de maternidad subrogada más famosas de Ucrania, leíamos lo que escribían sobre ellas en los foros. Comenzamos a corresponder con aquellos que ya habían utilizado la maternidad sustituta, y varias personas nos aconsejaron que visitáramos al profesor Feskov en Járkov (una ciudad grande y muy famosa de Ucrania).
Llamamos por teléfono a la clínica por medio del Skype. Nos comunicamos a través de un intérprete. En general, la Clínica ha resuelto perfectamente el problema del lenguaje: ellos proporcionan un intérprete profesional, a pesar de que los médicos también se comunican en inglés y, a menudo, en varios idiomas.
Entonces, decidimos ir a Ucrania y queríamos pagar dinero por adelantado. Pero el gerente nos dijo que no lo hicieramos, ya que elegimos el paquete de garantía, primero debemos pasar una encuesta. Fuimos muy animados, porque en otras clínicas siempre demandaban pagos anticipados.
Muy rápidamente, se organizó un examen médico de mi marido en Madrid. Resultó que la Clínica de Feskov en toda Europa tiene socios, lo que les permite incluso llevar a cabo preparaciones para los hombres de forma remota, ¡y llevar esperma o embriones a Ucrania para un programa de maternidad subrogada! Resultó que mi marido tenía malas pruebas de esperma, aunque nadie nos lo había dicho antes. Pero en la clínica de Feskov nos aseguraron que podían ayudarnos y garantizar el resultado.
En el aeropuerto, el conductor nos encontró a nosotros y nos llevó al hotel. Antes de la consulta, no dormimos y conocimos a una pareja de España que celebró el nacimiento de su niño. Dijeron que tuvieron cuatro intentos de fertilización in vitro. Pero el equipo de la clínica Feskov no se dio por vencido y ganó. Hablamos toda la noche con ellos, ya la mañana siguiente fuimos a una consulta al profesor.
El profesor nos contó en detalle sobre nuestros problemas médicos, explicando cómo lograr resultados. A mi marido se le recetó un tratamiento andrológico adicional, y se lo presentaron inmediatamente a una enfermera que le podría hacer inyecciones en Madrid.
Después de la consulta, nosotros, junto con el abogado de la clínica, discutimos el contrato. Anteriormente, nuestro abogado en el España aconsejó prestar atención al contrato que se escribió todos los puntos importantes del programa: los riesgos asociados con el recién nacido, el alojamiento y las comidas, los servicios para los clientes después del parto. En la clínica, se nos proporcionaron cuatro variantes del contrato, de las cuales elegimos el más conveniente.
Cuando todo estuvo acordado y listo, firmamos un contrato e inmediatamente pagamos la cantidad necesaria. Estaba impaciente por comenzar. Nos entregaron medicamentos, y nos fuimos a casa a Madrid.
Muy pronto nosotros volvimos a Ucrania para estimularme.
Durante la estimulación vivimos en Járkov en el hotel Chichikov. Este es un hotel decente con un buen servicio para un hotel de 4 estrellas. El ambiente en el hotel es muy agradable, hospitalario, con muy buena cocina. La ciudad en sí es interesante, caminamos mucho y miramos la arquitectura. Pero la primera estimulación no tuvo éxito. Estábamos preocupados, pero el médico nos aconsejó no perder el ánimo y nuestro tiempo, sino pasar la estimulación de inmediato en el próximo ciclo menstrual.
Después de la estimulación repetida, se obtuvieron ocho óvulos maduros. De estos, 5 embriones de la primera calidad se obtuvieron en el tercer día. Pero al final del sexto día solo había un embrión. Luego hubo 7 días de emoción, mientras esperábamos los resultados del diagnóstico genético previo a la implantación, este es un método que nos permite identificar todas las posibles anomalías cromosómicas, así como determinar el sexo del niño. Cuando el análisis mostró que este era un niño sano, simplemente estábamos felices!
Entonces los eventos se desarrollaron muy rápido. En Skype conocimos a tres candidatas para madres sustitutas y elegimos a una de ellas, Elena.
El día de la transferencia del embrión fue designada. Fue un día muy emocionante.
Después de 14 días, Elena se hizo una prueba de embarazo, y resultó que la implantación fue exitosa. Más tarde supe por los pacientes que hacían FIV en la clínica, que la clínica tenía una técnica patentada en los Estados Unidos, que le permitía crear una ventana de implantación artificial, lo que significa que el embrión se implanta necesariamente.
Tres semanas después, el médico nos envió una foto con ultrasonido, donde se pudo ver el embrión en desarrollo
Al principio me preocupaba qué tipo de relación tendríamos con la madre sustituta de nuestro hijo, pero nos comunicamos muy bien con Elena. Constantemente mantuvimos la comunicación en Skype, y constantemente recibimos información de la clínica sobre cómo estaba pasando su embarazo. Hubo un sentimiento de que una madre sustituta era una niñera que cuidaba al niño durante su desarrollo intrauterino. En este caso, la clínica ayuda a sentir todas las delicias del embarazo de la madre genética.
En el primero y segundo screening, nos enviaron un video elegante. Y a la semana 15 del embarazo ya no pudimos aguantar más y vinimos a Ucrania. A pesar de que no formaba parte del contrato, nos acomodaron en un hotel y se nos preparó un ultrasonido para poder comunicarnos con nuestro hijo. Fue muy agradable y emocionante. Siempre quise estar cerca, pero el trabajo y los negocios me obligaron a ir a Madrid de nuevo.
El 10 de enero llegamos a Ucrania, ya que se acercaba el momento del parto. Elena estaba en el hospital, y caminamos por la ciudad y esperamos. Y el 18 de enero a las 3 horas en punto de la madrugada nos llamaron al hospital.
Estábamos en la sala de partos junto a nuestra madre sustituta Elena y vimos cómo David apareció al mundo. Era guapo y un verdadero héroe: pesaba 3.800 g y tenía una altura de 53 cm.
Luego hubo tres días en la sala con el bebé. Primero consideramos la opción de que una madre sustituta alimente al bebé mientras estamos en Ucrania. Pero el coordinador y el abogado insistieron en que eso no fuera necesario, y justo después del nacimiento del niño, siempre estuvimos con nuestro hijo y nos probamos en nuetsro papel como padres.
Inmediatamente después del alta del hospital de maternidad, recibimos un certificado de nacimiento de nuestro hijo. El proceso pasó rápidamente y sin demora. El abogado ya preparó los documentos básicos ante el consulado con antelación, ya que todos ellos han trabajado y pensado en detalle en la clínica.
Mi recomendación a todas las parejas que desean dirigirse a las clínicas de maternidad subrogada, estipulen inmediatamente la parte legal y prescriban todo en el contrato. Tuvimos la suerte de que la clínica de Feskov tenía mucha experiencia en la realización de servicios legales para los clientes de diferentes países, por lo que de inmediato nos compensaron con el mejor contrato adecuado.
En Ucrania, el abogado de la clínica preparó los documentos necesarios traducidos al español y con todas las apostillas y certificaciones necesarias. Recibimos un certificado de nacimiento ucraniano, donde mi esposo y yo somos registrados como padres genéticos. Inmediatamente en el Consulado se nos entregó el pasaporte de ciudadano español para el niño, donde se indicó el doble apellido (de la madre sustituta y del padre genético). Según el contrato, la clínica proporcionó su socio legal en España, que tiene una vasta experiencia en el "procedimiento simplificado de adopción". Él a través de la corte privó a la madre sustituta de los derechos del niño y cambiamos el apellido del niño. Como lo vimos más tarde, resultó un procedimiento habitual, estándar. Como resultado, obtuvimos el pasaporte para el niño en el cual mi marido y yo somos indicados como el padre y la madre.
Ahora David tiene 2 años. Él está sano y nosotros somos muy felices. Estamos muy agradecidos a la clínica de la maternidad sustituta de Feskov por el hecho de que tenemos un hijo maravilloso. Y queremos recomendar a los que también planean usar maternidad subrogada: ¡póngase en contacto con Ucrania con la clínica de Feskov! A propósito, recientemente me enteré de que ahora esta clínica se llama “Feskov Human Reproduction Group”, y también abrieron una clínica en Kíev – la capital de Ucrania.
https://maternidad-subrogada-centro.es/la-historia-de-elizabeth-maternidad-sustituta-exitosa.html
📷
submitted by FeskovAgencySpain to u/FeskovAgencySpain [link] [comments]


2019.02.16 20:19 keylanaomi Infodump: Algunos conceptos basicos sobre trans

Comentario original del usuarix u/SouthernSolice en el post SouthernSolice's Informational comments on being trans


Infodump: Aquí están todos mis comentarios informativos pegados juntos.
(A.) ¿Te sientes suicida o deprimida?
Por favor, trata de buscar a otras personas extrañas que pasan por el mismo tormento que tu. Los centros de LBTGQIA + y los grupos de orgullo en mi universidad me salvaron la vida. Sé que la mayoría de las personas trans quieren esconderse, pero esforzarse para encontrar a otros ayudará.
La línea de vida trans estuvo siempre ocupada, pero la línea de vida del proyecto Trevor me ayudó a superar un par de intentos de suicidio y episodios de autolesión. 866-488-7386
(B.) ¿No has salido con tus padres?
Aquí hay una guía de 10 pasos (8 páginas) para todos los géneros que lo ayudarán a comunicarse con sus padres.
(solo en inglés)
(C.) ¿Tus padres no te aceptan?
No vas a encontrar nada o hacer nada en el momento que pueda convencerlos de lo contrario. Te aman, lo cual es algo muy muy bueno. Están en un lugar emocional en este momento del que los hechos y la lógica no podrán sacarlos de ahí.
Mi mamá era la misma. El tiempo la ayudó a darse cuenta de que tomé la decisión correcta de salir como trans y vivir mi vida como mujer. Ha pasado un año desde que salí con ella, y ella probablemente todavía no me ve como su hija. Pero ella no usa mi nombre muerto, ni me malinterpreta, ni me llama su hijo; Así que creo que estamos haciendo un buen progreso.
Ninguna conversación o ciencia podrá convencer a tus padres de que su hijo siempre ha sido de un género diferente. Desearía poder ofrecerte ese estudio científico revisado por expertos que podría cambiar las creencias de tus padres, pero no hay ninguna. Solo el tiempo y la paciencia pueden ayudarles a ver que usted es serio y correcto.
Sin embargo, sí hable con ellos, pero no espere que salgan de sus creencias sostenidas durante varias charlas. Tu objetivo debe ser mostrarles qué tan serio eres y cuánto significa su amor para ti.
(D.) ¿En la universidad?
El consejo que doy a todos los estudiantes universitarios de un graduado universitario (artes liberales BA de una universidad de AL):
Introducción: intente hacer amigos queer yendo a grupos queer, vaya a las horas de oficina de sus profesores, asegúrese de que sus profesores sepan su nombre y pronombres antes de su primera clase, utilice los recursos de salud mental de la universidad (asesoramiento y psiquiatría), busque La gente queer, y no te olvides de estudiar mucho.
1.La universidad debe ofrecer servicios de salud mental gratuitos o de costo reducido, como asesoramiento y psiquiatría. Si tiene una enfermedad mental que puede ser tratada con medicamentos, debe intentar que le receten medicamentos. (Me recetaron medicamentos bipolares a bajo costo que ayudaron mucho) Investigue todos los servicios médicos y consejería. Usalos, usalos a ellos.
  1. Únase al grupo LGBT o lo que sea que tenga su campus. Hice amigos aquí, aunque era / soy muy torpe socialmente. Yo era la única persona trans en un gran grupo LGBTQ, pero las personas queer tienden a ser increíbles y amorosas
  2. Fui a una gran universidad pública en las profundidades del sur, y no fui acosada con mis faldas o vestidos porque creo que las ciudades universitarias son, en general, más tolerantes.
4.Los profesores han estado aceptando hasta el momento, la mayoría solo se preocupa de que usted haga su trabajo. Cuando volví a mis profesores en la universidad. De hecho, creo que todos me gustaron más una vez que estuve fuera y más cómodos en sus clases / seminarios.
5.LGBT centros. Vaya al centro LGBTQ más cercano si su universidad no tiene uno. Fui a un centro LGBTQIA + cuando intentaba salir. Los centros LGBT son un lugar donde puedes estar con otros sin tener que preocuparte por estar fuera del centro. También son un excelente lugar para encontrar recursos para ayudarlo en caso de una emergencia.
6.Trate de iniciar la TRH. Las clínicas de consentimiento informado son una bendición. La TRH me ayudó mucho con mis problemas mentales y también me veo mucho mejor.
  1. Algunas universidades y colegios pueden permitir que las personas trans lleguen después de las horas de trabajo (o temprano en la mañana) para nadar si se comunica con ellos antes y establece una hora. La mayoría (como la mía) le permitirá tener su propio carril, que es mucho mejor que no tener uno, ya que nadie intentará frotarse con usted. Para las piscinas públicas, mi novia y yo estamos aterrorizadas de entrar en una.
8.No tengas relaciones sexuales con extraños. Si se siente presionado por ellos y siente que lo están manipulando para tener relaciones sexuales con ellos, aléjese. NO VIVIR CON PERSONAS PARA EL SEXO. (no termina bien de la experiencia personal y de las historias de otros)
  1. Use PREP si tiene relaciones sexuales con extraños.
  2. Diría que es mejor aprender sobre el centro de asesoría, el centro de salud, los baños neutros en cuanto al género y los recursos y políticas LGBTQIA (y me encanta el mío aquí). Lamento no haber aprendido sobre el grupo LGBTQ local, porque así es como hice a todos mis amigos. Se vuelve bastante solitario si no estás fuera o no estás conectado con otra gente queer / trans. Las ciudades universitarias no son tan aterradoras si eres trans tbh. La mayoría de las ciudades universitarias que he visitado son liberales o libertarias. Advertencia: manténgase alejado de hermandades y fraternidades, especialmente en el sur. A menos que sea blanco / rico / pasajero / sociable.
(E.) ¿Necesitas consejos de citas?
Las citas LGBTQIA + son más difíciles que las citas cis-het, dado que hay un grupo de citas más pequeño. Muchos dirán que no les importan los genitales, solo el género, pero pocos realmente cumplen su palabra.
Las personas bisexuales tienden a ser las que realmente miran más allá de los genitales e incluso el género, por lo que tiene más posibilidades de encontrar a un hombre bisexual para salir con usted que a un hombre cishet. Sin embargo, hay hombres heterosexuales que saldrán contigo. Solo tienes que eliminar a aquellos que solo están saliendo contigo porque eres trans y no a pesar de ser trans. La escena de citas es áspera para las personas trans, pero con tiempo y esfuerzo, encontrarás a alguien.
(F.) ¿Quieres tener sexo anal?
Siempre use lubricante.
Cuando use juguetes, use lubricante, vaya despacio, empiece poco a poco, construya su camino hacia arriba y no vaya demasiado rápido o rasgará su forro interior. Además, utilice un enema de antemano. Cuando el agua está limpia eres bueno para ir.
Con quien sea que tenga relaciones sexuales, asegúrese de usar un condón, tómelo con calma, use lubricante y asegúrese de que jueguen con su abertura. Si buscas conexiones, también te recomendaría tomar PREP.
TLDR; ¡UTILIZA UNA MIERDA TONADA DE LUBE!
(G.) AMAB y HRT recién iniciado?
1 Recuerda que debes revisar tus niveles. Cuando mi testosterona bajó mucho con el acetato de ciproterona (bricolaje), me deprimí o me suicidé. (Soy bipolar, pero esta fue la baja T)
2 Obtener terapia. Si no estás hablando con alguien, trabaja para conseguir un terapeuta. Si estás en la universidad, tienen servicios gratuitos de salud mental. Usalos, usalos a ellos.
3 Estás en la primera milla de una caminata de 100 millas hacia tu meta. Tengo un año y solo paso el 15 por ciento del tiempo. Las hormonas no son mágicas; tienes que esperar 6 meses - 2 años para que tu cuerpo se ajuste de verdad.
4 Si tiene alguna enfermedad mental, es posible que deba ajustar su medicamento después de la TRH. Ejemplo personal: Mi ansiedad, TDAH y medicamentos bipolares tuvieron que ajustarse en consecuencia.
(H.) ¿Quiere saber cómo me faltan al respeto a diario?
En público, recibo miradas fijas, risas y algo de acoso. Muchas personas se desvían de su camino y me dicen cómo me veo como un hombre (cuando estoy usando una falda o vestido) al decir "señor" una y otra vez. También se refieren a mí como "lo que sea" o "ese tipo". Si estoy en modo de hombre, rara vez sucede, pero cuando trato de usar ropa más femenina, hacen todo lo posible para abatirme. ugh
Ser irrespetuoso en público es molesto, pero nunca me impidió experimentar la vida.
En privado, me acosté con algunos hombres que me faltaron el respeto simplemente porque era trans. Nunca me vieron como algo más que su juguete. Todo esto llevó a experiencias realmente muy malas. Si me respetaran como humano, no habrían sido tan malvados.
En general, ser faltado al respeto por extraños no debería desgastarte. Sé que será difícil no permitir que te afecten, pero debes perseverar y recordar que mereces respeto. Siempre manténgase cerca de las personas que lo respetan y, si no se lo dan, exígalo.
Descubrí que tengo que vestirme como una caricatura de la feminidad para poder tener el género correctamente. No porque no pase cuando llevo mi ropa normal; es solo que si no lo hago, ellos sienten que es un deber que Dios les ha dado para que salga al mundo.
El problema es que me gusta usar jeans ajustados y una camisa de color oscuro, o una falda y una camiseta; los fines de semana me pongo un vestido casual solo para condimentar las cosas.
No quiero usar maquillaje para pasteles, un vestido rosa lolita y hablar como Emo Philips. Solo quiero ser yo, y ser respetada como mujer.
(G.) BTW: Serás la última persona que pensará que pasas. *
(Con la excepción de las personas que lo conocieron antes de la transición, en cuyo caso es una bolsa mixta).
He estado escuchando en este subreddit y me quejo de las personas trans binarias que dicen lo mismo: "Me paso a los demás pero no a mí mismo".
submitted by keylanaomi to asktransgenderES [link] [comments]


2018.10.25 14:22 allianceMcloud La Playa Final

Me desperté, todos mis sentidos se recobraron en una fracción de segundo, me encontraba aturdido por la cantidad de información que mi cerebro estaba procesando. No había pasado mucho tiempo, pues seguía siendo de noche. La luna volvió y con ella la luz, a mi alrededor no había nadie, ni pueblerinos ni danzantes tampoco estaba ella. Me asuste y estremecido busque por todas lados un rastro, huellas, algo que me indicara hacia donde correr, hacia donde ir. Estaba desesperado, no había rastro de aquel ritual en la playa, incluso cualquier señal de la hoguera había desaparecido. Mis manos temblaban , quería llorar, la había perdido, busqué en mis pantalones por alguna pista, nada, no encontré nada, mis ojos empezaron a humedecerse cuando delante de mí a unos 50 metro vi un cigarro y a otros 50 metros la colilla de otro, ella lo había logrado, sabía que lo que alguna vez me había hecho enojar, ahora me ayudaría a encontrarla. Seguí el rastro de colillas y partes de cigarros hasta que me adentre a la maleza cercana, la luz no era suficiente para seguir viendo las colillas, tenía que buscar alguna otra opcion, pense por unos segundo y al no encontrar mejor solución, corri en la dirección que mi corazón me decía que la encontraría.
Finalmente encontré una luz amarillenta proveniente de una choza no muy distante de donde había encontrado la última colilla, tome una rama, me arme de valor y decidí bordear la choza y escuchar que pasaba dentro, ahí estaba, era su voz y la voz del anciano que mantenían una plática cuyo tema no lograba entender. Pensé en mis opciones, vi a mi alrededor, no había nadie más, solo ella, el anciano y un pobre diablo que no tenía el coraje suficiente para entrar y sacarla de ahí. Me encontraba sentado en medio de la oscuridad, pensando en todas las opciones de escape, cuando escuche mi nombre, hablaban de mí, ella gritaba que no sería capaz de hacerlo, que debía haber alguna otra solución, me asome por la ventan la vi de espaldas, ella estaba enfurecida, gritaba y movía sus brazos, seguí una conversación ella sola, fue justo ahí cuando el anciano habló pero su boca no se movió, no quitó la vista del fuego y sus palabras me helaron la sangre.
-Bienvenido de vuelta, espero hayas descansado, pasa por favor, te estábamos esperando.
Ella volteo, me vio y empezó a llorar. - ¿por qué no te quedaste en la playa? tenias que haber ido por el coche, tenías que venir a rescatarme, sacarme de aquí, te deje un camino de colillas hasta nuestras cosas. Justo termino estas palabras y mi mundo entero se vino abajo, una fuerza sobrenatural, me jalo a la cabaña y lo entendí, ella estaba ahí en contra de su voluntad.
Pude verlo todo, quise gritar, quise moverme y salir de ahí, su cara hinchada de tanto llorar, sus ojos rojos y su esperanza hecha añicos, le falle. Observe lo que estaba dentro de este lugar macabro, miembros, partes de cuerpos, manos, tórax, piernas y pies de niños, ancianos y gente que ya no era útil para los pueblerinos, se los estaban comiendo, los usaban en la comida del lugar, no era pescado lo que comimos, eran personas.
-Esta bien que te asombres, todo mundo lo hace, es necesario para adaptarte, no necesitas articular tus preguntas, aquí estamos en un espacio abierto y lo escuchó todo. Los conozco, sé lo de sus madres, se que los extrañan. Se que odia a su padre y que tu no toleras a tu hermano, Aquí no necesitan una familia, no estarán solos nunca más, no hay necesidad de seguir viajando, encontraron eso que tanto anhelaban, escuche sus súplicas y permití que entraras, a diferencia de ella tu destino no era estar aquí pero a veces puedo ser piadoso.
- Hijo de puta déjanos ir, no queremos estar aquí, son unos enfermos, malditos degenerados, comen personas, se estan comiendo niños maldita sea ¿qué clase de lugar este? ¡dios mio, dios mio, ayudame! No nos conoces, solo estas jugando con nuestra mente, yo puedo manipular lo que sabes de mi, no se como le haces pero no eres nadie… -Grite
- Puedes seguir pidiendo su ayuda, aquí él no existe, realmente el dejo de existir hace siglos. Solo estoy yo y ella y lamentablemente para ti querido amigo, te irás cuando yo lo diga. Además: - al abrir su boca esta vez, no salió su voz normal, sino la de ella, era exactamente su voz y su manera de hablar- “Bien sabes que fumo porque es un suicidio aceptado por la sociedad, cualquier idea de recompensa o gusto al cigarro es nada más que una excusa con la cual podemos hacer que la gente acepte que queremos morir y no nos critique estas acciones autodestructivas”. La conozco mejor de lo que tu la conoces, sé por qué fuma, se que la levanta en la madrugada, se que la hace gritar, que la lleva al orgasmo.
Ella empezó a retorcerse, hacer diferentes gestos y paso de gritar de agonía a un no censurado gemido de orgasmo en tan solo unos segundos, su respiración aumentaba y las lágrimas no dejaban de caer de su mejilla. Ella ya no controlaba su cuerpo y el anciano no dejaba de sonreír en todo este proceso.
- ¡Eres un malnacido, hijo de puta, dejala en paz!
Dejó de llorar, dejó de estremecerse y se compuso en tan solo un segundo, parecía que lo ocurrido nunca hubiera pasado.
-Será mejor que te calles, escuchalo maldita sea.
-Es una chica lista, ahora entiendo por que ha sido elegida. Como le mencionaba, la razón por la cual están aquí es que ustedes ,al igual que yo en mi tiempo, buscan un lugar para vivir, realmente vivir, ser libres y al mismo tiempo ser parte de una unidad. Aquí en la playa encontrarán todo lo que necesite, comida, cobijo y la naturaleza estará a tu mando- la señalo-.
- ¿Por qué ella? que tiene ella que hacer con todo esto. pregunte.
- Aunque supiera no es de tu incumbencia, tu estas aqui gracias a ella, si por mi fuera ni siquiera te permitirá estar aquí presente, como todos los demás, te comeriamos y arrojaremos al mar. Así que por tu bien, no hables que me dirigo a ella. No soy yo quien los escoge, a mí me escogieron al igual que ahora te escogieron a ti. La comida ha faltado y nuestras mujeres dejaron de ser fértiles hace ya unos años, lo supuse por el viento, lo sentí en el mar y el sol ha estado más frío, supe que mi tiempo se acercaba y que eventualmente llegaría ella.
Ella no se encontraba en shock al igual que yo, creo que la conversación que estábamos teniendo era ajena a ella y que el anciano tenía su propia conversación con ella, pues no dejaba de llorar y en vez de estar confundida, empezaba asentir al minuto. Quise sujetarle la mano, quise golpear al anciano, pero mi cuerpo dejó de ser mío, estaba encerrado en una armadura sin poder cargarla.
- Ahora a tu pregunta, sí, todos ellos eventualmente dieron su vida por el pueblo, claro los que se ofrecieron, los otros pues como tu eran forasteros, gente que entró en esta realidad sin ser invitados, gente pecadora, gente común y lamentablemente no hay cabida para más personas así que los niños forman parte de la dieta básica. Nadie se queja y todos se adaptan, para ti es canibalismo, para nosotros la fuente de la vida eterna.
No me habia fijado pero lo unico que existia en mi vista era la choza, por las ventanas había una oscuridad infinita, la luna había dejado de existir de nuevo y no podía decir a ciencia cierta cuánto tiempo llevábamos en la cabaña, estaba agotado, exhausto y la voz del anciano se adentraba cada vez más en mi mente. Ella se levantó lentamente, se dirigió a una de las paredes de la choza y tomó algo que no podía percibir bien, era una especie de mazo, uno como esos con lo que se ablanda la carne. Le sonrió al anciano y giró suavemente hacia mi, me miro, me beso la frente, caminó unos pasos hacia atrás y me sonrió; sabía que la había convencido, sabía que la voz del anciano se había mezclado con la suya, no me había dado cuenta pero nunca estuve a tiempo de salvarla, la mire, le rogué que no lo hiciera, que la amaba, que mi futuro era ella y que sin ella no hubiera ido nunca a ninguna parte, lloré como nunca lo había hecho, el amor que un dia fue mi vida ahora me la quitaria. Cerré los ojos y escuche el golpe, después silencio absoluto.
-¡Levántate maldita sea, no tenemos mucho tiempo, apresúrate que si se despierta estaremos perdidos!
-¿¡Qué has…!? Gracias mi amor.
Tome el mazo y corrimos lo más rápido que pudimos, intentamos no hacer ruido, pero no fue necesaria tanta cautela, todos los pueblerinos estaba en un trance, eran marionetas sin su titiritero, se mecían, estaban en stand by. Corrimos más rápido aún, note que las casas ahora se veían desgastadas, sin colores, destruidas por el tiempo, lo que parecía al inicio viviendas vibrantes con vida, ahora eran parte de un pueblo fantasma, vi cómo uno a uno los habitantes caían como fichas de dominó.
-¡Por fin, ahí está!- gritó señalando el coche.
- Pero, ¿Donde estan las llaves?- pregunte desesperado, mi respuesta llegó al instante vi como las saco del bolsillo trasero de su pantalón, apretó el botón y escuché la alarma del coche. Mala idea pense y su repercusión vino inmediatamente, el sol apareció en su cenit al instante cegándonos momentáneamente, las casas retomaron su color y los pueblerinos despertaron, nos vieron y corrieron hacia nosotros.
-¡Enciende el motor, rapido, no tenemos tiempo, se acercan!. grité con todas mis fuerzas.
- ¡Eso intento, maldita sea, demonios, no puedo! sus manos temblaban y no acertaba a meter la llave en el arranque. Fue ahí cuando escuche la voz del anciano, distante pero persistente.
-No hay vuelta atrás, no hay escapatoria.
Estaba desesperado, en el coche se respiraba el olor a orina y lo único que veía era a la gente rodear el auto, lo golpeaban y lo mecían. Estábamos tan cerca de ser libres, tanto que podía imaginarme regresando a casa, hablando con mi padre, buscando a mi madre, solucionando todo lo que me había hecho escapar, sería un hombre nuevo, sería alguien diferente.
- Por favor, arranca. - sollozó.
Escuchamos la marcha del auto y ella pisó a fondo atropellando a quien sea que estuviera en el camino, había sangre en el parabrisas, se había estrellado tras golpear al danzante que la noche anterior me había sujetado, lo lograríamos, saldríamos de ésta, por el retrovisor vi como los habitantes de ese pueblo maldito, se iban marchitando, se apagaban, algunos convulsionaban y caían muertos al suelo. Manejó a toda velocidad hasta la salida del pueblo y volví a respirar.
-Estuvo bastante cerca, que demonios pasa en ese lugar, tenemos que ir a la policía, tenemos que hacer algo, es… son unos caníbales, son unos animales.- le grite mientras lloraba. noté que ella no había hablado desde que tomamos la carretera.
- ¿Estás bien?- le pregunté preocupado.
- Estoy embarazada.- Me lo dijo con una voz quebrada y serena. Me miro, acarició mi mejilla y vi como lentamente una gota escapó de su ojo. Lo entendí, ella debía de ofrecer a nuestro hijo , sacrificarlo para regresarle la vida al pueblo. Su mandíbula temblaba, luchaba por decirme algo y fue justo ahí, cuando al abrir su boca, sus ojos cambiaron de color, ya no eran los bellos ojos verdes a los que estaba acostumbrado, se tornaron grises y de su pecho salieron miles de risas desesperadas, eufóricas, era la risa del anciano. La realidad me cayó como un balde de agua helada, nunca dejamos al anciano, nunca vi su cuerpo en la choza, nunca tuve tiempo de realmente verla, ella ya no estaba, ella ya no existía, su voz se había mezclado con la de los otros miles que ocupaban su cuerpo, sus ojos no tenían vida y mientras más camino recorríamos más vieja se hacía, su piel se arrugaba, se ajaba y se caía. Hasta que no pudo más, soltó el volante, grité e intenté tomar el control, pero no podía dejar de verla, era vieja, irreconocible, ya no era aquella mujer que cargaba con mi hijo. No pude estabilizar el coche y nos estrellamos.
Amanecí en el hospital, con intenso dolor de cabeza, cuando pregunte donde me encontraba, en qué ciudad estaba, la enfermera me dijo el nombre de la ciudad por donde habíamos empezado, mi ciudad, la ciudad donde antes vivía, la ciudad que quería abandonar y que según mis cuentas hace más de 10 días habíamos abandonado. Me contó que había estado involucrado en un accidente de tráfico, respire profundamente, estaba aliviado, tal vez había sido una pesadilla o una realidad creada en mi cabeza tras el choque, le pregunté a la enfermera por la mujer que me acompañaba, me miró y me respondió:
-¿Una mujer? Joven, usted viajaba solo, se volteo en la carretera a una buena distancia de aquí, a unos metros de la playa, tuvimos que transportarlo en helicóptero pues su estado era muy grave.
-No, viajaba con mi novia, estábamos cerca de la playa. Me exalte, empecé a respirar muy rapido, mi corazón se quería salir de mi pecho, ella no estaba, ella no estaba conmigo, no pude haberme imaginado todo este tiempo, intenté levantarme y entre en shock, las piernas no me responden, no podía moverlas, la respuesta era obvia, ya no tenía piernas. Grité desesperado, la enfermera pidió ayuda y un par de enfermeros entraron y me dieron un tranquilizante. Lo demás ya lo sabe oficial pues aquí estoy como usted mandó, sentado en una silla de ruedas, mientras le cuento mi historia.
-Me parece fascinante todo lo que me está contando, incluso lamento decirle que me es difícil de creer. Agradezco que me haya compartido todo esto, pero eso no resuelve mis dudas ni el misterio de su grave accidente. Lamento decirle que por lo extraño de la situación y lo importante de su testimonio sobre la desaparición de Lucía Velázquez, nos hemos dado la libertad de revisar sus cosas y en lo que quedaba de su pantalón encontramos una nota la cual decía: “Me he tomado la libertad de quedarmelas como aperitivo, no vuelvas nunca”.
submitted by allianceMcloud to Hparanodormirpodcast [link] [comments]


2018.10.10 00:07 El-Discrepador Velador en centro comercial (Parte 10 Final) [O]

Parte 1
Parte 2
Parte 3
Parte 4
Parte 5
Parte 6
Parte 7
Parte 8
Parte 9
Raúl no se presento a trabajar, no sabía si realizar el recorrido solo o no. En un momento de enojo tome una de las armas y me dirigí a hacer el recorrido que obviamente me llevo el doble de tiempo, en cada puerta o pasillo oscuro llevaba preparada el arma, llevaba también linterna de Raúl. Cuando llegue a zona de muebles la recorrí rápidamente y con el arma lista apuntando hacia adelante, el espejo donde había entrado la mujer el otro día se veía normal. Me dirigí hacia los sanitarios y al entrar al de hombres amartille el arma. Todo normal, ni un sonido fuera de lugar, el baño de las mujeres se encontraba igual. Revise las ultimas puertas y todo se encontraba en orden ese orden incomodo que siempre ha tenido ese centro comercial. En el cuarto de vigilancia me dieron ganas de llorar como si ese recorrido me hubiera lastimado demasiado. Me recosté un rato en el sillón y dormite por un momento. Me levante después de 15 minutos y me dispuse a ver los monitores, todo parecía solo y desolado, yo mismo me sentía abandonado en ese escritorio.
Ese día termine tan cansado que no fui a mi segundo trabajo, fui directamente a casa y dormí hasta entrada la tarde, casi llego tarde a trabajar. Al llegar me informaron que Raúl no se había presentado ese día (Raúl era más puntual que yo y casi siempre llegaba 5 minutos antes de la hora de entrada). Mi jefe me informo que nadie del turno de la mañana estaba dispuesto a apoyarme en el turno de la noche. También me informo que buscarían un nuevo compañero lo más rápido posible. Me senté en la silla a ver los monitores cuando todos terminaron de salir, ese día no hice el recorrido.
Al cuarto día era claro que Raúl no iba a regresar. A pesar de que intente llamar a su casa para saber que le había pasado nadie me respondió. Comencé una rutina para los recorridos para hacerlos yo solo, primero revisaba que las puertas estuvieran aseguradas y después revisaba la zona de productos y las cajas, cuando pasaba por el área de comida me acordaba de los sándwiches que habíamos comido el ultimo día que lo vi y que fue la razón por la que Raúl había ido al sanitario cuando no lo volví a ver. Decido que en las próximas semanas me daría algún tiempo para ir a visitarlo a su casa. Me indicaron que podría llevarle su liquidación, no era mucho dinero pero seguramente le serviría. No sabía que lo vería mucho antes.
Las noches se comenzaron a tonar frías y pesadas, me sentía como un animal atrapado en el centro comercial en cada turno. Poco a poco las situaciones se repetían nuevamente, las cosas comenzaron a moverse o a aparecer y estoy seguro que comenzaba a oír voces. Al principio eran como murmullos o susurros, aunque en un par de ocasiones me pareció oír que murmuraban mi nombre. Pensaba que me estaba volviendo loco y el rumor de aquella voz de alguna manera me comenzaba a hipnotizar. Me comencé a asustar y a dudar de mi cordura cuando por ejemplo recogía un carrito de algún pasillo, lo colocaba con los demás y al regresar al pasillo en cuestión el carrito seguía ahí, o cuando colocaba un articulo fuera de lugar y justo cuando estaba acomodando el articulo y lo tenía aun en la mano, veía otro en el piso. Lo único que me ayudaba a conservar la cordura era que al final del turno cuando salía de ahí en mi otro trabajo nada de eso pasaba y en mi casa todo era normal.
Así paso una semana. Durante la segunda semana todo parecía mejorar con respecto a la casa de mis padres ya que había llegado a un acuerdo con el banco, con la cantidad que había podido ahorrar podía prácticamente liquidar la deuda y recuperar la casa. Otra cosa era el juicio sobre mis negocios. Sin embargo la más importante era la casa de mis padres ya que tenía mucho valor sentimental ya que ahí había pasado toda mi infancia. Recuerdo muy bien que fue un miércoles en la madrugada el ultimo día que estuve de noche en ese centro comercial, no puedo olvidarlo al día de hoy, fue la tercera semana después de que Raúl había dejado de asistir al trabajo.
Parecía que iba a ser un día "normal" dentro del centro comercial, llegue, recibí los reportes del día, la gente salió como siempre y me dedique a vigilar los monitores antes de comenzar el recorrido habitual. Tenía preparada el arma como en los días anteriores y estaba sobre el escritorio con el seguro puesto. Me senté a ver los monitores casi a las 12:00 de la noche. Vi algunas sombras en el monitor pero nada especial, parecían manchas de la cámara o algún insecto que se acerco demasiado por medio segundo en las cámaras, ya antes había sucedido. Me sentía mas cansado de lo habitual por lo que me tome un café. Me dirigí al sanitario dentro del cuarto de vigilancia y me mire al espejo, las ojeras parecían más acentuadas esa noche, "que noche tan pesada me espera" dije para mí mismo. En ese momento oí ruidos en el radio interferencia como había sucedido alguna otra vez. "Tsss, hola, hol.., ¡ayudaaaaa!, jajaja, ¡nooooooo!, jajaja, Javieeerrrr, ¡No quiero estar aquí!..... ¡noooo dejameeeee!...." fueron algunas de las palabras que pude identificar. Todas las voces eran diferentes, de hombres mujeres e incluso una que otra de niños o adolescentes "gente jugando con las bandas de radio" pensé. Algunas parecían reales, otras parecía que fueron grabadas bajo el agua o algún tipo de filtro. Me dispuse a tomar una siesta de 15 minutos para iniciar el recorrido y despejarme, me recosté en el sillón y puse mi alarma. Me quede profundamente dormido y no recuerdo si soñé algo, sin embargo me desperté porque empecé a oír el llanto de un niño justo en mis oídos "¡buaaaa, ¡buaaaaa!, ¡sob! ¡sob! ¡buaaaaa!" me desperté con la cabeza dolorida y el llanto en mis oídos, creo que me acoste en mala posición porque me dolía el cuello me sentía más cansado que al principio. "¡Rayos!, Me quede dormido?" Vi la hora y había pasado dos horas y mi alarma o no sonó o no la escuche, a mi me parecía que apenas me había recostado. Me dirigí a los monitores y todo parecía normal, sin embargo el llanto del infante aunque se oía mas lejano que al principio. Me tomo un par de minutos razonar la hora que era y que el sonido del llanto se estaba oyendo en el centro comercial y no solo en mi cabeza.
"¿Que está pasando?" me pregunte, tome la lámpara y el radio y me dirigí rápidamente hacia abajo a buscar el origen del sonido, sentía la cabeza como despegada del cuerpo y al mismo tiempo nebulosa y desorientada. Molesto empecé a buscar el origen del llanto, parecía que provenía del otro lado del centro comercial en el área de muebles o sanitarios. A medio camino sentí mucha ansiedad porque si alguien había olvidado un bebe o un niño dentro del centro comercial yo no había revisado sino hasta altas horas de la noche, "seguro me van a despedir por esto" pensé. A medio camino desapareció el llanto, no se oía nada, me di cuenta que no llevaba el arma, mi mente se comenzó a aclarar un poco. "Demonios, deje el arma en el cuarto", justo comenzaba a dirigirme de regreso al cuarto de vigilancia cuando volví a escuchar el llanto "¡buaaaa, ¡sob! ¡buaaaaa!,¡sob! ¡buaaaaa!", el llanto era agudo y se escuchaba más claramente, el llanto provenía del sanitario de mujeres al parecer. me dirigí al sanitario con paso apresurado, cuando estaba frente a la puerta y levantando la mano para tomar el picaporte mi mente reacciono. Vino a mi memoria el incidente de Raúl y el susto que había recibido por la mujer que habia entrado al espejo. En ese justo instante el llanto se escucho más fuerte.
"¡Buaaaaaaaa JAJajAJajAjAjAJaJAjA, sob, Buaaaaaaaa JAJajAJajAjAjAJaJAjA!," Ahora el llanto se oía al principio pero al final era una risa burlona y chillona de una mujer, animalesca y terrible como de triunfo que me taladro los oídos, me helo la sangre y me paralizo, sentí como la fuerza de los pies me abandonaba y los cabellos se me levantaron como si alguien tirara de ellos hacia arriba. "Sob, snif, Buaaaaaaaa JAJajAJajauuuuuaaAaAa, snif, Buaaaaaaaa JAJajAJajAjAjAJaJAjA!, JAjAJaAJAaJAajAJaaa," La puerta se abrió abruptamente y ahí solo había oscuridad y el llanto-risa se oía más fuerte que me cimbraba los huesos. Comenzaron a aparecer en aquella oscuridad ojos grandes y pequeños como si despertaran abruptamente de un largo sueño, ojos enrojecidos o amarillentos enfurecidos, llenos de odio, hambre, desesperación y muerte. Poco a poco iban apareciendo mas y mas hasta llenar casi toda la oscuridad, intente caminar hacia atrás pero el tiempo parecía detenido, sentía que mi mente colapsaba, los ojos malditos comenzaron a arremolinarse como si un vórtice dentro del baño de mujeres los absorbiera succionando a la vez el llanto-risa "¡buaaaajajajaja, ¡sob! ¡buaaaaajajajaa!, ¡snif!. Caí de espaldas e intente alejarme pataleando con todas mis fuerzas, sentía claramente que ese vórtice me absorbía con intensa furia. Se oían voces que provenían de dentro del vortice "¡Ayudaaaa, !Nooooooo!, !Eres parte de nosotros Javier!, !No escaparas!, !Eres mío!, ¡ Arrrghghhh!, ¡Jajajaja!, !mátalo ya!, !correeee!, !GRRRhhhhglubglub!" Muchas de esas voces graves y cavernosas. En mi desesperación por huir de ahí, pude ver como un gran dedo largo huesudo de piel grisácea y podrida con una uña larga sanguinolenta puntiaguda arqueada como un gancho salía de esa oscuridad e intentaba atraparme. Me di vuelta para levantarme y salir corriendo y sentí una punzada en la espalda, Muchas de las voces gritaron triunfantes "¡SIIIII UNO MAS!, "!DAMELO A MI!, !COME CON NOSOTROS!", "¡QUE SUFRA CON NOSOTROS YAAA¡" ¡JEJEJE!, Mientras otras decían "¡NOOOO!, ¡NO DEBISTE VENIR NUNCA!, ¡PORQUE NO CORRISTE!, ¡SALVAME!. Mi mente no pudo mas grite con todas mis fuerzas mientras sentía que ese dedo me arrastraba "¡ALGUIEN AYUDEME! ¡NOOOOO!, ¡¡DEJAME EN PAZ!!, ¡¡AARRRGHHH!!. Mi mente y cuerpo no pudieron mas y mi desvanecí.
Corriendo por un largo pasillo oscuro con miles de puertas a ambos lados, intenta abrirlas y todas estaba cerradas, las voces y la oscuridad se me venían encima y corría y corría con todas mis fuerzas. Iba llorando y pensaba en la vida que había llevado, en mis padres y en las cosas materiales que me habían importado en la vida pero en esa oscuridad lo único que me importaba era mantener mi existencia y mi mente. Esa oscuridad inmensa estaba cerca y podía oír las voces, corría con todas mis fuerzas, sentía que esa cosa me desgarraba y cada pedazo de mi que quedaba atrás desaparecía para siempre en medio de mucho dolor. Cuando sentía todo perdido y que no podía mas, vi una tenue luz apenas del tamaño de un insecto, corrí con toda el alma y sentía que desaparecería con ese último esfuerzo, cuando me acerque a la luz vi que provenía de una puerta que abrí presuroso y entre, una gran luz me inundo. Me encontré en una habitación con un gran ventanal a la izquierda del cual emanaba una luz reconfortante y cálida que lo inundaba todo, en la cama que estaba en medio de la habitación estaban sentados mis padres. Súbitamente toda la desesperación y miedo se desvanecieron al instante, con lagrimas en los ojos mis padres me abrazaban y yo lloraba pero ahora de felicidad. En mi mente parecía que todo lo sufrido dejaba de tener sentido con el simple hecho de estar ahí. Mis padres no me dijeron nada pero parecía que me lo decían todo tan solo con su presencia. Me sentía tranquilo, amado y feliz. Del otro lado de la puerta estaba la oscuridad pero ya no sentía miedo, me llamaba "Javieeeerrrr ggrr, Javieeerrr, Veeeennn, veenn ggrrr con nosotroossssss, ¿dóndeeee essstaassss?". Mi padres me tomaron de las manos y me sentaron en la cama, me daban un beso en la frente y me decían "no te preocupes", Salían por la puerta y me quedaba ahí pensativo, me sentía dichoso. Desperté al otro día con los ojos llorosos y un dolor agudo en la espalda, estaba amaneciendo. Mi mente recordaba el terror que había vivido, pero mi corazón se sentía en calma. Me dirigí al cuarto de vigilancia, faltaba un poco más de una hora para que comenzaran a llegar los empleados, en mi corazón sabía exactamente lo que iba a hacer. Los empleados llegaron, les deje pasar como todos los días y todos me vieron un poco asustados como si sintieran pudieran sentir mi felicidad y no creerlo. En cuanto llego mi jefe renuncie y solicite mi liquidación, por un momento quiso decirme algo pero después de un par de segundos me los concedió.
"Es una pena que te vayas, ¿sabes?, tu perteneces aquí" me dijo y me puso en alerta. "Sí, bueno, creo que mi tarea aquí ya se cumplió" Dije, mi jefe me miro extrañado. "Si algún día quieres reg......" "No creo que vuelva a regresar a trabajar aquí" dije abruptamente. "Bueno, puedes pasar por tu liquidación la semana que viene y dile a Raúl que pase también, no se vaya a escapar de esta también". " ¿Que dijo?" "Nada, nada, si quieren pasen juntos la semana que viene" Me dijo un poco molesto.
Me dirigí a mi otro trabajo y todo fue bien. Esa dicha o felicidad que sentí estando con mis padres me duro al menos tres días durante los cuales dormí como no dormía desde mi niñez. Ese fin de semana decidí ir a ver a Raúl a su casa. Fui un domingo temprano, me abrió su mama cuando llegue a su casa, cuando le explique la situación me indico que pasara porque Raúl no estaba en ese momento porque había ido a misa. Esto me extraño ya que según me había dicho era ateo. Su mama me invito a sentarme en la sala pequeña, me ofreció un café que acepte gustoso. Su madre me interrogo.
"Quisiera preguntarle que sucedió el día que Raúl dejo ir a trabajar, llego aquí muy agitado, tenia calentura y durante la noche se despertaba gritando, parecía que deliraba por lo que lo llevamos al hospital. Estuvo internado tres días y bajo mucho de peso, cuando le preguntamos simplemente nos dijo que había comido algo que le había caído muy mal, después de que lo trajimos a casa nos dijo que quería ir a la iglesia y nos pareció un chiste, el nunca ha creído en dios y la única que es católica es mi hermana, pensamos que el regalo que ella le dio lo mal influencio." dijo su mama un poco preocupada.
"No puedo decirle nada señora, ese día Raúl se fue muy apresurado y no he podido comunicarme con él hasta el momento." Se escucho claramente que alguien abrió la puerta. Raúl entro y cuando me vio palideció, miro a su mama y a mí y no supo que decir. "Mira hijo quien vino, es tu compañero de trabajo", "Ehhh sí, eso veo mama" dijo Raúl. "Raúl, vine a verte porque me tenias muy preocupado, además me autorizaron a decirte que puedes ir por tu liquidación la próxima semana". "No pienso volver ahí" dijo Raúl abruptamente. "Pero Raúl, necesitas el dinero para la escuela." dijo la mama de Raúl. "No te preocupes Raúl, podemos ir juntos la semana próxima", " ¿Qué? ¿ya no trabajas ahí?", "no, renuncie hoy mismo, también traigo la lámpara que olvidaste, me sirvió de mucho". Raúl se quedo viendo la lámpara pensativo y dijo "vamos a mi cuarto quiero mostrarte algo", "Está bien" dije. "Preparare mas café y unas galletas" dijo su mama, "Esta bien mama, por aquí Javier por las escaleras". Llegamos a una habitación modesta pero ordenada con un escritorio y una ventana al fondo que daba hacia la calle, tenía varios libros en las repisas arriba de la cama y pude ver una biblia. También vi un Cristo colgado en una de las paredes. Me senté en la cama, Raúl se sentó pensativo en la silla del escritorio.
" ¿Por que ya no trabajas ahí?" Dijo Raúl. "Bueno, es una larga historia pero vine principalmente para saber que te paso a ti". "Hmmm, no sé a veces dudo que haya pasado pero cuando llega la noche o pienso un poco en ese día siento mucho miedo, a veces pienso que enloquecí". Después de un rato pensando dijo "no sé si me vayas a creer pero, ¿recuerdas que me sentía mal del estomago y fui al sanitario?", "Si, lo recuerdo bien". "Bueno pues entre a uno de los cubículos, deje el radio y la lámpara en el piso y cuando me disponía a salir oí ruidos en el cubículo de al lado, me asome por debajo y vi un pie descalzo como si alguien estuviera en el cubículo de al lado, tarde un par de segundos en asimilarlo, tome la lámpara y salí, El pie seguía ahí cuando salí y cuando iba a abrir la puerta vi que comenzó a moverse, como si bailara pero solo se veía un pie nada más. Cuando abrí la puerta la luz se fue, incluso la de mi lámpara y un miedo muy intenso me inundo el cuerpo. El cuarto se enfrió de inmediato, golpee mi lámpara y destello un poco, en esos pocos destellos me pareció ver que ya no estaba en el sanitario sino en algún otro lugar sin paredes lleno de personas o mejor dicho sombras. Golpee la lámpara nuevamente y encendió muy tenuemente, me dirigí hacia la puerta de salida y sentí que algo me lo impedía como si cientos de brazos me agarraban por la espalda, comencé a oír voces que me reclamaban, me pedían ayuda o decían mi nombre. Ya para entonces pensaba que me estaba volviendo loco y con todas mis fuerzas me dirigí hacia la puerta, cuando la abrí y entro la luz del centro comercial, algo me rasguño en la espalda y sentí que me jalaban de la cadena que me había regalado mi tía. Grite y caí al suelo, me voltee para ver qué era lo que me detenía y pude ver un ser demoniaco y terrible, con una sonrisa maquiavélica llena de dientes grandes y sucios, me llamaba con sus largos dedos y podridos, el olor era nauseabundo, lo podía oír en mi cabeza junto con un conjunto de voces que reclamaban mi ser y mi alma como suyos. Mi mente se negaba a creer lo que estaba viendo. No sé cómo me levante e intente correr hacia el cuarto de vigilancia con la lámpara en la mano, podía oír como alguien decía mi nombre desde esa dirección. Cuando ilumine hacia arriba pude ver al guardia con la cara hinchada y desfigurada pero con la misma sonrisa maquiavélica y burlona que acababa de ver hace un momento. No pude mas y salí corriendo de allí. Corrí sin parar por un par de cuadras, estaba empapado de sudor y por la lluvia, me quede no se cuanto tiempo abajo de la luz de una farola, todavía podía oír esas voces en mi cabeza y me dolía mucho la espalda. No quería alejarme de esa luz, sentía que si me acercaba un poco hacia la oscuridad esa cosa me atraparía o vería esa cara demoniaca. Cuando amaneció y el sol ya se podía ver, me dirigí hacia aquí, quise descansar y no pude. Podía ver entre sueños seres demoniacos oía las voces y sentía esa punzada en mi espalda. No recuerdo más, me dijeron que estuve delirando en el hospital, cuando desperté me preguntaron que sucedió y solo les dije que un sándwich me había caído mal, aunque los médicos no se lo creyeron ya que no tenía ninguna infección intestinal. Al final solo le dijeron a mis padres que había enfermado por exceso de trabajo."
Nos quedamos pensativos un momento y Raúl me dijo sin tapujos "Y a ti, ¿te sucedió algo?"Le conté lo que me había sucedido y volvió a palidecer, cuanto termine la historia, un libro cayo de la repisa sobre la cama aparentemente sin que nadie lo tocara. Nos quedamos mirando un momento, Raúl lo levanto y me dijo "sabes, nunca habría creído en esas cosas si no las hubiera vivido pero ahora no tengo dudas, creo también que ese día la cadena que me regalo mi tía me salvo de esa cosa."
Toc toc, "¿se puede pasar?" dijo la mama de Raúl, "si" respondió Raúl, nos sirvió el café y dejo unas galletas. Después de tomar un sorbo de café Raúl me dijo "Esto es lo que quiero mostrarte". En su computadora tenía un conjunto de noticias de periódicos y algunas fotos sobre el centro comercial.
"He estado investigando sobre el centro comercial y parece que es propenso a los accidentes y hasta desapariciones, mira por ejemplo esta, un guardia del turno nocturno murió salvajemente golpeado en el cuarto de vigilancia, lo atribuyeron a un asalto, sin embargo en este periódico uno de los guardias del turno matutino dijo que el cuarto estaba cerrado desde dentro y no había ningún faltante de mercancía." había muchas noticias sobre accidentes de clientes y del personal que laboraba ahí. Parecía que el centro comercial atraía ese tipo de cosas.
"Mira esta otra noticia, habla sobre una mujer embarazada que entro a los sanitarios y tuvo un aborto ahí mismo. Aquí una persona tomo un cuchillo de los de exhibición y se saco los ojos diciendo que no quería ver las horribles criaturas que estaba ahí, fue llevado a un manicomio. En esta dicen que a dos guardias los encontraron afuera del centro comercial porque oyeron ruidos y rugidos como si un gran animal estuviera dentro del centro comercial, cuando llego la policía y revisaron no había nada. Aquí está el incidente del estacionamiento subterráneo el ataque de las ratas." "Mira, es la foto de nuestro jefe, aparece en un par de fotos pero son de hace muchos años, "Mira, es la foto de nuestro jefe, aparece en un par de fotos pero son de hace muchos años lleva ahí al menos 17 años."
"Hmmm, si tienes razón ahí se ve mucho más joven y sin ojeras", fue lo único que pudimos que averiguar sobre los incidentes que habían sucedido anteriormente en ese centro. Después de esto nos pusimos de acuerdo para ir a cobrar nuestras liquidaciones, Raúl estaba muy renuente a ir pero le asegure que lo acompañaría y además iríamos a medio día. Después de mucho pensarlo lo pude convence, además ya se había inscrito a un curso y necesitaba el dinero.
El día llego para cobrar nuestra liquidación, nos pusimos de acuerdo para vernos en la pequeña fonda donde regularmente desayunábamos y comimos algo. La señora nos hizo la observación que ya no habíamos ido y le comentamos que ya no laborábamos ahí. "¡Qué bien!, espero que les este yendo mejor, el postre va por cuenta de la casa". Esto nos sorprendió debido a que casi nadie te felicitaría por perder un empleo y menos uno bien pagado. Decidimos no hacer preguntas y dirigirnos al centro comercial, justo al llegar, los dos titubeamos por un momento si deberíamos entrar o no, al final entramos decididos y nos dirigimos a la oficina de nuestro jefe. El centro comercial parecía otro lleno de gente y al medio día. Nos dirigimos a la oficina de nuestro jefe tocamos la puerta. "¡Entre!"dijo la voz del otro lado de la puerta, al abrirla nos dimos cuenta que no estaba nuestro jefe habitual sino otra persona. Le indicamos quienes éramos y a que íbamos. "Ah sí, las liquidaciones, su jefe me instruyo sobre esto, no pudo estar aquí hoy porque se ha sentido mal en los últimos días", nos entrego a ambos un sobre con dinero y nos hizo firmar un documento de confidencialidad que nos impedía hablar algo sobre cualquier cosa que hubiera sucedido en el centro comercial, Raúl y yo nos miramos extrañados y lo firmamos sin hacer preguntas. Salimos de ahí rápidamente y en la salida nos abrazamos, nos deseamos suerte mutuamente y no nos volvimos a ver.
Sentado en el sillón de la casa de mis padres, ahora mi casa, un año después de lo sucedido me encuentro leyendo el periódico, hay una noticia sobre el centro comercial. Esta noticia dice que mi jefe a desaparecido sin rastro alguno. Las declaraciones las hace la misma persona que nos entrego las liquidaciones a Raúl y a mí. Se le nota un poco avejentado y se le notan unas inconfundibles ojeras.
P.D. Los nombres han sido cambiados por el contrato de confidencialidad mencionado.
submitted by El-Discrepador to nosleepenespanol [link] [comments]


2018.08.28 17:18 allianceMcloud Estudiante de Intercambio (Parte 3) [O]

Parte 1
Parte 2
En ese preciso instante opté por tirar todo por la ventada y tomé una actitud desenfrenada. Lo había pensado y no creía capaz a M de hacer lo que planeaba, trataría de olvidarlo todo y me enfocaría en tener una buena noche con mis amigos. Acabamos de comer, hablamos de nuestra semana, planeamos hacer senderismo y viajar antes de navidad, bromearon y ridiculizaron la situación actual intentando hacerme sentir mejor. Los mire a todos y me di cuenta que era imposible que hubiera escogido tan bien este grupo, tan diverso, diferente y agradable. Por esa razón, decidí sacar el tequila que había guardado para cuando me llegara mi carta de aceptación.
Tomamos y mucho, tanto que hubo un par que tuvieron que retirarse antes, jugamos los típicos juegos de borrachos que solo hacían que tomaras más. Recuerdo que nos reímos muchísimo y posiblemente por eso y el actual grado de alcohol en mis arterias, no me percate que M había salido con Thomas a fumar y que habían tardado tanto que algunos ya estaban desesperados pues solo los esperábamos a ellos para poder irnos.
Cuando regresaron ya estábamos todos listos para salir e ir algún lugar a bailar y a seguir tomando, quizá a encontrar a más gente y posiblemente tener la suficiente suerte como para no regresar solos a casa. Mientras nos dirigíamos a nuestro bar favorito que se encontraba justo enfrente de los dormitorios una amiga me preguntó sí sabía que estaba pasando con Thomas y M, ya que estaban agarrados de la mano y se mantenían alejados del grupo, además de que cuando fue al baño no los había visto en el balcón, le conteste que no sabía nada al respecto. Supuse que al final ella había reconsiderado su plan y habían acabado juntos en su habitación o algo parecido. Pensé que tal vez sus intenciones habían sido otras desde un inicio y solo había armado toda esa obra para que no la interrogase o molestase por querer acostarse con Thomas. Después del comentario me sentí mucho más tranquilo, además de que ahora otra persona sabría que si le pasaba algo a Thomas la persona a la que automáticamente acudirían seria a M y no a mí.
-Bueno me parecía desde un principio que harían una linda pareja, además de que ya más de una vez me había pedido consejos para acercarse a Thomas y hoy nos mensajeamos antes de la cena para hablar al respecto. Mi amiga siguió con la plática intentando sacarme alguna información al respecto.
-Pues, ya que insistes, no lo sé, la última vez que salimos todos, vi a Thomas muy cerca y encariñado con una chica con la cual se sigue hablando y yo pensé que M era un ser asexual por convicción. Acabe esta oración y me reí un poco.
-La verdad es que siempre pensé que M estaba clavada contigo o que había algún tipo de fricción entre ustedes dos, por eso mismo pregunto, porque si alguien sabe algo de M eres tú, pero bueno tal vez estoy exagerando.
-Claro que no, somos solo amigos, además M es una mujer increíblemente inteligente como para querer algo conmigo y aparte su lista de pretendientes ya es lo suficientemente larga. Justo acabe de hablar cuando mi amiga me abrazo y me dio unas palmadas en el hombro.
Si soy honesto, la verdad es que ya antes había considerado lo que me decía mi amiga pero después de lo que ocurrió esa noche me quedo más que claro que M no sentirá nunca nada romántico por nadie, más que por ella y sus principios. M siendo una mujer increíblemente inteligente se preocupaba por dejar su marca en el mundo, como también en mostrarle al mundo entero que se equivocaba y este tenía que cambiar, aunque fuese a la fuerza.
Llegamos tambaleando al bar, pedimos más alcohol en sus diferentes formas: tequila, cocteles, whiskey, hasta que al final todos teníamos una cerveza. La noche siguió justo como cualquier otra. Un par de amigos y yo habíamos decidido conocer a las nuevas españolas que habían llegado de intercambio y que se mantenían todas sentadas en una esquina casi sin hablar y con cara de estar totalmente perdidas. Justo antes de irme decidí voltear para buscar a Thomas y a M, los encontré cerca de la mesa de billar esperando su turno para jugar, se encontraban en una muy mala forma como para incluso considerar ganar, aun así, me alegré al ver que el plan de M no seguía su curso, ya que por fin notaba esa mirada perdida de M que hacía parecer que se había enganchado al hablar con Thomas.
Casi al llegar a la mesa donde se encontraban las españolas, noté que por la puerta entraba la chica de la que había hablado antes, la novia no oficial de Thomas, se veía increíble y se dirigía a la mesa de billar en busca de Thomas que se encontraba jugando con M. En mi mente aturdida sabía que ese era el momento crítico, sabía que, si Thomas le hacia caso y se iba con ella, nada ocurriría. Me detuve en seco, mis amigos me jalaron, apenas escuche cuando me preguntaban si me daba miedo, pero no podía moverme, estaba hipnotizado por el momento, con todas mis fuerzas recé porque Thomas le hiciera caso, porque él le tomara la palabra y M tuviese que buscar a alguien más, pero por más que le rece a quien sea que estuviera escuchando, esto no ocurrió. Thomas la saludo y cuando ella intento acercarse para darle un beso el le dio la mejilla, señalo a M quien sonreía de mejilla a mejilla, la chica no saludo a M, pero M lo hizo mientras rodeaba la cadera de Thomas con su brazo. No pude ver la expresión de la chica, pero supongo fue desgarradora, se alejo sin darle la espalda a la nueva pareja, choco con la mesa de billar y salió corriendo con su mirada fija al suelo.
Estaba demasiado embriagado o tal vez triste por lo ocurrido para hacer algo al respecto, tal vez por desinterés o por miedo, preferí continuar con lo que mis amigos querían y simplemente decidí ir en busca de las españolas que ya se encontraban hablando con mis otros amigos. Me acerqué, me presenté y me senté en la mesa donde había más cerveza que gente alrededor de la mesa. En efecto las españolas llegaron hace un par de semanas y se morían por conocer a otros estudiantes extranjeros, tal vez gente que como ellas hiciera un Erasmus, eran agradables, inocentes y básicamente lo que todos somos al llegar a un país nuevo. Una chica se acercó a mi y en voz baja me pregunto si sabíamos donde podría conseguir marihuana o algo por el estilo. Para todos aquellos que han vivido en una residencia estudiantil o que han estado de intercambio, saben con certeza que siempre en el bar más concurrido o más cercano a donde se encuentra la mayoría de los estudiantes, siempre hay uno o dos personajes haciéndole platica al barista, tal vez por complicidad o por que llevan años frecuentando el mismo local, personajes que es bueno conocer, pero hasta cierto punto, gente que vende y consume drogas de todo tipo. Nuestro grupo sin duda conocía a estos tipos pues un par de amigos consumían cannabis con frecuencia y que va, en algún momento todos fumamos un porro por diversión. Uno de mis amigos escucho la pregunta de la chica, se echo a reír y sin más le dijo que aquí no era necesario susurrar al respecto, la tomó de la mano y se dirigió al bar donde se encontraba dicho sujeto, al pasar por la mesa de billar y ver a donde se dirigía M lo cogió del codo y le dio un billete.
Me levante con la intensión de detener a mi amigo, de ir con Thomas, de ir con M, pero antes de poder actuar una española con la cual estuve hablando me sujeto del brazo, me pidió que no me fuera y me besó. No busco perdón ni redención, solo quiero que alguien lea esta historia, pues yo sé que ni siquiera intente detenerla en todo lo que llevaba la noche, pero estoy seguro de que muchos hubieran hecho lo mismo, ahí en medio de la noche una mujer hermosa me pidió que no me fuera y me regalo un beso, a mí, alguien que es inseguro, que es un nerd, que es medio alcohólico y que en ese punto de su vida se encontraba perdido. Así me olvide de la droga, de mi amigo y me concentre en Ana Carmen, la chica española.
Mi amigo consiguió la marihuana y un poco de éxtasis, según él para la acción que vendría después. Salimos todos un poco menos embriagados del bar y con el cerebro menos aturdido cruzamos el puente que conducía a una colina de donde se podía ver la ciudad entera iluminada por los faroles que colgaban paralelos a las calles y el cielo que se encontraba despejado y estrellado; ahí fumamos marihuana, las chicas españolas, mi grupo de amigos, M y Thomas, todos charlamos y nos reímos bajo el efecto del alcohol y la marihuana mezclados. En par se fueron yendo mis amigos y las españolas, hasta que solo quedábamos M, Thomas, Ana y yo. Ana insistió en que tomáramos la píldora que nos había dejado mi amigo y siguiéramos la fiesta en su cuarto, yo quería tomar su palabra, pero no me atrevía a dejar a mi amigo y a M a solas, tenía miedo y supe que M lo había leído en mis ojos, por eso se levantó, me ofreció su mano y me pregunto si podíamos hablar. Le pedí a Ana unos minutos para despedirme de mi amiga.
-No te preocupes, ve con ella, no habrá problemas, todo estará bien. – me miro a los ojos y tomo mi mano.
- ¿Puedo confiar en ti entonces? – le pregunté y ella afirmo con su cabeza, me despedí de Thomas con un gesto y les deseé buenas noches.
submitted by allianceMcloud to nosleepenespanol [link] [comments]


Tan Cerca de Mi - Renovación Carismática Católica - YouTube TAN CERCA DE MI -- COVER - YouTube Conoce nueva gente QUE VIVE CERCA DE TI con intragram. Pedro Guerra - Se casaron las chicas (Tan cerca de mi) Cada vez más cerca - Todo por mi hija - YouTube Top 10 Aplicaciones para ligar  Apps Para Buscar Pareja o ... ZACARIAS FERREIRA - ADIOS CHICA DE MI BARRIO - YouTube Madres Solteras. Copyright Iberminuto films 2009. - YouTube El Destapa - YouTube

Escorts y putas cerca de mi ️Chicas ... - govips.com

  1. Tan Cerca de Mi - Renovación Carismática Católica - YouTube
  2. TAN CERCA DE MI -- COVER - YouTube
  3. Conoce nueva gente QUE VIVE CERCA DE TI con intragram.
  4. Pedro Guerra - Se casaron las chicas (Tan cerca de mi)
  5. Cada vez más cerca - Todo por mi hija - YouTube
  6. Top 10 Aplicaciones para ligar Apps Para Buscar Pareja o ...
  7. ZACARIAS FERREIRA - ADIOS CHICA DE MI BARRIO - YouTube
  8. Madres Solteras. Copyright Iberminuto films 2009. - YouTube
  9. El Destapa - YouTube
  10. Brasil y sus bellas mujeres en tanga no dejan nada a la ...

Hola chicas! ¿Cómo están? Aquí una lista de 10 Aplicaciones para encontrar pareja, para ligar, encontrar novio... ¡O COMO LE QUIERAN DECIR! Mi instagram: h... Enjoy the videos and music you love, upload original content, and share it all with friends, family, and the world on YouTube. Broma de peo a mi esposa - Duration: 21 seconds ... La gente hasta a lo bueno le quiere buscar algo negativo. ... Los hombres somos bien peliculeros y más cuando hay mujeres cerca ... Canción del compositor Luis Alfredo Díaz incluída en su disco Maná y Luis Alfredo - Baja a Dios de las nubes del año 1979. Anteriormente había descrito la ca... Iberminuto Made For Mobile Content. Contenido propietario del director. Iberminuto Films. Edicion Primavera 2009. Finalista. Tema: ¿Crisis?... Drama BACHATA ¡Entrá a http://telefe.com/todo-por-mi-hija/ para ver los capítulos completos! La historia de una niña que sufre de violencia y maltrato que encontrará esper... 12 videos Play all Pedro Guerra-Tan cerca de mi-1997 Jorge Luis Tineo Pedro Guerra - Debajo Del Puente (Video) - Duration: 3:24. PedroGuerraVEVO 1,964,971 views CÓMO VER LOS AMIGOS DE FACEBOOK QUE ESTÁN CERCA Y CÓMO DESACTIVAR ESA OPCIÓN POR SEGURIDAD!! - Duration: 2:13. Maestro de Informática y Español. 28,026 views. 2:13. Brasil y sus bellas mujeres en tanga no dejan nada a la imaginación / La otra cara de Brasil 18 de junio 2014 Para más información entra en http://www.cadena...